RSSYoutubeTuentiBúscanos en Google+
Noticias
Análisis de Prinny: Can I Really Be The Hero?  para PSP
Lanzamiento: · Género: Plataformas / Aventura
Ficha técnica
Desarrollo: Nippon Ichi Software
Producción:
Distribución: Nis Europe
Precio: 39,95 €
Jugadores: 1
Formato: 1 UMD
Comunidad
Nota de los usuarios: Prinny: Can I Really Be The Hero? para PSP 8.25
25 valoraciones
#45 en el ranking de PSP.
#1112 en el ranking global.

PEGI +7
Compra Prinny: Can I Really Be The Hero?  en FNAC
Avances

Análisis

Trucos

Análisis de Prinny: Can I Really Be The Hero? para PSP

Guía a los prinny en una espectacular aventura para salvar su especie.

Víctor Moyano · 24/6/2009
Gráficos:
8.6 Jugabilidad:
8
Nota final: 8.5
Sonido:
8 Diversión:
9
Disgaea es una de las sagas más queridas dentro del mundo del rol táctico. Caracterizado con un humor más que evidente, una jugabilidad tremendamente adictiva y un sistema de combate de lo más adecuado, los seguidores de este peculiar universo han vivido un sinfín de -hilarantes- aventuras con un equipo de personajes de lo más variopinto. Como suele ocurrir en muchas franquicias, cada videojuego cuenta con personajes e historias nuevas, sin una continuidad evidente, aunque eso sí, conservando diversos detalles que hacen que cualquier título de Disgaea sea reconocible a simple vista. Uno de los aspectos más característicos de este peculiar universo son los prinny, una de las criaturas más abundantes dentro de los juegos de rol de Nippon Ichi, y que, precisamente, son los protagonistas de esta nueva aventura que se desmarca por completo de lo visto en anteriores entregas, estrenando héroe, historia y, contra todo pronóstico, género.

De esta manera, la desarrolladora japonesa nos presenta uno de los plataformas más adictivos del momento para Playstation Portable, juntando el universo de Disgaea, el humor de estos simpáticos personajes y, cómo no, el buen hacer de la compañía nipona que, de nuevo, ha demostrado que cualquier obra que hace se convierte, automáticamente, en una obra digna de estar en la estantería de cualquier jugón.



Esos pobres secundarios


Disgaea siempre ha sido sinónimo de buen humor, y eso se nota desde los primeros compases de la aventura. Si en la tercera parte del Disgaea estuvimos al mando de un pequeño grupo de personajes cuya intención era acabar con el decano de una escuela para demonios por haberle borrado las partidas guardadas de la tarjeta de memoria al protagonista, en esta ocasión serán los prinny los que sufran las consecuencias de estos personajes atípicos. Si bien es cierto que no existen referencias a otros videojuegos de la serie más allá del diseño de las criaturas, muchos de los personajes -y enemigos- aparecerán en esta entrega con nuevos roles y objetivos.

Profundizando un poco en la temática de estos enigmáticos personajes, hay que aclarar que la esencia del prinny es, sin duda, la de sufrir. Estos peculiares seres que en su día fueron humanos, han sufrido una extraña transformación que les obliga a ser esclavos de todo aquel que se considere superior, que es, básicamente, todo ser viviente. Evidentemente existen muchos esclavos como estos, por lo que no es de extrañar que se le utilice para todo tipo de actividades, como por ejemplo conseguir el postre perfecto para una pequeña psicópata demoníaca, que no dudará en acabar con toda la raza si no consigue su tentempié favorito antes de 10 horas. Sí, la historia tiene todas las papeletas para convertirse en una de las más raras del año, pero su puesta en escena, sus diálogos y sus tiernos personajes hacen de ésta, una de las más grandes del mundo del videojuego.

Lamentablemente la historia no cuenta con unos giros argumentales y una solidez tan trabajada como la de las obras anteriores, pero esta entrega para PSP tampoco lo precisa, puesto que el género no necesita constantes cambios o detalles para enganchar al jugador ya que de eso, precisamente, se encarga la jugabilidad. No obstante hay que confirmar que más de una sonrisa esbozará el jugador al ver la actitud de los personajes ante nuestros anti-héroes y, cómo no, al escuchar su magnífico doblaje característico -en inglés-.

De la antigua escuela


La obra de Nippon Ichi comienza, pues, con el cometido de conseguir los ingredientes secretos del postre definitivo, algo que sin duda nos obligará a recorrer numerosas fases de todo tipo: bosques, entornos congelados, paisajes donde el agua lo recubre casi todo, etcétera. La variedad de fases está por encima de todo, lo que juega mucho a favor del título y del jugador, que no parará hasta conseguir el último ingrediente que necesita. Así pues, y tal y como decíamos con anterioridad, la desarrolladora ha aparcado el género del rol táctico para dar paso a un sistema mucho más directo y funcional, que mezcla tanto las plataformas como la acción desenfadada. El desarrollo del juego es completamente en dos dimensiones, con un diseño de fases y personajes excepcional y un toque en 3D que le sienta de maravilla a la obra.

1 2 3 ÚltimaSiguiente
Síguenos
Links relacionados de Prinny: Can I Really Be The Hero?

Últimos análisis de juegos para PSP