PEGI +16
PlayStation 3Compra Black Knight Sword PSN en FNAC
Lanzamiento: · Género: Acción / Plataformas / PS Network
FICHA TÉCNICA
Distribución: PlayStation Network
Precio: 9,99 €
Jugadores: 1
Formato: Descarga
Textos: Español
Voces: Español
Online: Marcadores
COMUNIDAD

PUNTÚA:
Black Knight Sword PSN para PlayStation 3

Insuficientes votos para figurar en los rankings.
ANÁLISIS

Análisis de Black Knight Sword PSN para PlayStation 3

Carlos Leiva · 14/12/2012
La extraña historia del Caballero Negro y la Princesa Blanca se convierte en uno de los títulos descargables más peculiares que podemos encontrar en consolas.
GRÁFICOS
-
SONIDO
-
TOTAL
7.5
DIVERSIÓN
-
JUGABILIDAD
-
Versión PS3.

Digital Reality y Grasshopper Manufacture vuelven a unir sus fuerzas tras habernos hecho disfrutar con el más que notable Sine Mora para ofrecernos una nueva aventura arcade de corte clásico que nada tiene que ver con su anterior trabajo. Una obra que destila personalidad y buen hacer gracias a su soberbio apartado artístico y sonoro, pero que se queda a medio camino en lo que a su jugabilidad se refiere, tal y como iremos viendo a lo largo de este análisis.

El nuevo juego de SUDA 51 nos muestra su tráiler de lanzamiento.
Compartir
HD

Una espada, un caballero y una princesa

La historia de Black Knight Sword nos narra un oscuro cuento de caballeros y princesas que nada tiene que ver con lo que habitualmente uno se podría imaginar. Aquí la mala de la película es la princesa y será nuestro deber acabar con su vida mientras manejamos al Caballero Negro. La narrativa usada es bastante extraña, oscura y retorcida. Un narrador se encargará de describirnos algunas situaciones y de contarnos al principio de cada nivel la historia del jefe final del mismo, aunque siempre de forma extravagante y poco clara. El guion no es nada del otro mundo ni es lo más importante, pero tiene un encanto y atractivo especial difícil de explicar.

En cuanto a su jugabilidad, decir que nos encontramos ante un juego de plataformas y acción de scroll lateral al más puro estilo de los títulos de 16 bits como Mega Man o Castlevania. Por tanto, tendremos que ir avanzando por diferentes pantallas más o menos lineales, las cuales dejan un mínimo espacio para la exploración y para buscar secretos, mientras acabamos con los enemigos que nos vamos encontrando, evitamos trampas y realizamos todo tipo de saltos.

Los controles son muy simples. Podremos saltar (y realizar un doble salto), atacar con la espada en diferentes direcciones (pero sin hacer combos de ningún tipo), agacharnos, realizar una voltereta para atrás, lanzar magias y usar a una especie de hada oscura para activar interruptores. A medida que avancemos y derrotemos jefes iremos obteniendo nuevos poderes y habilidades que nos facilitarán las cosas en los siguientes niveles, como el clásico ataque cargado. Además, en determinados puntos encontraremos unas extrañas tiendas donde invertir los corazones que recolectemos matando enemigos en mejoras para nuestro caballero, como más vida o daño mágico.

El problema llega con la respuesta de los mandos, ya que hay cierta imprecisión en casi todas las acciones que realizamos, lo cual resulta especialmente molesto en los saltos. En un juego con un componente plataformero tan importante, la precisión es fundamental, y en ningún momento nos hemos llegado a sentir del todo cómodos con los saltos, por lo que calcular el sitio donde queríamos aterrizar a veces se hacía especialmente complicado. También es muy cuestionable la forma de esquivar que se ha implementado, ya que tendremos que pulsar el botón de salto cuando estemos agachados, algo que se siente poco intuitivo y práctico.