PEGI +12
PlayStation 3Compra Sorcery en FNAC
Lanzamiento: · Género: Acción
FICHA TÉCNICA
Desarrollo: The Workshop
Producción:
Distribución: Sony
Precio: 39,95 €
Jugadores: 1
Formato: Blu-ray
Textos: Español
Voces: Español
Online: No
COMUNIDAD

PUNTÚA:
Sorcery para PlayStation 3

ANÁLISIS

Análisis de Sorcery para PlayStation 3

Ramón Varela · 24/5/2012
Convierte tu PlayStation Move en una varita y prepárate para la acción.
GRÁFICOS
7.5
SONIDO
8
TOTAL
8
DIVERSIÓN
8
JUGABILIDAD
8
Versión PS3.

Cuando se anunció Sorcery en el E3 de 2010, en plena conferencia de Sony, este juego para PlayStation Move quedó rápidamente eclipsado por anuncios de mayor impacto mediático. inFamous 2, Portal 2, Twisted Metal, LittleBigPlanet 2, Gran Turismo 5… La demostración de un pequeño aprendiz de magia que no era Harry Potter en un título exclusivo para sensor de movimiento no era la favorita para acaparar todos los focos de atención. Sin embargo, los usuarios de este control en PlayStation 3 y la expectación creada desde entonces no ha dejado de crecer, hasta el punto de convertirse, sin quererlo, en un juego en el que recae la responsabilidad de ser el referente para los jugones de Move –disparos sobre raíles aparte-.

La magia llega mañana a PlayStation 3.
Compartir

Sorcery en parte consigue su meta, es una aventura que da sensación de "juego completo" y no de sucesión de minijuegos, que es muchas veces lo que ofrecen lanzamientos dirigidos a este control. En los años en los que Sorcery estuvo casi desaparecido, The Workshop, sus creadores, evolucionaron la primera demo a algo más ambicioso, a una mayor escala, aunque posiblemente no colme todas las expectativas depositadas en él aun siendo la mejor producción pensada expresamente para Move. Es un juego notable, pero que pudo apuntar más alto.

Comenzando por las presentaciones, somos Finn, un joven aprendiz travieso cual Mickey Mouse en Fantasía. Como es natural, nuestra capacidad de meternos en líos es bastante grande y más cuando conseguimos una varita y estropeamos una pócima de nuestro maestro. Para evitar problemas, deberemos adentrarnos en unas extrañas tierras y buscar uno de los ingredientes del caldero antes del regreso del brujo, pero la tarea no es tan sencilla como habíamos pensado. Nos acompañará Erline, una gata parlante que esconde más de lo que en apariencia parece, y que nos servirá de guía en la historia, además de dar consejos sobre la jugabilidad. Hay buena química entre ambos personajes, que dialogan constantemente sobre la marcha sin romper la acción.

Para contar algunos pasajes de la historia se utiliza un sistema de ilustraciones, tipo cómic ligeramente animado pero más "a lo Disney", sobre las hojas de un libro de hechizos. El argumento es relativamente interesante, lo que comienza como una travesura va cobrando tintes más épicos, luchando contra hordas de enemigos, una temible bruja, realizando conjuros para poder avanzar y enfrentándonos a jefes y sub-jefes mitológicos. Sorcery cuenta con un buen trasfondo fantasioso y mucho potencial para ser explotado en más juegos. Se trata de una buena mezcla de temas y ambientes inspirados en cuentos juveniles, no es sangriento pero quizás tampoco para los más jóvenes de la casa.

Es un juego creado con Move en mente, no se trata únicamente de mejorar la experiencia con el periférico o meterlo con calzador. La varita se controla con el propio Move, mientras que el desplazamiento se hace con el "Navigation Controller" o en su defecto un Dual Shock; en este último caso es algo más incómodo por la incomodidad de sujetarlo con una mano, aunque es una opción válida, ya que con la mano izquierda sólo usaremos esa parte del pad –el stick izquierdo, L1 y L2-. El mando responde estupendamente y no es necesario realizar grandes gestos para lanzar los conjuros, con mover la muñeca la varita ya ejecuta el ataque. En situaciones más tranquilas, quizás sí necesitemos hacer movimientos más notorios, caso de reparar estructuras destrozadas –unos giros concéntricos- o hacer levitar obstáculos, con una pequeña sacudida hacia un lateral. Lo mejor es la sensación de libertad, no tanto de exploración porque gran parte del recorrido es lineal –hay bifurcaciones de vez en cuando, que llevan a caminos cerrados con recompensas-, sino porque puedes disparar a cualquier parte y destrozar vasijas con tu magia. Puede costar un poco algún tiro al principio, como dar a los de enemigos situados en partes altas, así que el juego lo palía con algo así como un ligero "autoapuntado" que facilita que un tiro cercano impacte en el lugar deseado, no llega a ser frustrante en el sentido de pedir una precisión milimétrica, como haría un The House of the Dead.