PEGI +18
PlayStation 3Compra Limbo PSN en FNAC
Lanzamiento: · Género: Plataformas / Puzle / PS Network
También en: PC iPhone
FICHA TÉCNICA
Desarrollo: PlayDead
Producción:
Distribución: PS Network
Precio: 12,99 €
Jugadores: 1
Formato: Descarga
Textos: Inglés
Voces: -
Online: No
COMUNIDAD

PUNTÚA:
Limbo PSN para PlayStation 3

ANÁLISIS

Análisis de Limbo PSN para PlayStation 3

Daniel Escandell · 26/7/2011
Un año después Limbo llega a nuevas plataformas conservando su frescura y calidad.
GRÁFICOS
-
SONIDO
-
TOTAL
9.5
DIVERSIÓN
-
JUGABILIDAD
-
Versión PS3. También disponible en Ordenador y iPhone.

Cuando Limbo llegó a la distribución digital de Xbox 360 hace aproximadamente un año, pronto supimos que estábamos ante algo grande, un juego especial que posiblemente iba a dividir a los aficionados entre quienes disfrutaran de su propuesta, tanto jugable como estética. Desde entonces, el título de PlayDead ha cosechado múltiples premios por todo el mundo y el que antes era exclusivo de la consola de Microsoft llega ahora a PlayStation 3 y PC.

El juego llega a PlayStation 3 y PC.
Compartir
HD

En esencia, Limbo es algo tan sencillo como un juego de plataformas con segmentos en los que hay que aprovechar la física y resolver algunos puzles, además de escapar de multitud de peligros, es decir, algo que en realidad ya hemos visto de una forma u otra en multitud de ocasiones. Pero es diferente, y sigue siendo interesante y apasionante pasado un año desde su lanzamiento.

El título tiene un fuerte carácter, que se deriva de la ausencia de muchas cosas. Para empezar, el jugador notará que no hay color, sino que está todo hecho en una escala de grises que se traduce incluso en la interfaz y menús; el único tono de color vendrá dado por la ventana informativa cuando sumemos Logros, y eso ya es algo bastante peculiar. Igualmente, el juego no tiene música (salvo en un par de momentos clave, donde su presencia con notas suave es, sin embargo, impactante como pocas cosas); está lleno de sonido, con ruido ambiental como el agua moviéndose, unas moscas zumbando, la lluvia, el viento, etc., pero no hay música. Y no se echa en falta, en buena medida porque los efectos de sonido son tan importantes para la jugabilidad como lo que se ve en pantalla.

El desarrollo es el de un plataformas bidimensional, pero pasado por una apuesta estética de ensoñación siniestra en la que se juega con múltiples capas de diferentes tonalidades de gris, empezando por un entorno natural, un bosque lleno de peligros, pero vivo y orgánico, que luego dará paso a un entorno industrial frío, muerto, donde los peligros son menores, pero los puzles ganan en importancia. Pero esta ensoñación es más bien una pesadilla oscura, en la que un paso en falso implica una muerte cruel.

Es tan fácil que un cepo te reviente, como ser aplastado por una roca, como morir ahogado, como caer en decenas y decenas de trampas que debemos sortear con habilidad y la capacidad resolutiva necesaria para superar los puzles. Además, la muerte es instantánea, lo que convierte a Limbo en un juego de prueba y error. Pero no por ello es frustrante; al morir aparecemos realmente cerca de la prueba o enemigo que nos mató, dispuestos a intentarlo de nuevo. Se pierde poco tiempo, y la sensación es que no resulta frustrante en absoluto. Es importante, porque algunos puzles no son en absoluto obvios, y hay fragmentos que requieren mucha precisión y habilidad.

Del mismo modo, Limbo llega a demandar cierta memorización de cara a una segunda vuelta. Y es que aunque la primera partida nos puede dar seis o siete horas de juego, gracias a los puzles y las muertes repetitivas, y a que entre los retos que propone está el de superarlo muriendo un máximo de cinco veces, la duración total puede ser bastante superior, de hecho. El reto temporal que nos podamos marcar no será, en cualquier caso, tan difícil como el de las pocas muertes, pues muchas trampas están muy bien escondidas y hay que andar con pies de plomo o tener muy buena memoria.