PEGI +3
PSPCompra Beaterator en FNAC
Lanzamiento: · Género: Musical
FICHA TÉCNICA
Desarrollo: Rockstar
Producción:
Distribución: Take-Two
Precio: 29.95 €
Jugadores: 1
Formato: 1 UMD
Textos: Español
Voces: Inglés
Online: Sí
COMUNIDAD

PUNTÚA:
Beaterator para PSP

Insuficientes votos para figurar en los rankings.
ANÁLISIS

Análisis de Beaterator para PSP

Damián Riera Muñoz · 14/10/2009
Coge tus cascos y prepárate para crear, pinchar y editar tus propios temas en este excelente editor musical para PSP.
GRÁFICOS
7
SONIDO
9.5
TOTAL
8.5
DIVERSIÓN
8
JUGABILIDAD
9
Versión PSP.

La edición musical electrónica ha dejado la exclusividad de los estudios de creación y grabación y ha llegado a nuestros hogares: Beaterator está aquí, en nuestras portátiles, y sin duda ha venido para sentar precedente en el mundo del ocio electrónico. No es un videojuego al uso, de eso no cabe la menor duda, aunque sí que ciertamente puede entretenernos y mantenernos pegados a la pantalla de nuestra PSP durante horas. Sin llegar a la complejidad de los secuenciadores y editores musicales de las plataformas de ordenador (esto es, los programas utilizados por los profesionales del sector musical), Beaterator se nos presenta como una apuesta compleja y completa para la que, ciertamente, hace falta tener un mínimo de oído y cierta intuición musical.

Una potente herramienta musical en tu portátil.
Compartir
HD

No es un producto para cualquier jugador, aunque eso no constituye, ni mucho menos, un agravio. Es un producto que pretende mostrar a gran cantidad de personas las características básicas de la edición musical, al menos en lo que respecta a la música electrónica, uno de los mercados florecientes de la industria musical actual. Si bien es un juego que se limita exclusivamente a diferentes estilos dentro del género electrónico (house, techno, drum’n’bass, breakbeat, y una gran cantidad de estilos de nombre casi impronunciable), esta limitación hace que la profundidad del trabajo sobre cada estilo sea mucho mayor. Faltaría más, ya que es el mismísimo Timbaland quien apadrina el proyecto, y quien nos asesorará en el extenso tutorial que da presentación al juego al introducir el UMD del mismo dentro de la consola.

¿Y quién es el tal Timbaland?, preguntarán los ajenos al tema. Resulta que el citado personaje es un productor musical americano dedicado, casi enteramente, a la música electrónica y el hip hop. Uno de los más carismáticos y mediáticos del género, cabría añadir. Y uno de los mejor pagados, también. Con él han cantado personajes de la talla de Shakira o Justin Timberlake, y en su registro de producciones se cuentan nombres como los de Madonna o The Pussycat Dolls, nada más y nada menos. Pues bien, él es uno de los principales responsables de que el proyecto Beaterator se haya llevado a buen término. Y, sin duda, el resultado, en colaboración con Rockstar, ha sido excelente.

Pincha tu música en vivo

Al inicio del juego, se nos planteará la posibilidad de realizar música en vivo y en directo o de meternos directamente en el editor musical, en el cual podremos modificar los temas ofrecidos por el juego o crear desde cero temas propios. La verdad es que la primera modalidad de las mencionadas se nos antoja un tanto obsoleta, ya que únicamente nos servirá como divertimento ocasional, para presumir de nuestros conocimientos y habilidades como DJ delante de nuestros amigos o para pasar un bien rato combinando sonidos a gusto, aunque sin demasiados miramientos, dado que la interfaz tampoco da para mucho.

En este modo de juego, veremos la figura de Timbaland delante de una mesa de mezclas, y podremos ir añadiendo y cambiando diferentes pistas del tema que queramos crear en directo. Las diferentes pistas instrumentales las seleccionaremos entre un plantel de acordes, patrones melódicos o bases rítmicas mediante su asignación a los diferentes botones de la consola. Podremos ir rotando entre las diferentes pistas instrumentales con la cruceta de control, y una vez situados en la que deseemos cambiar, podremos seleccionar el loop o patrón que más nos convenga para el tipo de tema que queramos realizar, utilizando los cuatro botones frontales de la consola.

Por otro lado, mediante los botones laterales de la consola podremos asignar nuevos sonidos y patrones rítmicos o melódicos a los botones frontales, dentro de cada pista instrumental, todo ello mientras la música sigue sonando. También podremos grabar nuestro tema, cargar los temas que tengamos grabados de antemano e, incluso, utilizar diferentes plantillas musicales sobre las cuales construir nuestras creaciones. Si bien es éste un modo entretenido, no es donde encontraremos, ni mucho menos, toda la chicha del título, la cual encontraremos en el modo Estudio.