PEGI +12
PSVITACompra Rocketbirds: Hardboiled Chicken PSN en FNAC
Lanzamiento: · Género: Acción
FICHA TÉCNICA
Desarrollo: Ratloop Asia
Producción:
Distribución: PlayStation Network
Precio: 6,49 €
Jugadores: 1
Formato: Descarga
Textos: Español
Voces: Inglés
Online: No
COMUNIDAD

PUNTÚA:
Rocketbirds: Hardboiled Chicken PSN para PSVITA

#48 en el ranking de PSVITA.
#2018 en el ranking global.
ANÁLISIS

Análisis de Rocketbirds: Hardboiled Chicken PSN para PSVITA

Juan Rubio · 12/2/2013
Una correctísima adaptación de la aventura bidimensional, cargada de diversión y acción retro.
GRÁFICOS
-
SONIDO
-
TOTAL
8
DIVERSIÓN
-
JUGABILIDAD
-
Versión PSVITA.

No hace mucho tiempo, hubo una gran expansión de grandes juegos ‘flash’ que alcanzaron gran popularidad. Muchos recordaréis algunos como Alien Hominid que, tras darnos horas de diversión en todos nuestros navegadores de internet, dio el salto a consolas. Otro de los juegos que se expandió jugablemente llegando a otras plataformas tras el paso por el mundo ‘flash’ es Rocketbirds: Revolution!, una disparatada aventura con mucho regusto clásico que tras su paso por otras plataformas, llega ahora a PlayStation Vita para poder acabar con el pingunazismo en cualquier parte. Ahora os lo explicamos.

Los pollos guerreros dan el salto portátil.
Compartir
HD

Rocketbirds: Hardboiled Chicken tiene todos los ingredientes de una película de acción de los años 90, protagonizada por Arnold Schwarzenegger o Sylvester Stallone, aunque con algunos matices. Tenemos ante nosotros un pollo con complejo de héroe de acción, un régimen de pingüinos nazis y mucha acción y plataformeo de desarrollo lateral. Aun a priori incomprensible, este es uno de esos juegos que recupera toda la esencia de los títulos clásicos de los 16 bits, lo llena a rebosar de humor y lo envuelve en una personal apariencia visual para crear una muy interesante propuesta descargable.

Un pollo de acción

Rocketbirds: Hardboiled Chicken no se anda con preliminares. Tras una introducción a la historia de juego tomamos el control de Hardboiled, el "pollo" protagonista que goza de todas las habilidades típicas del héroe de acción. Puede saltar, correr, trepar, usar todo tipo de armas y aniquilar a cualquier enemigo sin ni siquiera pestañear. Tampoco sabe "actuar", no trasmite emociones y no puede evitar mirar a cámara cuando habla. Es, como decimos, el típico héroe de acción, y se recrea en ello desde un punto de vista humorístico. Por ello también el juego no cae en tediosos tutoriales, sino que pasa directamente a la acción y los integra en la jugabilidad y el entorno.

Cuando entramos en la dinámica de juego vemos que está generalmente dividida en fragmentos de exploración que se alternan o intercalan con fragmentos de combate. Las plataformas son una constante y encajan perfectamente con la jugabilidad del título. Esta ofrece una dificultad progresiva, en la que en un primer momento aprenderemos a controlar los movimientos más básicos del personaje, y según avanzamos, vamos descubriendo nuevas armas, y nuevas posibilidades, a la vez que los escenarios y las situaciones se hacen más enrevesadas. Por otra parte, la munición no es ilimitada, pero es fácil encontrar más, mientras que la salud será un bien más preciado que se reducirá si no somos ágiles en el combate.

A pesar de toda la acción que repetimos en estas líneas, Rocketbirds: Hardboiled Chicken también tiene su dosis de puzles. No son excesivamente complejos, pero sí que nos harán pararnos un segundo a pensar. Además de arrastrar cajas o encontrar caminos algo ocultos, una de las herramientas de juego son unas granadas de control mental que permiten controlar a los enemigos. Podemos utilizarlos así como meros títeres para acabar con sus camaradas, pero también será necesario recurrir a ellos para acceder a áreas inalcanzables para nosotros, y que nos ayuden a abrir puertas o pulsar interruptores.

Metacritic