Vandal
PEGI +16
PlayStation 2
FICHA TÉCNICA
Desarrollo: Square Enix
Producción: Square Enix
Distribución: Proein
Precio: 59.95 €
Jugadores: 1
Formato: 1 DVD
Textos: Español
Voces: Inglés
Online: No
COMUNIDAD

PUNTÚA
Final Fantasy XII para PlayStation 2

ANÁLISIS

Análisis de Final Fantasy XII para PS2

Daniel Escandell ·
La obra cumbre de Square Enix ya ha llegado a las PlayStation 2 europeas.
GRÁFICOS
9.8
SONIDO
9.5
NOTA
9.7
DIVERSIÓN
9.7
JUGABILIDAD
9.7
Versión PS2.

Se suele decir que lo bueno se hace esperar, y lo cierto es que el mes de febrero tiene que haber sido bueno para los usuarios de PlayStation 2, que, por un lado, han recibido el largamente esperado Okami, tras sus múltiples retrasos, y ahora, poco antes de cerrar el mes, llega a Europa, por fin, Final Fantasy XII, último juego de la saga para PS2. A partir de aquí, la saga tomará nuevos rumbos, tanto en PlayStation 3 (con la decimotercia entrega) y Nintendo DS, con la secuela del juego que nos ocupa, Revenant Wings. Y los que vendrán.

Una de las cosas que más nos puede sorprender de este título es lo que, en apariencia, le cuesta arrancar en comparación con otros juegos del género e incluso anteriores entregas. Se toma su tiempo construyendo los antecedentes que van a desembocar en la situación actual del reino de Dalmasca, empezando por la guerra se inicia el mismo día en el que el Príncipe contrae matrimonio. Conocemos la batalla de funesto resultado que impulsará la firma de un tratado de paz, o al menos eso parece. En este momento controlaremos a un jovencísimo soldado que cuenta apenas dieciséis años y que tiene, entre sus objetivos, buscar a su hermano dos años menor, que es todo lo que le queda.

Es ése el momento en el que el juego nos da el control y nos enseña a manejarnos en su sistema de lucha. Pero si piensas que ahí empieza la historia de verdad, estás equivocado, ya que todavía tendrán que suceder varios hechos y adelantarnos en el tiempo dos años para conocer a otro chico de dieciséis años, Vaan. Y una vez hayamos conocido a Vaan y cómo es ahora la situación de Dalmasca, el juego todavía se tomará su tiempo hasta que empiece la aventura de verdad.

Todo esto sucede, por un lado, por el elaborado contexto en el que se va a desarrollar la historia, mucho más compleja y en un mundo en el que las relaciones entre los personajes no van a ser tan sencillas y planas como en otras historias. Por eso, Final Fantasy XII necesita tomarse su tiempo para ir presentando al jugador el mundo en el que va a vivir su aventura, y, además, tiene que enseñarle a jugar, pues estamos ante un juego que, aunque sigue siendo por turnos, ha cambiado muchas cosas en su sistema de combates, de manera que la experiencia de juego resulta, por primera vez en mucho tiempo, realmente fresca. Es posible que, pese al bien llevado tutorial (perfectamente integrado en la historia, y que ya tiene sus primeras sorpresas, giros y tramas políticas), nos cueste un poco más hacernos con los mecanismos de combate, pero para ello los programadores, liderados en esta ocasión por Yasumi Matsuno (Vagrant Story, Final Fantasy Tactics, Ogre Battle.)

Precisamente, el mundo en el que tiene lugar la historia de Final Fantasy XII es Ivalice, que ya conocimos en el juego de PlayStation Final Fantasy Tactics, inédito en Europa (pero con una conversión para PSP en camino) y que se retomó igualmente en la entrega de la serie Tactics para GBA. Esto, sin duda, ha ayudado a conformar un mundo realmente enorme lleno de personajes y razas de todo tipo que van tomando parte en la elaborada trama que se ha compuesto para albergar al juego. Además, a partir de la ocupación de Dalmasca se crea una atmósfera de represión y temor a la sombra de una nueva guerra que ha impregnado a los múltiples habitantes que nos encontramos desde un primer momento, mientras se da el germen para algunos movimientos de oposición política. Todo ello en el ambiente de fantasía tecno-medieval que tantas otras veces se ha empleado en el género, empezando por la propia Square Enix, pero que funciona muy bien en la ocasión, dando clara predominancia a los elementos fantasiosos.

La narración es mucho más elaborada que en anteriores títulos, ya lo hemos dicho, pero además se ve beneficiada por la temprana presentación de todos los personajes, tanto los protagonistas como sus enemigos, de manera que aunque nos vamos a encontrar con sorpresas y giros en el guión, se va a prescindir de elementos narrativos forzados y artificiosos, y, al mismo tiempo, hay espacio de sobra para profundizar en los personajes. Estos evolucionan, modifican la relación que hay entre ellos según el juego avanza, y sus motivaciones van descubriéndose –y alterándose- a lo largo de la aventura.

Gracias a la predominancia de los elementos de fantasía, los entornos del juego nos van a sorprender casi tanto como los giros que va a ir dando el guión a lo largo de la aventura. Pero el rasgo distintivo de este Final Fantasy XII radica en el sistema de combates, que se ha modificado notablemente con respecto a los anteriores juegos de la saga. Así, por ejemplo, los combates tienen lugar en los mismos escenarios en los que nos movemos, sin escenas de transición, ni combates aleatorios: los enemigos están ahí y si nos ven nos atacarán; nosotros podemos eludirles o empezar la lucha.

Últimos análisis

Análisis
2017-10-20 09:45:00
Gran Turismo potencia su vertiente online con una propuesta interesante pero que descuida el contenido y las opciones para un jugador.
Análisis
2017-10-19 09:31:00
La nueva entrega de una saga que gestiona muy bien el Mal con un juego lleno de humor en una buena mezcla de gestión subterránea y estrategia.
Análisis
2017-10-18 15:00:00
Fire Emblem da el salto a la acción masiva de Omega Force con un juego divertidísimo, largo y con un sorprendente toque táctico que respeta la esencia de la saga principal.
Análisis
2017-10-17 14:02:00
La lucha libre más completa y salvaje regresa con una edición muy notable.
Análisis
2017-10-17 09:40:00
Una serie de extraños asesinatos asolan Japón. ¿Podrás resolver el misterio?
Análisis
2017-10-16 18:51:00
Un juego de rol de la vieja escuela y gran libertad envuelto en un motor gráfico antiguo y en una interfaz muy poco atractiva.
Flecha subir