PEGI +18
PSPCompra Grand Theft Auto: Liberty City Stories en FNAC
Lanzamiento: · Género: Acción
También en: PS2
FICHA TÉCNICA
Desarrollo: Rockstar North
Producción:
Distribución: Take 2
Precio: 54.99 €
Jugadores: 1-6
Formato: UMD
Textos: Español
Voces: Inglés
COMUNIDAD

PUNTÚA:
Grand Theft Auto: Liberty City Stories para PSP

#37 en el ranking de PSP.
#1003 en el ranking global.
ANÁLISIS

Análisis de Grand Theft Auto: Liberty City Stories para PSP

Daniel Escandell · 28/11/2005
El mundo del crimen organizado amenaza con tomar también el control sobre PlayStation Portable mientras nos cuenta las historias de la emblemática Liberty City.
GRÁFICOS
8.7
SONIDO
9
TOTAL
8.8
DIVERSIÓN
9.5
JUGABILIDAD
8.5
Versión PSP. También disponible en PlayStation 2.

Lo que empezó como un juego notablemente minoritario en el mundo de los ordenadores personales y PlayStation allá por 1998, cuando sus programadores todavía eran conocidos como DMA Design y su nombre se asociaba, ante todo, con Lemmings, consiguió con el paso a las tres dimensiones en PlayStation 2 que nos ofrecieron a través de GTA III ampliar el concepto de libertad en un videojuego y calar hondo entre crítica y público. Esta fórmula se depuró en Vice City y alcanzó nuevos hitos en el soberbio San Andreas. De este modo, la saga Grand Theft Auto se ha labrado una posición preferente ante muchos jugadores, y ahora llega a la portátil de Sony.

No es el primer título de la saga para portátiles, ya que ha habido entregas en Game Boy Color (cedidas a Tarantula Studios) y Game Boy Advance (a cargo de Digital Eclipse Software), pero sí es el primero de su clase que se enmarca en el estilo de juego tridimensional de las últimas entregas (para PS2, Xbox, y PC) y programado con una activa participación de Rockstar North, es decir, los padres de la saga y responsables de las entregas para los sistemas domésticos. Es así como ésta es la primera que el equipo se implica en un desarrollo portátil, lo que nos da una buena idea de las ambiciones con las que se abordó este proyecto.

La historia que nos cuentan en Liberty City Stories nos devuelve a la mítica ciudad de Liberty City, donde tuvieron lugar los hechos de la tercera entrega de la serie, pero en esta ocasión durante 1998, es decir, un poco antes de que todo tuviese lugar. De este modo, muchos de los entornos resultarán familiares a quienes jugasen a esa entrega, pues, de hecho, las tres islas que conforman esta ciudad y que aparecían en PlayStation 2 están recogidas también en la pequeña PSP con una calidad muy elevada en líneas generales. Como es lógico, no siempre está a la altura de la consola doméstica de Sony, pero hay que reconocer que mantiene el tipo excelentemente y en ocasiones mejora algunas zonas, con efectos de iluminación mucho más elaborados y, en consecuencia, con modificaciones ambientales superiores, también en todo lo referente a la climatología. Además, por si había alguna duda, toda calle, callejón, carretera y camino que hubiese en PS2, está en PSP, con algunas diferencias derivadas, tan sólo, de que las historias de ambos juegos no coinciden en el tiempo y, por tanto, hay pequeños cambios, como zonas en construcción, negocios que cambiarán de manos, etc.

Tomaremos el papel de Toni Cipriani, un matón más espabilado de lo que parece al principio, que trabaja para Salvatore Leone, aunque el gran capo mafioso no confiará demasiado en nosotros y en un primer momento nos pondrá bajo las órdenes de Vincenzo, uno de sus hombres de confianza. Poco a poco, sin embargo, iremos consiguiendo su respeto para convertirnos en su mano derecha, pero no será una tarea fácil, sino al contrario: una labor sucia, llena de plomo, sangre y muchos neumáticos quemados. Abrirse camino hacia posiciones dominantes en la familia, mientras ésta se ve acosada por competidores de todo tipo (desde clanes rivales hasta las tríadas y los yakuza), nos exigirá afrontar multitud de misiones de todo tipo, que pueden ir desde rescatar a algunos hombres que están siendo acosados por la policía, hasta acabar con un grupo de matones.

Por suerte o por desgracia, aunque las primeras misiones son claramente orientativas, destinadas a que nos demos unos paseos de reconocimiento por las primeras zonas de juego y asumamos las pautas y mecánicas de juego esenciales (conducir, disparar, pelear...), el juego no tarda demasiado en plantearnos retos reales en los que esos primeros objetivos sencillos y asequibles darán paso a misiones arriesgadas y complejas que nos exigirán habilidad.

El juego se estructura, como es habitual, en una serie de misiones en las que en cada una se nos da un objetivo (en ocasiones más, pero en cualquier caso de forma secuencial), ya sea matar a cierto personaje, llevar a alguien a un lugar determinado, recolectar cierta cantidad de objetos o dinero, etc. Estas misiones nos suelen reportar beneficios económicos y, aunque no se presentan de manera lineal, pues tendremos la posibilidad de ir afrontándolas con cierta libertad. Así, por ejemplo, una vez hayamos completado las primeras misiones de Vincenzo, podremos realizar un par más para otro personaje que nos dará, asimismo, la posibilidad de hacer trabajos para un tercero. En este contexto, podremos ir haciendo unas u otras según nos apetezca más. Por supuesto, hay misiones ineludibles que hacen avanzar la historia, y otras son totalmente opcionales, como convertirnos en un conductor de taxis para sacarnos unos dólares o hacer demostraciones de vehículos a compradores potenciales. Estos son tan sólo unos pequeños ejemplos, pero desde luego hay muchas más opciones, como el tradicional reparto de pizza, o en un giro bastante irónico hacernos con un vehículo policial para patrullar por las calles de la ciudad. Quien lo prefiera, podrá dedicarse al robo selectivo de coches por encargo, una actividad tan lucrativa como cabría esperar. Siempre hay algo que hacer en Liberty City.