RSSYoutubeTuentiBúscanos en Google+
Noticias
Análisis de MotorStorm: Arctic Edge para PSP
Lanzamiento: · Género: Velocidad · También en: PS2
Ficha técnica
Desarrollo: BigBig Studios
Producción:
Distribución: Sony
Precio: 39.99 €
Jugadores: 1-8
Formato: Descarga / UMD
Comunidad
Nota de los usuarios: MotorStorm: Arctic Edge para PSP 8.52
17 valoraciones
#24 en el ranking de PSP.
#708 en el ranking global.

PEGI +12
Compra MotorStorm: Arctic Edge en FNAC
Avances

Análisis

Trucos

Análisis de MotorStorm: Arctic Edge para PSP

Toda la nieve y barro de Alaska salpica a tu PSP. ¿Podrás llegar a la meta?

Ramón Varela · 30/9/2009
Gráficos:
8.5 Jugabilidad:
9
Nota final: 8.9
Sonido:
8.5 Diversión:
9

Toda la nieve y barro de Alaska salpica a tu PSP. ¿Podrás llegar a la meta?


Hasta hace unos años, las adaptaciones de PlayStation 2 en PSP eran algo corrientes dadas las similitudes de potencia en los dos sistemas –no iguales, pero si parecidos-. Con el lento pero visible descenso de títulos para la vieja 128 bits de Sony, PSP ha ido consiguiendo esa personalidad que se echaba en falta durante los primeros años de su lanzamiento, gracias a títulos exclusivos, ya sean de nuevas sagas o adaptaciones de otras conocidas; cabe citar como ejemplo a Gran Turismo, Assassin´s Creed Bloodlines o la próxima entrega de Resident Evil.



Posiblemente los dos últimos títulos destacables que PSP y PlayStation 2 van a compartir son Jak and Daxter: The Lost Frontier y Motorstorm Arctic Edge -el título que nos ocupa-, juegos que, según sus desarrolladores, han sido creados primero con la portátil en mente.

Motorstorm Arctic Edge es la última incorporación a la saga de velocidad arcade desenfrenada que debutó en PlayStation 3, casi como título de lanzamiento, de la mano de Evolution Studios. El estudio, habituado a los títulos de Rally (numerosos WRC en PlayStation 2 los avalan) decidió cambiar la simulación y comportamientos realistas de los vehículos por la diversión desenfrenada que ofrecen los quad, motos de cross y camiones, en territorios salvajes como el Cañón en Arizona. Pacific Rift, el segundo Motorstorm, lanzado en 2008, cambió de aires gracias a una mayor variedad de entornos en una isla perdida, un enclave que ofrece playas, junglas o tierras volcánicas.

Arctic Edge, desarrollado parcialmente durante el desarrollo de Pacific Rift, ha corrido a cargo de Bigbig Studios, subsidiaria de Evolution, equipo con bastante experiencia en juegos de velocidad para la portátil, como demuestra la saga Pursuit Force. En esta ocasión, las expectativas han sido altas pues se trata de una saga bien valorada en la nueva generación, espectacular y con muchos seguidores, especialmente por sus modos multijugador.

Bigbig ha trasladado las carreras de Motorstorm a posiblemente el último terreno que faltaba por conocer: el frío hielo de Alaska. En parte, se cae en el defecto que se achacó al primer juego, la excesiva repetición de la ambientación, pero a tenor de los resultados no podemos poner demasiadas quejas. Desde el vídeo introductorio, Arctic Edge nos descubre los peligros de este nuevo entorno bello pero hostil, que en ocasiones cambia la superficie de nieve por barro y hielo.

Al igual que ocurriese en anteriores entregas, Arctic Edge divide los vehículos del juego en diferentes clases, que son las que diferencian el estilo de conducción, la velocidad y la maniobrabilidad. Como siempre, las motos preparadas para estas superficies son las más manejables y de rápida aceleración, aunque su velocidad punta y fragilidad son un serio problema; a ellas se suman las moto nieves, los ATV (o quads), los vehículos buggy y coches de rally (ambos los más equilibrados del garaje), los buggy de nieve, camiones y máquinas quita-nieves, las cuales se mueven de una manera tosca pero pueden llevarse por delante a la mayoría de competidores. En total, ocho clases con 24 vehículos, con la posibilidad de modificar algunos aspectos del vehículo como pegatinas de patrocinadores, tubos de escape y alerones; en cualquier caso, la belleza de las carrocerías nunca ha sido el fuerte de Motorstorm. Sólo un vehículo de cada clase estará disponible al principio, pero el resto se irán desbloqueando según avanzamos en el juego.

MotorStorm: Arctic Edge

Algunos de los interrogantes de esta versión respecto a PlayStation 3 en torno a los circuitos quedan resueltas tras unas partidas en alguno de los doce escenarios en los que podemos correr. La interactividad con elementos como el propio terreno –algo que resultó muy llamativo en el primer Motorstorm- o las particularidades de las montañas nevadas –avalanchas o superficies heladas que se agrietan, por ejemplo- siguen manteniendo esa espectacularidad no sólo gráfica, ya que también nos pueden afectar en la segunda vuelta. En definitiva, un escenario "vivo" que cambia de forma dinámica, siempre hablando de una manera limitada a las características de PSP, pero sin comparación con otros juegos vistos en portátil.

1 2 3 ÚltimaSiguiente
Síguenos
Links relacionados de MotorStorm: Arctic Edge

Últimos análisis de juegos para PSP