PEGI +16
PlayStation 3Compra Battlefield: Bad Company 2 en FNAC
Lanzamiento: · Género: Acción
También en: X360 PC
FICHA TÉCNICA
Desarrollo: DICE
Producción:
Distribución: Electronic Arts
Precio: 69.95 €
Jugadores: 1-Online
Formato: Blu-ray
Textos: Español
Voces: Español
Online: Hasta 24 jugadores
COMUNIDAD

PUNTÚA:
Battlefield: Bad Company 2 para PlayStation 3

ANÁLISIS

Análisis de Battlefield: Bad Company 2 para PlayStation 3

Antonio Vivanco · 3/3/2010
La última entrega de la saga Battlefield propone más acción y diversión que nunca.
GRÁFICOS
9.2
SONIDO
9.2
TOTAL
9.3
DIVERSIÓN
9.5
JUGABILIDAD
9.4
Versión PS3. También disponible en Xbox 360 y Ordenador.

Vuelve la Bad Company

Si debemos destacar un género por encima de los demás, debemos hablar de la acción en primera persona –shooters para los que conocemos este mundillo-. Ello se debe al grandísimo y desproporcionado éxito que sagas como Call of Duty están cosechando año tras año, tanto entre la crítica y jugadores, como en las listas de ventas, donde se mantienen durante muchísimas semanas como líderes de ventas. Sin embargo, no menos importante para las desarrolladoras es que sus juegos se mantengan durante el mismo tiempo como los más jugados a nivel mundial, tal y como ocurre con la saga citada.

Un ritmo diferente de hacer la guerra.
Compartir
HD

El fenómeno de la saga de Activision obliga al resto de desarrolladoras a intentar hacerse con una parte del pastel –o del mercado, mejor-, pero este pastel se vende muy caro. Electronic Arts pretende intentarlo una vez más, y parece ser que esta va a ser la definitiva, pues su apuesta definitiva es Battlefield: Bad Company 2, una secuela del "spin-off" de uno de los títulos multijugador más exitosos de todos los tiempos. Las premisas del título desarrollado por DICE están claras: brindar a los jugadores la posibilidad de disfrutar de uno de los sistemas multijugador mejor elaborados y más divertidos del momento, al tiempo que pretende demostrar que también son capaces de realizar un modo campaña a la altura de las circunstancias, con un apartado técnico explosivo.

Variedad e indisciplina

Que consiga el objetivo depende de muchos factores, pero lo que sí está claro es que este Battlefield: Bad Company 2 mejora todo lo visto y experimentado en la entrega anterior, aunque con algunos cambios. Como secuela que es, volveremos a formar parte de la Bad Company, un grupo de soldados que pese a que pudieran estar condenados al ostracismo por su aparente falta de disciplina, consiguieron salir airosos de misiones de gran calibre y complejidad. En esta ocasión, se nos pondrá en el papel de Preston Marlowe, quien acompañado por el resto del grupo, es decir, el coronel Anderson, Haggard y Sweetwater, deberá cumplir con éxito una de las misiones más complejas que pudiera imaginar: deberán encontrar antes que los rusos un arma de destrucción masiva.

Durante esta misión haremos frente a todo tipo de soldados y vehículos –de los que hablaremos más adelante- y viajaremos de la fría frontera de Sibera a las calurosas y coloridas selvas de Sudamérica. La variedad está asegurada, pero la libertad con la que contaba el modo campaña de la anterior entrega ha disminuido –casi hasta desaparecer- a favor de un modo campaña más intenso –aunque corto, pues su duración se sitúa alrededor de las siete horas-. De tal forma, nos moveremos por un camino prefijado, sin la posibilidad de contar con amplios niveles para realizar las rutinas y estrategias que deseásemos. Ahora esto no ocurre, pero aún así podemos seguir afrontando las situaciones como deseemos, ya que podemos movernos libremente por los escenarios para flanquear a los enemigos, recoger sus armas, etcétera.

Cabe destacar que, cuando flanqueemos a nuestros enemigos, el resto de nuestros compañeros harán gala de una gran inteligencia artificial, pues será entonces cuando más notaremos su apoyo directo, avanzando para atacar con mayor fiereza a los soldados enemigos. En otras situaciones tendremos la sensación de que seremos nosotros quienes debamos realizar toda la faena, pues nuestros compañeros se mantendrán alejados, pero es un detalle que no tiene mayor importancia.