PEGI +16
PlayStation 3Compra Dynasty Warriors 7 Empires en FNAC
Lanzamiento: · Género: Acción
FICHA TÉCNICA
Desarrollo: Tecmo Koei
Producción:
Distribución: Koch Media
Precio: 44,99 €
Jugadores: 1
Formato: Blu-ray
Textos: Inglés
Voces: Japonés
Online: Sí
COMUNIDAD

PUNTÚA:
Dynasty Warriors 7 Empires para PlayStation 3

Insuficientes votos para figurar en los rankings.
ANÁLISIS

Análisis de Dynasty Warriors 7 Empires para PlayStation 3

Ramón Varela · 25/2/2013
Completa versión de Dynasty Warriors 7 en la que la victoria también depende de tu astucia.
GRÁFICOS
6.5
SONIDO
7.5
TOTAL
7
DIVERSIÓN
7
JUGABILIDAD
7
Versión PS3.

Nueva entrega de Dynasty Warriors en nuestras manos, en esta ocasión perteneciente a la subsaga Empires. Dynasty Warriors 7 Empires es otra expansión –o mejor dicho, revisión, pues no necesita el original- de Dynasty Warriors 7 tras Xtreme Legends, lanzado en 2011. Empires añade un toque político y táctico que lo diferencia de la saga principal y que hace tan importante el campo de batalla como las decisiones previas, porque la guerra no se libra únicamente con el filo metálico de la espada.

El punto de partida de Dynasty Warriors 7 Empires es el contenido visto anteriormente –incluso el que se había lanzado de manera descargable- al que se añade un nuevo personaje –sumando ya 66-, más armas y escenarios. En la lucha las bases son más o menos las de siempre: acción masiva contra oleadas de enemigos en un gran mapa en el que vamos avanzando y liquidando los grupos de guerreros con nuestro superhombre –o supermujer- capaz de acabar con ejércitos enteros con un par de giros del arma hasta dominar con nuestras huestes la mayor superficie.

Pero en Empires la tarea de reunificar los Tres Reinos no es tan simple como parece. Y es que esta entrega añade elementos suficientes para que muchas de las críticas que la saga arrastra desde sus orígenes en 128 bits si bien no desaparezcan, al menos se reduzcan: que si es repetitivo, que si sólo consiste en machacar un botón o que existe poca profundidad jugable. Aspectos que hay quien toma como algo positivo –y de ahí el éxito de la saga, al menos en Japón-, pues a veces se necesita algo así, nada más que para liberar tensiones sin complicarse la vida. Pero está claro que quienes no han disfrutado de las batallas en Dynasty Warriors no van a encontrar grandes diferencias en Empires –el combate sigue siendo el núcleo principal de juego-, lo que sucede es que ahora está rodeado de muchas otras opciones que añaden la parte cerebral que toda guerra esconde en la trastienda.

El modo principal nos ofrece participar en uno de los escenarios históricos de China más uno llamado "A Gathering of Heroes" –"una reunión de héroes", con reinos de personajes creados en el modo edición-. En las batallas tomamos papel activo según el perfil que elegimos, que cambia drásticamente la forma de vivir los acontecimientos. El valor de fama (valor, amabilidad, orden, sabio, prosperidad o maldad) se gana según las acciones y afecta al cargo de nuestro personaje: soberano, mariscal, estratega, prefecto, oficial, teniente, vagabundo y oficial libre. Todos ellos tienen roles asignados de lo que pueden o no pueden hacer, de manera que los rangos más poderosos son capaces de tomar decisiones en los consejos de guerra por sí mismos o formar alianzas entre reinos –otra forma de extender tus fronteras-, mientras que los más independientes se pueden mover por cualquier territorio o servir al reino que decidan.

Toda la vertiente estratégica es bastante más compleja de la descrita aquí, y hay muchas opciones que se toman mostrando objeciones a los planes del soberano –el único que toma la decisión final-, llegando a acuerdos, calumniando a enemigos o mejorando relaciones con otros personajes hasta el punto de conseguir hermanos de sangre o una esposa/marido -el género opuesto a tu avatar- que afectará al crecimiento de los reinos y la batalla misma. Y si tú eres el soberano, puedes escuchar las propuestas alternativas de tus subordinados para mejorar el nivel de amistad con ellos. También hay gestión de recursos –dinero, alimentos y comida- en la fase de planificación, dentro de un desarrollo del tiempo que se realiza por turnos –cada uno representado por un mes- en los que puede pasar de todo, incluyendo la amenaza de invasión de territorios que ya teníamos conquistados. La parte estratégica está bastante cuidada si estás acostumbrado únicamente a la saga principal de Dynasty Warriors.

Uno de los fallos de esta entrega viene dado por el idioma en el que nos llega: textos en inglés y voces en japonés. Podría ser irrelevante en títulos exclusivamente de acción, y por ejemplo no tenemos grandes quejas del sonido –aunque lo deseable habría sido ofrecer un selector japonés/inglés-. Lo que sí acaba por convertirse en un lastre para la experiencia de la gestión política es la cantidad de textos que debemos comprender, y no se trata únicamente de los menús, es por ejemplo la elección de tácticas que ofrecemos o nos comunican. Conocer el idioma al menos de forma básica es uno de los requisitos para disfrutar por completo del juego, y más de un seguidor de Dynasty Warriors va a encontrarse con esta barrera.