PEGI +16
PlayStation 3Compra El Señor de los Anillos: La Conquista en FNAC
Lanzamiento: · Género: Acción
También en: PC X360 NDS
FICHA TÉCNICA
Desarrollo: Pandemic Studios
Producción:
Distribución: Electronic Arts
Precio: 69.95 €
Jugadores: 1-16
Formato: Blu-ray
Textos: Español
Voces: Español
COMUNIDAD

PUNTÚA:
El Señor de los Anillos: La Conquista para PlayStation 3

ANÁLISIS

Análisis de El Señor de los Anillos: La Conquista para PlayStation 3

Daniel Escandell · 23/1/2009
Escoge bando y conquista la Tierra Media con la acción vista por los padres de Star Wars: Battlefront.
GRÁFICOS
8
SONIDO
9
TOTAL
7.5
DIVERSIÓN
8
JUGABILIDAD
7.5
Versión PS3. También disponible en Ordenador, Xbox 360 y Nintendo DS.

El Señor de los Anillos: La Conquista lo tiene todo para ser un éxito: unos libros que llevan décadas captando lectores, con el respaldo de una de las producciones fílmicas más exitosas (y, sorprendentemente, aclamada), y la realización de los padres de Star Wars: Battlefront (y su secuela), que también suma una miríada de seguidores nostálgicos.

Los desarrolladores muestran esta vertiente del juego.
Compartir
HD

Y es que en ningún momento se ha intentado esconder la herencia que se ha inyectado en La Conquista, sino más bien al contrario. Desde un primer momento vamos a tener clarísimo que estamos ante un Battlefront aplicado no al universo de los ewoks, sino al de los hobbits. Esto, sin duda, hará las delicias de multitud de aficionados que llevaban tiempo esperando un nuevo juego de estas características.

Como es evidente, hay importantes cambios derivados de sustituir las pistolas y los sables de luz por espadas y arqueros... bueno, quizás no tantos. En realidad, lo cierto es que los cambios a la fórmula jugable no son tantos, lo que muestra que se han mantenido fieles a ese espíritu, y que, además, el concepto sigue funcionando bien a día de hoy. Y los que no lo conozcan, no tienen nada que temer, pues el juego ofrece un tutorial plenamente integrado en los primeros pasos de la campaña para un jugador.

De hecho, lo peor del juego es el tutorial, que no acaba de conseguir un buen ritmo. Es decir, consigue su objetivo, nos enseña las claves del juego, y cómo van a funcionar los mecanismos esenciales, como los combos, la conquista de las posiciones enemigas, a cambiar de tipo de personaje, etc., pero lo cierto es que estamos deseando desde un primer momento que se acabe. Es muy posible que esto se vea influenciado por el conocimiento de las estructuras jugables de antemano, pero la sensación no es tan acusada en otros títulos donde esto nos sucedía. Lo importante, en cualquier caso, es que una vez tenemos campo libre y no somos acosados por consejos, instrucciones y pasos obligatorios (como cambiar a un personaje para ver cómo es y sus características específicas), todo va ganando: en ritmo, contundencia y desarrollo.

En la campaña podemos escoger entre jugar con el bando de los buenos, o con los malos, lo que aporta, asimismo, una perspectiva que no se ha dado de la historia, y creada específicamente para este título, lo que es todo un incentivo. Además, puesto que las campañas son francamente cortas, el tener dos ayuda a alargar la duración de un título que está claramente orientado al multijugador, siendo lo que más se resiente, como es habitual, la duración de la aventura para los solitarios. En cierto modo, la verdad es que es mejor afrontar este título como un multijugador puro, como ya sucedía con los Battlefront. La inteligencia artificial es buena, pero no sustituye siempre de la mejor manera a los aliados humanos, y todo está pensado para ser disfrutado en compañía... bueno, mediante el juego en línea.

http://www.vandal.net/media/8846/20087154298_5.jpg

En líneas básicas, tenemos cuatro tipos diferentes de personajes, cada uno con sus ventajas y contratiempos, que tendremos que ir alternando para alcanzar la victoria. Hay que evaluar qué tipo de enemigos nos acosan, la orografía de la zona, los compañeros que tenemos, etc., y, también, cómo de cerca están nuestras zonas para cambiar (estatuas especiales, o los puntos conquistados). Como es de esperar, los que están más preparados para el combate directos son los guerreros, contando con golpes contundentes y un amplio abanico de combos. Más sibilino, aunque similar, es el comportamiento del explorador, mientras que arqueros y magos están más orientados a atacar a distancia.