PSPCompra Need for Speed Undercover en FNAC
Lanzamiento: · Género: Velocidad
También en: PS3 X360 PC WII PS2 NDS iPhone
FICHA TÉCNICA
Desarrollo: EA Vancouver
Producción:
Distribución: Electronic Arts
Precio: 44,95 €
Jugadores: 1
Formato: 1 UMD
Textos: Español
Voces: Español
COMUNIDAD

PUNTÚA:
Need for Speed Undercover para PSP

#129 en el ranking de PSP.
#3198 en el ranking global.
ANÁLISIS

Análisis de Need for Speed Undercover para PSP

Fernando Fontanet-Bel · 30/12/2008
Need for Speed Undercover arranca con el freno de mano puesto.
GRÁFICOS
4
SONIDO
5
TOTAL
5
DIVERSIÓN
5
JUGABILIDAD
5
Versión PSP. También disponible en PlayStation 3, Xbox 360, Ordenador, Wii, PlayStation 2, Nintendo DS y iPhone.

Vuelve otra edición de una de las franquicias más populares de EA Sports. Lo que empezó con mucho ímpetu como el simulador de velocidad más importante del mercado ha ido disminuyendo su velocidad hasta llegar a Undercover. En la portátil de Sony el juego ha sido uno más de la lista y ya no brinda las novedades que en anteriores ediciones ofrecía éste juego. La jugabilidad, gráficos y diversión ya no son la misma y la saga ha dejado paso a otras que sin tanto renombre han conseguido alcanzar, sino pasar de largo, a NFS. Con Undercover se confirma una tendencia a la baja en cuanto a la calidad general de un juego que, aunque con ápices de diversión, no acaba de cuajar en nuestras PSP.

El evento promocional para el lanzamiento del juego.
Compartir
HD

El hilo argumental de Undercover será diferente que en otras ocasiones pero de la misma índole: carreras ilegales, policía, mafias, etc. En este caso nos pondremos al volante de nuestro coche para convertirnos en el infiltrado de la policía en una banda de carreras ilegales. En este sentido, dejaremos de correr para nosotros mismos o para nuestra propia banda como en las anteriores ediciones Underground para intentar cazar a una serie de delincuentes que nuestra anfitriona en la policía, que como siempre será una apuesta señorita, nos irá desvelando.

A lo largo del juego veremos que no se han producido muchas innovaciones en el campo de la jugabilidad y todo nos sonará como si ya lo hubiéramos jugado antes. Desde el menú de juego hasta el formato de mapas pasando por las mejoras del coche y las diferentes carreras serán algo ya visto y que no aporta nada nuevo a esta edición de Need For Speed. Incluso en la selección del coche que nos pagará, otra vez, la policía, no hay modificaciones.

Podremos optar por un Muscle, el Pontiac Firebird o dos más deportivos, el Mazda 3 o el añejo Nissan 240Z. Siguiendo con los elementos repetidos, contaremos como siempre con un refugio donde acudiremos para elegir entre nuestros coches o tunear por dentro y por fuera los vehículos. En éste apartado poco podemos decir que no se haya dicho ya, repetitivo hasta la saciedad, no se nos permitirá ni tan siquiera reglar los componentes, únicamente instalaremos las novedades con un simple aceptar y seguiremos nuestra carrera sin posibilidad de realizar cambios en profundidad. En el apartado del remozado exterior del coche más de lo mismo. Se nos permitirá pintarlo, añadirle vinilos o piezas para embellecerlos, cosas que podíamos hacer en las anteriores ediciones del juego.

De la frustración inicial a la decepción en carrera

Ya en la carretera, el juego sigue decepcionando. El paso previo a la disputa de una carrera ya no es la búsqueda mediante la circulación libre sino que nos veremos obligados a navegar por un mapa donde se nos mostrarán tres zonas que iremos desbloqueando mediante la victoria en las diferentes pruebas.