Vandal
PEGI +18
PlayStation 4
FICHA TÉCNICA
Desarrollo: DICE
Producción: Electronic Arts
Distribución: Electronic Arts
Precio: 69,99 €
Jugadores: 1
Formato: Blu-ray
Textos: Español
Voces: Español
Online: hasta 64 jugadores
COMUNIDAD

PUNTÚA
Battlefield 1 para PlayStation 4

ANÁLISIS

Análisis de Battlefield 1 para PS4

Alfonso Arribas ·
Vuelve Battlefield, y lo hace cambiando la tecnología por la pólvora y el acero, para ofrecernos de nuevo un excelente y espectacular juego de acción.
GRÁFICOS
9.5
SONIDO
9.5
NOTA
9
DIVERSIÓN
9
JUGABILIDAD
9
Versión PS4. También disponible en Ordenador y Xbox One.

Desde que en mayo se anunciara que Battlefield 1 estaría ambientado en la 1ª Guerra Mundial, la gran mayoría de seguidores de la saga se lanzó a apoyar una iniciativa muy valiente por parte de DICE, ya que decidía abandonar la guerra moderna y no caer en la moda de la guerra futurista que se ha hecho tan popular dentro del género. Este arriesgado cambio de rumbo, que hoy se muestra muy acertado, nos adentra en la Gran Guerra, un conflicto armado mundial que dio comienzo en julio de 1914 y finalizó en noviembre de 1918. Pese a que originalmente esta guerra se concibió como una contienda rápida que pondría fin a todas las guerras, lo que realmente comenzó fue uno de los conflictos más longevos y encarnizados de la historia.

Varios fueron los motivos que modificaron el conflicto, sin embargo, el más importante de todos es que ante los ojos del mundo surgía el inicio de la guerra moderna. La tecnología permitía diseñar tanques de varias toneladas, los aviones ofrecían nuevas estrategias bélicas y nuevas armas tremendamente destructivas arrasaban con la infantería. Todo esto ocasionó que las antiguas estrategias militares fuesen inútiles y que, por primera vez, el conflicto militar y civil tuviese una escala global. Es aquí, en este transcendental punto de la historia, donde nos sitúa Battlefield 1.

Adaptando la guerra

No cabe duda de que representar esta realidad era complicado pues, no solo hay que ser fieles a la historia, sino también hacer que funcione en términos jugables. En este sentido, Battlefield 1 sigue siendo puro Battlefield; mismo sistema de control y mismas sensaciones en el campo de batalla, por lo que es un título que no sorprenderá a los fans, sin embargo, incluye novedades. El factor más importante es que se han modificado todas las armas para incluir el armamento original de la época, algo que también afecta a los vehículos y, pese al renovado plantel, el título sigue ofreciendo un control realista, contundente y tremendamente divertido.

Atacar con un sable desde el caballo es una mecánica realmente efectiva.

Notaremos que ahora las armas exigen de una mayor habilidad dada la ausencia de tecnología, y que los vehículos, sobre todo en el aire, ahora son más lentos y toscos de manejar. Estas sensaciones de control más naturales añaden un factor fundamental en este tipo de videojuegos, y es que la habilidad premia por encima de las ayudas, algo que no sucedía en anteriores entregas por el tipo de conflicto en el que nos adentrábamos. Todo esto hace de Battlefield 1 un videojuego más complicado, pero también mucho más satisfactorio a nivel jugable, ya que sentimos una mayor aportación personal en los logros obtenidos.

En definitiva, DICE ha sabido capturar perfectamente la esencia de una guerra que combinó de forma sorprendente las armas más tradicionales con las tecnologías más avanzadas de la época. Esos contrastes bélicos tan exagerados han sido perfectamente equilibrados y todo el conflicto, ya sea en tierra, mar o aire, se siente realista y compensado. Sin duda, la desarrolladora sueca ha realizado un trabajo sensacional de adaptación para conseguir que el nuevo Battlefield se sienta parte de la saga, sea fiel a la historia y ofrezca algo nuevo en el género.

Armamento y vehículos nuevos

Mediante los Battlepacks podremos obtener nuevos diseños de armas.

Uno de los factores fundamentales para conseguir estos grandes resultados jugables, ha sido la fiel recreación de todo el armamento bélico de la época. En esta nueva entrega dispondremos de escopetas, fusiles, subfusiles, pistolas, rifles de francotirador, ametralladoras o granadas y, aunque ofrecen variedad, el número se ha reducido drásticamente respecto a Battlefield 4. Esta escasez de armas, incomprensible en un videojuego de estas características, es tal vez el fallo jugable más significativo. Pese a todo, las armas cuentan con una fiel recreación estética, incluyendo modelos tan míticos como la pistola P08 alemana, la ametralladora Lewis belga o el rifle de cerrojo Martini-Henry del ejército británico. Lógicamente, las armas cuentan con un comportamiento idéntico al real, ofreciendo estadísticas como: daño, precisión o munición para que podamos compararlas y elegir bien nuestro equipo.

Dichas armas se podrán personalizar visualmente gracias a los Battlepacks. Estas cajas, que incluirán distintos acabados estéticos con varios niveles de rareza, nos darán un aspecto único. De la misma manera, podremos entrar en el menú de personalización (siempre dentro de una partida) para modificar la mira, el cañón o los aumentos, elementos importantes, pero claramente insuficientes si tenemos en cuenta las opciones de configuración de anteriores entregas. Por último, debemos recordar que se pueden adquirir Battlepacks de distintos tipos mediante dinero real o con la destrucción de skins.

Lo combates aéreos siguen ofreciendo momentos espectaculares.

Battlefield 1 incluye vehículos militares como tanques ligeros y pesados, coches, cazas, bombarderos, barcos y por primera vez, caballos. Aunque a priori pueden considerarse suficientes vehículos para disfrutar en el campo de batalla y existe una gran personalización, hay menor variedad y cantidad de lo que estamos acostumbrados a ver en la franquicia y eso hará que inevitablemente la jugabilidad tienda a repetirse. Para intentar compensar este apartado, cada mapa incluirá vehículos especiales como un tren acorazado, un buque destructor o un gigantesco dirigible.

La escasez de armas y vehículos es uno de los puntos flojos de Battlefield 1.

Aun así, echamos en falta mayor variedad y número de armas y vehículos, algo que EA pretende compensar con el Pase de Temporada con un coste de 49,99€, que incluirá 16 nuevos mapas, operaciones adicionales, 20 nuevas armas, nuevos modos de juego, más vehículos, nuevas Clases Élite e incluso nuevos ejércitos. Está claro que el mercado actual convive con estos contenidos adicionales, pero es abusivo pagar tanto dinero por un contenido que en parte debería incluirse en Battlefield 1.

Nuevas clases

Buscando mejorar el nivel de personalización, Battlefield 1 ofrece un total de cuatro clases: la primera de ellas es Asalto, una clase equipada con escopetas y subfusiles que utiliza explosivos como dinamita, granadas antitanque, cañón antiblindaje o minas para mermar las capacidades ofensivas de los vehículos enemigos; otra opción es Médico, para asistir a los jugadores caídos y curar a los que estén en una situación complicada, y para ello contamos con jeringuillas de reanimación, cajas médicas y bolsas de vendas. Sin embargo, también es una clase bien equipada ya que cuenta con un nutrido catálogo de fusiles automáticos y semiautomáticos, seguramente las armas más "modernas" del conflicto.

La tercera clase es Apoyo, en ella contaremos con todo tipo de ametralladoras de gran calibre y objetos especiales como el mortero, la bolsa de munición o la herramienta para reparar todo tipo de vehículos. Por último, podremos elegir Francotirador, con la que dispondremos de rifles de cerrojo y de infantería, así como un buen número de ayudas que irán desde una bomba trampa, a una pistola de bengalas para marcar objetivos, pasando por proyectiles antiblindaje, escudos, señuelos o periscopios. Sin duda, si a la potencia de su armamento le unimos la gran cantidad de complementos disponibles, esta clase es una de las más favorecidas, aunque exigirá mucha habilidad.

Cada una de las cuatro clases ofrece armamento y características únicas.

Estas cuatro clases, que unifican algunas de las ya existentes, consiguen un gran equilibrio en el campo de batalla, sin embargo, Battlefield 1 incorpora también algunas especiales. Una de ellas es Piloto, que activaremos automáticamente al coger un vehículo aéreo y que irá equipada con una pistola, una carabina, bengalas y una herramienta de reparación; Piloto de Tanque, básicamente la misma clase que la anterior, pero con granadas antitanque; o Caballería, equipándonos con un sable y un fusil cuando subimos al caballo. Esta clase, que es una de las más novedosas del título, ofrece la posibilidad de movernos rápidamente, asestar terribles cortes con nuestra espada y disparar, aunque solo podremos hacerlo desde la cadera.

Otro añadido interesante de Battlefield 1 son las Clases Élite, que podremos activar recogiendo cajas especiales que aparecerán por los mapas, y nos permitirán llevar un enorme blindaje y disparar la temible ametralladora MG 08/15, quemar a los soldados enemigos portando un lanzallamas o hacer uso del rifle M1918 que acabará con cualquier vehículo que se ponga en nuestro punto de mira. Con estas Clases Élite, las especiales y las cuatro básicas, se ha creado un campo de batalla compensado, adaptado a todo tipo de jugadores y con variables muy interesantes para equilibrar y dar dinamismo al conflicto.

Todas las clases irán equipadas con una máscara de gas.

Diferentes modos de vivir la guerra

Adentrándonos primero en el multijugador de Battlefield 1, se incluyen un total de 6 modos de juego: Asalto, Conquista, Dominación, Palomas de Guerra, TCT: Equipo y el novedoso Operaciones. Todos ellos contarán con un máximo de 64 jugadores simultáneos, reduciéndose ese número según el modo o las características del servidor. Empezando por los clásicos, Asalto ofrece batallas en las que un equipo debe avanzar hasta la base enemiga y el otro debe evitar su ataque; Conquista es el modo más exitoso hasta la fecha dentro de la franquicia y aquí nuestro objetivo es dominar los distintos puntos del mapa en una guerra total.

Por su parte, Dominación nos obliga a controlar distintos puntos, pero los mapas son más reducidos y no tendremos vehículos, lo que garantiza una guerra más cercana y enfrentamientos más directos. Un nuevo es Palomas de guerra, en el que tendremos que capturar a una paloma, protegerla y conseguir enviar un total de tres para ganar la partida. Finalmente, TCT: Equipos es un modo en el que los dos bandos se enfrentan con el único objetivo de acabar con el equipo rival. Es importante mencionar que podremos jugar a estos modos mediante Partida Rápida, entrando en una Partida Personalizada o utilizando filtros entre los distintos servidores disponibles.

Conquista sigue ofreciendo la experiencia más completa.

Todos estos modos incorporan novedades interesantes, ya sea en el planteamiento o en la forma y, aunque no son ninguna revolución, su adaptación a la 1ª Guerra Mundial no se resiente y siguen siendo tremendamente adictivos. Además, como seña de identidad de la franquicia, son bastante extensos con partidas de entre 30/45 minutos. En este sentido, un modo que ofrece experiencias más largas y que a su vez es la principal novedad de Battlefield 1 es Operaciones. Aquí, con cuatro conflictos diferentes y como si de una guerra real se tratase, un equipo tendrá que defender un mapa zona por zona y con distintos puntos de conquista, mientras el otro ataca para intentar dominarlos. Sin embargo, los atacantes tendrán un número limitado de soldados por oleada, lo que añade más emoción a las partidas.

Operaciones es la principal novedad y el mejor acercamiento a una guerra real.

La parte más sorprendente de este modo es que, en caso de que los atacantes consigan replegar por completo al ejercito enemigo, el modo avanzará a un nuevo mapa. Esta localización tendrá que ser nuevamente defendida por un ejército y atacada por el otro, lo que consigue crear partidas de más de una hora de duración. Sin duda, el planteamiento de esta guerra de trincheras, con cinemáticas para explicar la situación y un desarrollo muy dinámico, ofrecen el acercamiento más realista que se haya visto a una guerra de estas características en el multijugador de un videojuego.

Un héroe para la historia

Como viene siendo habitual, con cada partida iremos consiguiendo puntos de experiencia (XP) que nos permitirán ganar Bonos de Guerra para desbloquear armamento más avanzado. Además, iremos subiendo también el nivel de la clase que utilicemos, algo fundamental para desbloquear objetos únicos. Debido a esto, necesitaremos un cierto nivel de clase y un número determinado de Bonos de Guerra para comprar armas, aunque si son genéricas solo requerirán de Bonos de Guerra.

Este arsenal, que podremos consultar desde el menú inicial o mientras jugamos, solo podrá ser modificado durante la partida, algo completamente incomprensible, ya que esta tarea nos resta minutos de juego cuando se podría hacer con tranquilidad en el menú inicial. De la misma forma, en el menú de inicio tampoco podremos editar los distintos espacios disponibles para configurar las clases, algo nuevamente mal diseñado ya que requiere tiempo y dedicación.

El nuevo sistema de puntuación es mucho más gratificante.

Otra gran novedad es el nuevo sistema de progresión diseñado para Battlefield 1, que premia por encima de todo el daño que realicemos y los objetivos que cumplamos. Es por ello que, al contrario que en anteriores entregas, no se premia la baja, sino el daño realizado. Sin duda, un mecanismo de valoración mucho más justo. Además, DICE ha puesto mucho interés en premiar positivamente a los jugadores que realicen las acciones requeridas por cada modo.

Por último, se han querido potenciar las Escuadras. Estas formaciones de cinco soldados contarán con un líder que podrá ir marcando objetivos al resto de jugadores. Las órdenes, que aparecerán reflejadas en la pantalla, nos permitirán obtener una gran cantidad de puntos extra, así como una valoración superior de todo el equipo. Estas escuadras son cada vez más importantes y, además de permitirnos reaparecer junto a nuestros compañeros en el campo de batalla, contribuyen a un juego más organizado y directo.

Las escuadras ofrecen una experiencia más realista.

Esta nueva entrega de Battlefield incluye Medallas que, mediante el cumplimiento de diferentes objetivos según la clase, el modo, el arma o el vehículo, nos recompensarán con puntos de experiencia adicionales. Además, se incluyen medallas semanales que se irán renovando para ofrecer nuevos retos. Estas nos otorgarán también Chapas, un coleccionable mítico en la saga que servirá para mostrar nuestros logros y diferenciarnos del resto de jugadores.

Con todos estos movimientos, Battlefield 1 ofrece una jugabilidad más controlada y realista, lo que garantiza una experiencia más satisfactoria, ya que si queremos progresar vamos a tener que ayudar a nuestra escuadra, conseguir los objetivos y centrarnos en dañar a los enemigos, evitando así la proliferación del típico jugador dedicado a buscar muertes fáciles, campear o no realizar los objetivos fijados.

El diseño jugable y artístico de los mapas es excepcional.

El mundo en guerra

Para conseguir que esta jugabilidad fluya de manera divertida, es fundamental tener un variado y bien diseñado plantel de mapas. En esta nueva entrega existen un total 9 diferentes, todos ellos con un acabado audiovisual espectacular. Vamos a viajar a bosques, desiertos, ciudades, costas o interminables llanuras arrasadas por la guerra. Todos estos mapas, inspirados en localizaciones reales de la 1ª Guerra Mundial, cuentan con un tamaño enorme y dan cabida a un conflicto armado efectivo a todos los niveles. Debido a esto, como viene siendo habitual en la franquicia, tendremos que recorrer largas distancias para llegar a posiciones clave, por lo que, aunque existen vehículos y puntos de reaparición dinámicos, será muy importante movernos con inteligencia por el campo de batalla.

Todos estos mapas cuentan con elementos climáticos dinámicos que modificarán parcial o totalmente la jugabilidad. Densas nieblas, tormentas de arena o lluvias, cambiarán nuestra forma de jugar porque, por ejemplo, los aviones perderán a sus objetivos en las nubes, los francotiradores no verán a largas distancias, o los tanques quedarán expuestos a los explosivos. Estos cambios, que serán habituales en las partidas de mayor duración, hacen si cabe más realista la propuesta jugable.

El uso de armamento especial puede cambiar el rumbo del combate.

Los mapas también incluyen armas y vehículos especiales que aparecerá para equilibrar el campo de batalla. Debido a esto, podremos controlar trenes acorazados, enormes dirigibles o buques destructores que, de una u otra forma, cambiarán el devenir de la partida y nos obligarán a centrar nuestro interés en acabar con ellos. Sin duda, los mapas cuentan con un diseño de niveles muy acertado, una variabilidad dinámica que hace cada partida diferente y una ambientación audiovisual espectacular.

Visualmente increíble

Uno de los factores más destacables de Battlefield 1 es su increíble acabado visual y sonoro. De nuevo, el videojuego hace uso del polivalente motor gráfico Frostbite, utilizado en los anteriores títulos de la saga con excelentes resultados. Sin embargo, en esta ocasión DICE ha ido un paso más allá y la versión de PC es un auténtico prodigio técnico. El trabajo de modelado, texturizado, implementación de partículas e iluminación de los espacios es simplemente brillante, y consigue transmitir como nunca antes se había visto en un videojuego de estas características todo el realismo y las sensaciones del campo de batalla.

El realismo visual permite una enorme inmersión.

Gracias al excelente trabajo realizado, cada mapa se siente único y los cambios climáticos ofrecerán un realismo sensacional. Pero estos entornos no son meros decorados, ya que la arquitectura se irá rompiendo con la evolución del conflicto y esto modificará nuestra forma de jugar. No cabe duda de que se ha hecho un trabajo sensacional a nivel visual, manteniendo en PC unos estables 60 fotogramas por segundo a 1080p con todos los parámetros a Ultra, lo que supone una experiencia aún más inmersiva y realista.

Las localizaciones se irán destruyendo con el avance de la partida, algo que no solo es visualmente espectacular, sino que también afecta a la jugabilidad.

Todas estas alabanzas son igualmente aplicables al apartado sonoro. Battlefield 1 cuenta con una fiel recreación de todos los sonidos de armas y vehículos de la época, quedando equilibrados en una contundente mezcla sonora cargada de detalles. Por otra parte, el videojuego está completamente doblado al castellano con un buen reparto de voces. Para cerrar un apartado sobresaliente, la banda sonora es fantástica, incluyendo acordes clásicos de la saga y momentos muy emotivos.

En PlayStation 4 y Xbox One, el apartado gráfico no sobresale tanto como en PC: las texturas presentan un acabado inferior, no hay tanta cantidad de partículas en el entorno y el sistema de iluminación no es tan complejo, lo que da como resultado una apariencia visual no tan rica en detalles. Pese a todo, la versión de consolas transmite de igual forma el conflicto y, salvo por la evidente y necesaria comparación, no vamos a notar un cambio notable en nuestra experiencia de juego.

Una historia que no debe ser olvidada

Un trato muy especial merece la espectacular y cinematográfica campaña de Battlefield 1. En esta ocasión, DICE no ha querido que el modo historia fuese un simple añadido en el que reciclar los mapas ya existentes y ofrecer una jugabilidad parecida al multijugador. Para esta nueva entrega se ha hecho un gran trabajo de diseño y narrativa con la creación de las llamadas Historias de Guerra. Este conjunto de seis historias nos llevará a varias zonas de Europa y África para conocer distintos momentos del conflicto a través de diferentes grupos de soldados. De esta forma, evitando al clásico soldado omnipresente y salvador del mundo que habíamos visto en anteriores entregas, encarnaremos el papel de varios protagonistas.

Battlefield 1 nos ofrece un vistazo a la campaña para un jugador del título.
Compartir

Haciendo un uso maduro de la narrativa y con un acercamiento muy responsable y emotivo a un enfrentamiento tan real y cruel como fue la 1ª Guerra Mundial, el modo campaña nos llevará, por ejemplo, a las entrañas de un tanque, a convertirnos en un temerario piloto de aviones o a acompañar al mítico Lawrence de Arabia. Todas estas misiones podrán ser jugadas en el orden que queramos y cada una de ellas tendrá una duración aproximada de una hora, lo que da como resultado una campaña de 6/7 horas de duración según la dificultad que escojamos (Fácil, Normal y Difícil).

El modo campaña ofrece muchos momentos memorables.

Este modo consigue ofrecer momentos jugables para el recuerdo, usa muy pocos elementos del multijugador y su narrativa, siempre respetuosa con el conflicto, sabe transmitir las sensaciones del campo de batalla. Sin duda, todos los amantes de la historia y el cine bélico tienen en esta campaña uno de los mejores acercamientos que se hayan hecho al conflicto. También reseñables son el excelente doblaje al castellano, la por momentos emotiva banda sonora y el increíble apartado gráfico que, con un realismo superior al que veremos en el multijugador, consiguen transmitirnos como nunca antes las sensaciones de la guerra.

La emotiva y cinematográfica narrativa ofrece historias muy intensas.

El rey ha vuelto

Battlefield 1 ha cumplido con nuestras expectativas y ha creado un videojuego sobresaliente. El multijugador ofrece variedad y novedades en los modos de juego, un acabado gráfico sensacional y lo más importante, una jugabilidad que, pese a ser continuista, ofrece novedades y se siente igual de divertida y realista. La inclusión de nuevas clases, el renovado plantel de armas y vehículos, el desarrollo de un sistema de progresión profundo, o la inclusión de escenarios dinámicos a nivel climático y jugable, son la muestra fehaciente de que el multijugador online de Battlefield 1 ha vuelto por todo lo alto.

Como viene siendo habitual en la franquicia, el apartado visual en PC roza la perfección y ofrece un nivel de modelado, texturizado e iluminación pocas veces visto. Gracias a ello, la inmersión es aún mayor y nos sentiremos en el campo de batalla. Por último, el videojuego incluye un modo campaña diseñado para ser una experiencia única y, gracias a las seis historias disponibles, no solo vamos a descubrir lo que realmente fue la 1ª Guerra Mundial, sino que vamos a disfrutar de una estructura jugable y una narrativa diseñadas en exclusiva para la campaña. Con todo esto, y gracias a una jugabilidad más exigente debido a la ausencia de ayudas tecnológicas, Battlefield 1 se convierte en uno de los mejores shooters de la actualidad por méritos propios.

Hemos realizado este análisis en su versión de PC con un código de descarga que nos ha proporcionado Electronic Arts.


69Kirito69 · 19/11/2016 14:04
Y que arreglen el tema de cuando sales de la partida entre mapa y mapa que no se a de pillado el juego!!!, ese tipo de fallos a estas alturas....

Harkon · 09/11/2016 23:59
[respuesta:179]Lo van a meter en el próximo parche[/respuesta]

MoNey-CHeLoX · 09/11/2016 20:53
Lo q dice Landroval tiene mucha razón falta un modo harcore

Landroval · 03/11/2016 20:26
[respuesta:178]Por cierto, este juego necesita el modo hardcore ya![/respuesta]

Landroval · 03/11/2016 20:25
[respuesta:176]En ps4. Desde el bad companies 2 vengo jugando la saga en consola, supongo que tendré que volver a pillarlo para pc, pero no siento la necesidad de teclado como en el arma3. Ayer sin ir más lejos sobre la media noche me pasó, y por lo que leí en twitter también le pasó a FIFA. Si buscan en twitter #battlefield1 down podrán ver la de comentarios que hay desde el viernes, que por lo menos fue el primer día que tuve problemas.[/respuesta]

Últimos análisis PS4

Análisis
2017-10-23 19:01:00
Más terror y misterio en una excelente secuela de Night Alone que peca de pocas sorpresas en su fórmula.
Análisis
2017-10-23 10:55:00
Explora un mundo de islas flotantes en este juego de puzles con toques zen.
Análisis
2017-10-20 09:45:00
Gran Turismo potencia su vertiente online con una propuesta interesante pero que descuida el contenido y las opciones para un jugador.
Análisis
2017-10-19 09:31:00
La nueva entrega de una saga que gestiona muy bien el Mal con un juego lleno de humor en una buena mezcla de gestión subterránea y estrategia.
Análisis
2017-10-17 14:00:00
La lucha libre más completa y salvaje regresa con una edición muy notable.
Análisis
2017-10-17 09:40:00
Una serie de extraños asesinatos asolan Japón. ¿Podrás resolver el misterio?
Flecha subir