PEGI +12
PSVITACompra Rocketbirds: Hardboiled Chicken PSN en FNAC
Lanzamiento: · Género: Acción
FICHA TÉCNICA
Desarrollo: Ratloop Asia
Producción:
Distribución: PlayStation Network
Precio: 6,49 €
Jugadores: 1
Formato: Descarga
Textos: Español
Voces: Inglés
Online: No
COMUNIDAD

PUNTÚA:
Rocketbirds: Hardboiled Chicken PSN para PSVITA

#45 en el ranking de PSVITA.
#1979 en el ranking global.
ANÁLISIS

Análisis de Rocketbirds: Hardboiled Chicken PSN para PSVITA

Juan Rubio · 12/2/2013
Una correctísima adaptación de la aventura bidimensional, cargada de diversión y acción retro.
GRÁFICOS
-
SONIDO
-
TOTAL
8
DIVERSIÓN
-
JUGABILIDAD
-
Versión PSVITA.


Apariencia cómica, pero temática adulta

En un principio puede parecer un juego para todos los públicos, pero lo cierto es que Rocketbirds: Hardboiled Chicken oculta un título cargado de violencia y temas adultos tras de sí. Por temas adultos no nos referimos a sexo, sino a comunismo, nazismo, torturas y demás aspectos propias de regímenes extremos que quizá no son los que más tirón tienen en el recreo de la EGB. El juego tiene una edad recomendada de al menos doce años, pero no queremos que los "mayores" obvien este título pensando que es un juego infantilón de dibujitos animados.

El juego nos obliga a hacer un uso inteligente de las armas, aunque sin muchas complicaciones –como el uso de la escopeta para distancias cortas o el de la pistola o la ametralladora pera las largas–, y sabremos cuando habremos arrebatado la vida de las aves con una pequeña explosión plumífera, que no dudará en manchar de sangre el entorno. Podremos realizar golpes cuerpo a cuerpo si estamos lo suficientemente cerca de nuestros enemigos, e incluso mantenerlos en el aire con nuestros disparos. Cuenta también con un clásico de los juegos de disparos de desarrollo lateral, que es agacharnos. Esto no sólo permitirá cubrirnos tras ciertos elementos, sino también esquivar los disparos de enemigos que estén de pie.

Rocketbirds: Hardboiled Chicken también apuesta por la variedad con las fases en ‘jetpack’. Puntualmente tendremos que combatir en el cielo, con una propuesta similar a la de los ‘twin-stick shooters’ –los juegos de disparos en los que controlamos al protagonista con un stick y la dirección de la bala con el otro–, aunque sólo con un stick, ya que hacia donde nos dirijamos será hacia donde nuestro personaje apunte. No son excesivamente largos ni complejos, y es más una transición entretenida entre grupos de niveles con los que romper la "monotonía" del desarrollo.

Ampliando posibilidades

El título que nos ocupa ofrece una aventura razonablemente larga, con quince episodios que en función de nuestra habilidad nos puede durar unas siete horas, aunque obviamente, estos dependerá de la perspicacia que tengamos para resolver los pequeños puzles necesarios para avanzar, o de si nos quedamos atascados en un punto en concreto. La naturaleza del título y su marcado estilo retro lo hacen razonablemente rejugable, aunque más por pura diversión que por desbloquear nuevos elementos.

Por suerte, el juego ofrece un modo multijugador, tanto local como online, que le da un giro de tuerca al juego conocido, y que nos puede tener enganchados a la pantalla algunas horas más. En esta ocasión no es un mero añadido al modo principal, sino que tanto la historia como el planteamiento cambian. Controlamos a dos pollos –a elegir entre seis– con los que nos volveremos a embarcar en una peligrosa aventura para rescatar a la hija del general. La particularidad es que los escenarios han sido modificados para obligarnos a cooperar, ya que además las habilidades de nuestros protagonistas son distintas.