PEGI +16
PlayStation 3Compra Knytt Underground PSN en FNAC
Lanzamiento: · Género: Plataformas
También en: PC
FICHA TÉCNICA
Desarrollo: Ripstone
Producción:
Distribución: PlayStation Network
Precio: 12,99 €
Jugadores: 1
Formato: Descarga
Textos: Español
Voces: -
Online: No
COMUNIDAD

PUNTÚA:
Knytt Underground PSN para PlayStation 3

Insuficientes votos para figurar en los rankings.
ANÁLISIS

Análisis de Knytt Underground PSN para PlayStation 3

Juan Rubio · 24/12/2012
Detrás de un aspecto visual muy mejorable se encuentra una buena aventura, que nos deja ver de nuevo el potencial de los juegos independientes.
GRÁFICOS
-
SONIDO
-
TOTAL
7.6
DIVERSIÓN
-
JUGABILIDAD
-
Versión PS3. También disponible en Ordenador.

Los videojuegos independientes suelen, en muchísimos casos, distinguirse por un particular aspecto gráfico, un diseño atrevido y/o muy personal que los hace fácil de diferenciar de la mayoría de las obras de otros estudios más consolidados. Apoyados por un fortísimo aspecto jugable, los títulos independientes que más éxito han cosechado en los últimos años derrochan una personalidad abrumadora, y sería posible reconocerlos con tan sólo ver un fragmento de una captura de pantalla. Pensad en Braid, Limbo o Fez, algunas de las maravillas independientes de las plataformas que han destacado este año. Puede gustar más o menos, pero su diseño es una seña de identidad que, de algún modo, invita a jugarlo.

Bien, esto es lo que falla en Knytt Underground. Lo destacamos desde el primer instante porque no queremos que su estilo visual os eche para atrás. Detrás de un estilo visual un tanto particular y un diseño de personajes que deja muchísimo –pero muchísimo– que desear se esconde un juego de plataformas interesante, que merece una oportunidad. Tras esta mejorable apariencia se esconde un juego de plataformas bidimensional, basado en la búsqueda de objetos y que seguro que atrapará a los aficionados de los títulos más clásicos.

Una particular historia

Empezamos encarnando una joven protagonista que se despierta sin saber quién es. Ha perdido totalmente la memoria, y se encuentra perdida en un lugar que ni conoce ni reconoce. La cosa se complica cuando descubrimos que junto con nuestra memoria hemos perdido nuestra voz, lo que servirá para dar interés a la historia. Así comienza nuestro periplo jugable, en el que tendremos que recorrer amplios escenarios divididos en "cuadrículas" (es decir, no hay desplazamiento lateral de la cámara, sino que cambiamos de pantalla al llegar a un lateral, como en el The Legend of Zelda original), con un útil mapa que se irá completando de manera automática según progresamos.

La historia se va relatando a través de distintos y variados diálogos escritos, ya que no hay voces, pero muy bien traducidos al castellano y con un punto de humor digno de agradecer. Poco a poco comenzará a progresar el argumento mientras vamos encontrándonos con distintos tipos de seres, como hadas o duendes, y todo se vuelve más enrevesado de una manera un tanto surrealista. No sólo se complicará el argumento, sino la jugabilidad, ya que según avanzamos obtendremos nuevas habilidades que serán necesarias para progresar por el amplio mapa de Knytt Underground.

Un breve periodo de adaptación

Knytt Underground comienza con un "menú jugable" –es decir, en el que caminamos hacia las opciones, algo similar al visto en el ya mencionado Braid– que nos servirá para adaptarnos al particular control del personaje protagonista. Es un control "frenético", es decir, reacciona a nuestras órdenes muy rápido y se mueve aun más rápido, algo similar a Super Meat Boy. Tenemos la posibilidad de trepar por todas las paredes verticales, saltar y "volar" con distintos potenciadores que encontramos repartidos por los escenarios. Se mezcla así habilidad y puzles, creando situaciones en las que tendremos que apurar al máximo nuestros saltos y utilizar sabiamente estos ‘power-ups’ de un sólo uso.

Os recomendemos, si no queréis que os destripemos las sorpresas, obviar este párrafo. Y es que tras el primer capítulo, comenzaremos a controlar a una pelota. La pelota, también muda, cambia por completo el estilo de juego llevándonos a base de botes por los escenarios. Tenemos la posibilidad de ahora de controlar si botar más o menos alto, pero nunca dejaremos de botar y el control será igual de frenético que con la otra protagonista. Esto hace también que cambie la manera en la que miramos los escenarios, y dar un giro casi de 180 grados una vez nos habíamos acostumbrado a su jugabilidad. Y por si esto fuera poco, una vez hemos completado el segundo capítulo, nos encontramos con un tercero en el que ambos protagonistas combinan sus habilidades, permitiéndonos –y obligándonos– a llegar a nuevas zonas inexploradas hasta el momento.

En general, tras adaptarnos a las exigencias del control que mencionamos, el juego responde muy bien. Se ha facilitado el trepar por los escenarios, permitiendo saltar cuando estamos agarrados a una pared únicamente con el stick, mientras que si estamos de pie en el suelo tendremos que recurrir a la X para el salto. Knytt Underground responde muy bien tanto en PlayStation 3 como en PlayStation Vita, siendo compatible con la compra cruzada y con las partidas guardadas en la nube, ofreciéndonos la posibilidad subir la partida de manera manual, algo muy útil si queremos hacer un cambio rápido de plataforma. De igual modo, desbloquea los trofeos en ambas consolas, unos trofeos, dicho sea de paso, poco tradicionales y bastante complejos de conseguir, si bien nos dan pistas sobre cómo desbloquearlos.