PEGI +3
PlayStation 3Compra Proteus PSN en FNAC
Lanzamiento: · Género: Aventura / PS Network / Otros
También en: PC
FICHA TÉCNICA
Desarrollo: Curve Studios
Producción:
Distribución: PlayStation Network
Precio: 11,69 €
Jugadores: 1
Formato: Descarga
Textos: Español
Voces: No
Online: Marcadores
COMUNIDAD

PUNTÚA:
Proteus PSN para PlayStation 3

Insuficientes votos para figurar en los rankings.
ANÁLISIS

Análisis de Proteus PSN para PlayStation 3

Ramón Varela · 4/11/2013
Una propuesta experimental, diferente, pero sin el impacto de los clásicos.
GRÁFICOS
-
SONIDO
-
TOTAL
7
DIVERSIÓN
-
JUGABILIDAD
-
Versión PS3. También disponible en Ordenador.

A principios de los años 90 apareció una gran cantidad experimentos relacionados con la realidad virtual. Mundos poligonales de escasos triángulos en los que explorar una habitación o bosquejo que simulaba maravillosas localizaciones y que permitían ver un pequeño atisbo de lo que llegaría tiempo más tarde con los videojuegos a mediados de esa década, en las consolas de 32 bits, el PC y las recreativas. Aquellos títulos, que ni siquiera llegaban a la categoría de videojuego –ninguna meta, sólo navegar por básicos entornos- tienen mucho que ver con Proteus, el último lanzamiento independiente para PlayStation 3 y PS Vita, originario de ordenadores.

Proteus llega a PlayStation 3 y PSVITA.
Compartir

Proteus te lanza en medio de la nada. Sin tutoriales, historia u objetivo claro, y su ayuda sólo te cuenta lo que podías esperar: palanca izquierda para caminar, derecha para mover la cámara y poco más –un movimiento de sentarse sin más efecto que bajar el punto de vista-. Empiezas la partida y apareces en el mar, cerca de la costa de una isla generada de manera procedural con sus montañas, bosques, vegetación y pequeños animales. Añade que la dirección artística representa todo mediante gráficos que imitan los gráficos 8 bits en 3D, lo que recuerda un poco a Minecraft, y tienes como resultado un proyecto desconcertante y chocante. ¿Eso es bueno? Depende. No es el tipo de juego que recomendaríamos fácilmente. Pero vayamos al grano.

Proteus lo que nos propone es explorar sus escenarios y reconocer esas pequeñas pistas que los dos autores han dejado en la zona para incentivar al usuario a avanzar. Hay que admitir que el diseño planteado es muy arriesgado, y así por ejemplo la banda sonora está repleta de notas musicales asociadas a cada evento visual que nos encontramos, ya sea acercarnos a una especie de rana –un amasijo de cubos que saltan-, la lluvia o pasar cerca de un tipo de planta. La transición del sonido es muy continua, apenas notaremos que el acompañamiento musical depende de cada zona en la que nos encontremos de esta isla, y nos ha parecido lo más brillante de este proyecto, tiene un gran potencial de ser explotado en otro tipo de juegos para crear una ambientación completamente dinámica en, por ejemplo, mundos abiertos que requieran más música ambiental que temas predefinidos.

Más allá de ver los escenarios no realizaremos ninguna acción, nuestro única interacción con los objetos es la de acercarnos a ellos, lo que puede hacer que algunas criaturas huyan y otras nos persigan –las abejas-. Esta mecánica podría quemarse a los pocos minutos de investigar la isla, ya que el jugador pensará que no hay mucho que hacer en este entorno, pero existe un pequeño desarrollo que es el de avanzar por diferentes estaciones entrando en unos círculos luminosos que de vez en cuando aparecerán en puntos de su geografía. Entrar en ellos o no queda a nuestra elección. En cualquier caso, no es esta la diversión de Proteus, puesto que no existe ningún peligro ni dificultad en su recorrido, y la tarea de pasar por los cuatro climas llevará entre 30 o 45 minutos yendo directamente a su resolución; si realmente quieres buscar un objetivo concreto, lo más parecido que encontrarás son los ofrecidos por el sistema de trofeos a modo de aliciente para investigar concienzudamente el mapa. El resto depende de tu curiosidad.

Proteus es un juego con cierto encanto y que nos sorprenderá lo rápido que pasa el tiempo mirando estas islas–pese a esos gráficos tan esquemáticos, se nota vida-, con su ciclo del día y la noche, las tormentas, el viento agitando las copas de los árboles, los cambios de clima y la fauna asustadiza. Proteus se encarga de colocar puntos de interés que de manera natural vamos siguiendo para descubrir que es aquello que se mueve en la distancia y dar así algo de sentido a esta aventura más contemplativa que jugable. Una forma de guiar al usuario muy subliminal para la que hay que tener mucha predisposición, ganas de abstraerse y gusto por los planteamientos más cercanos a la experimentación que al concepto clásico de videojuego.