PlayStation 2Compra Burnout 2: Point of Impact en FNAC
Lanzamiento: · Género: Velocidad
También en: GCN XBOX
FICHA TÉCNICA
Desarrollo: Criterion Studios
Producción:
Distribución: Acclaim España
Precio: 59.95 €
Jugadores: 1-2
Formato: 1 DVD
Textos: Español
Opción 60Hz: Sí
COMUNIDAD

PUNTÚA:
Burnout 2: Point of Impact para PlayStation 2

ANÁLISIS

Análisis de Burnout 2: Point of Impact para PlayStation 2

Pablo Grandío · 16/9/2002
GRÁFICOS
9.5
SONIDO
9
TOTAL
9.5
DIVERSIÓN
9.5
JUGABILIDAD
9.5
Versión PS2. También disponible en GameCube y Xbox.

Un retorno elevado al cuadrado

El año pasado Criterion Games creó un auténtico juegazo de conducción arcade, que irrumpía en un género dominado por Gran Turismo y otros juegos de similares características, donde primaba la simulación sobre la diversión y la velocidad pura y dura. Burnout era justo lo contrario: velocidad y adrenalina en cantidades industriales, con un motor gráfico sensacional, a 60 fps y con una sensación de velocidad increíble, pero con algunos aspectos no demasiado pulidos. Burnout era un juego muy divertido, donde destacaban los espectaculares choques que se producían contra los otros vehículos de los circuitos urbanos, y la única pega que se le podía poner era la escasez de modos de juego originales, posiblemente por falta de tiempo.

Un año después, su secuela hace aparición, de nuevo en PlayStation 2. Burnout 2 conserva la increíble jugabilidad y la sensación de velocidad del primero, y mejora todo lo demás; posee un apartado gráfico impresionante, un muy buen sonido y muchos más modos de juego, que lo convierten, a falta de una sorpresa de última hora, en el mejor juego de coches del año. Como curiosidad, si según los desarrolladores la primera parte estaba inspirada en películas como Ronin, esta segunda parte toma elementos de películas americanas, como la exitosa The Fast and the Furious.

Pero vayamos por partes, pues luego ya nos encargaremos de ir elogiando uno por uno cada uno de los apartados que hacen de este Burnout 2 una compra obligada para los amantes de la velocidad y de los videojuegos en general. La jugabilidad en esencia no ha cambiado, salvo por los saltos y una mayor importancia de los derrapes, pero su planteamiento frenéticamente arcade ha sido aprovechado en nuevos modos de juego que alargan considerablemente su duración y su diversión.

Muchos más modos de juego, y más divertidos

Como no podía ser de otra manera, el modo central del juego, a través del cual desbloquearemos nuevas pistas y coches, es el Campeonato. En él, aparte de participar en los clásicos torneos consistentes en varios circuitos –y esta vez por puntos, no por puestos como en el anterior, lo cual es un alivio-, también intercalaremos carreras uno contra uno ("head to head", también presentes en el original), y fases en el modo Chase, en el que, al estilo Need of Speed, controlaremos a un coche de policía que tendrá que dejar en la cuneta, a base de choques, al delincuente de turno. Antes de embarcarnos en la chicha del juego, sin embargo, conviene gastar diez minutillos en el tutorial, que recibe el nombre de "Offensive Driving 101" y nos enseñará como se debe conducir en el mundo de Burnout 2, ayudándonos a dominar movimientos que a la larga se harán esenciales, como el derrape. Aparte del modo campeonato está el modo single race, que no necesita explicación, y el modo Chase, con carreras "policías y ladrones" que ya hemos comentado más arriba.

Mención especial merece el modo Crash, un añadido aparentemente secundario pero que se convierte en una de la mayores virtudes del juego, desafiándonos a chocar y causar el destrozo más caro posible. En la primera entrega, cada vez que chocábamos se "valoraba" el choque, cosa que al final sólo servía para entrar en un ranking de peores –o más destructivos- conductores. En este modo, cuanto más daños causemos mejor, y hasta habrá multiplicadores, como si se tratasen de combos en el Tony Hawk. La diversión de este modo tiene sentido; después de todo, una de las virtudes del original, que ha sido elevada al cuadrado en esta entrega, era la espectacularidad de los choques, y ahora éstos constituyen un modo por sí solo, que aumenta considerablemente la diversión y la duración del juego. Terminando con los modos de juego, es necesario destacar el premio tras el campeonato, llamado Custom Series Mode, algo parecido al campeonato pero con varias opciones extra de configuración.

Considerable variedad de coches y circuitos

En cuanto a los coches y a los circuitos, Burnout 2 posee un total de 21 coches, 14 de ellos desbloqueables a medida que avanzamos, y otros 7 secretos. Los coches no son modelos reales, por si alguien se lo preguntaba, pero algunos de ellos recuerdan a automóviles reales. 21 parece un número algo escaso, pero comprende a todo tipo de coches, cada uno con sus propias características, pros y contras. Hay desde el clásico utilitario, deportivo o roadster de la primera parte hasta coches más extravagantes como el de policía, daytona o autoescuela, pasando por coches míticos de otras épocas como los años 50. Los circuitos, por su parte, son 32, basados en seis localizaciones en América, como un aeropuerto, las montañas rocosas, la ciudad de Los Ángeles o Nuevo México. Hay que destacar que aunque las "bases" estén en sólo seis áreas, los 32 circuitos son mucho más diferentes entre sí que los de la primera parte, por lo que no se limita tanto ni se hace monótono.

Exquisitez Gráfica

Si Criterion buscaba una forma subliminal de promocionar su herramienta Renderware por todo el mundo, con Burnout 2 lo ha conseguido con creces. El departamento de creación de juegos de la compañía que crea la más popular herramienta Middleware (con ella se ha creado, por ejemplo Grand Theft Auto 3) se ha vuelto a lucir en el apartado gráfico; el original, aunque no muy pulido, mostraba un motor gráfico estable a 60 fps y con una endiablada sensación de velocidad, y esta segunda entrega hace lo mismo, pero mostrando unos escenarios más llenos de cosas todavía, con unas texturas a alta resolución y unos efectos gráficos impresionantes.

El motor de colisiones ha mejorado sustancialmente, y aparte de las abolladuras que sufría el chasis del coche en la primera entrega, ahora saldrán volando partes del mismo como el parachoques o las ruedas –que por supuesto, podrán provocar más accidentes-. Los choques son, además, mucho más espectaculares. El modelado de los coches es más complejo ahora, y éstos, aunque no reales, muestran un aspecto espléndido y se reconocen fácilmente sus similitudes con automóviles reales. Pero lo que más llama la atención de los coches es la multitud de efectos que se aplican sobre ellos. Detalles como el excelente humo del tubo de escape pasan desapercibidos ante los espectaculares efectos de luz y reflexión sobre la carrocería del coche. El environment mapping da una fantástica sensación de realismo, pero son los efectos de iluminación los que quitan el hipo, destacando el llamado Bloom Lighting, que hace que el reflejo varíe dependiendo del ángulo desde el que veamos el coche y su posición respecto al sol, creando un resultado magnífico del que seguro que tomarán nota el resto de los juegos de coches.

Los escenarios, por su parte, tienen muchos más detalles y son más complejos que en la primera entrega, hacen gala de unas texturas de muy buena calidad y sobre ellos se aplican los mismos espectaculares efectos que sobre los coches. Destaca también el anti-aliasing a pantalla completa, que hace que los jaggies brillen por su ausencia, y la ausencia de popping. Es espectacular también el efecto de la luz sobre el asfalto. Y lo bueno de todo esto es que se mueve a 60 imágenes por segundo, incluye opción de 60 Hz y hasta un modo progressive scan que pocas o ninguna televisión europea tiene aún.


Síntesis entre sonido y jugabilidad

Respecto al sonido, como ya había declarado Alex Ward, director creativo del juego, se ha intentado crear una síntesis entre música, gráficos y jugabilidad. La banda sonora es mucho más variada que la anterior, con temas de rock, y aunque pueda parecer muy simple, el aumento de volumen que sufre cuando utilizamos el turbo crea un resultado sensacional. Los efectos de sonido también están a una gran altura, siendo las colisiones realmente contundentes (con diferentes FX dependiendo del tipo de choque), y los sonidos del motor algo exagerados, pero también muy conseguidos.

Mismo control, nuevo estilo

A primera vista, no parece que haya muchas diferencias entre las dos entregas en lo que a nivel jugable se refiere, pero tras media docena de carreras éstas comenzarán a ser palpables. En primer lugar, los derrapes han cobrado una importancia mucho mayor y es absolutamente necesario dominarlos para ganar las carreras. En segundo lugar, los turbos, que en algunas carreras ni siquiera llegábamos a usar, son ahora mucho más numerosos. Estas novedades no son necesariamente mejores o peores, pero sí es cierto que le dan mucho más sentido a hacer locuras en la carretera y a aprovechar el control arcade haciendo uso de los mencionados derrapes.

En la primera entrega, conseguir un turbo era harto difícil en algunas pantallas, pero ahora se ha bajado el listón para llenar la barra, obteniendo más relleno por cada "near miss", por los derrapes y por los metros recorridos en sentido contrario. Además, es relativamente fácil que tras utilizar un turbo nos den otro de propina, y así sucesivamente, sólo hay que seguir haciendo locuras mientras tengamos el turbo, y la mayoría de ellas serán derrapes que saldrán casi automáticamente, por lo que si no chocamos podemos estar tranquilamente media vuelta con el turbo puesto, escalando posiciones o manteniendo con holgura la cabeza de la carreras.

Además, se han cambiado algunas de las "normas de la carretera". El tráfico ya no es tan predecible como en la anterior entrega, y su inteligencia artificial es mucho más "humana", presentando patrones de comportamiento bastante avispados y en ocasiones imprevisibles. Además, han mejorado algunos aspectos; por ejemplo, cuando vamos por un túnel que tiene dos caminos (uno en nuesto sentido y otro en el contrario) y chocamos, en la primera entrega reapareceríamos en el carril "legal", mientras que en esta seguiremos en el lado de la carretera por el que ibamos. Otra modificación muy buena, y tremendamente lógica, es que ahora no chocaremos con las líneas verdes que nos señalan el camino, sino que simplemente nos frenarán. El control del juego sigue siendo tremendamente sencillo y fiable, aunque como todo buen arcade, bajo su aparente simpleza tiene una considerable profundidad, que es lo que hará que poco a poco iremos haciendo vueltas perfectas –aunque hay veces, como en la primera parte, que un coche que se cruza con nosotros en perpendicular acaba con el as del volante más pintado-.

El mejor juego de carreras del año

Como conclusión, podría decirse que Burnout 2 es todo lo que debería haber sido el primero, plasmar con el tiempo suficiente la idea de velocidad pura y dura que representa el juego de Criterion. El apartado gráfico es extraordinario, y los cambios en la jugabilidad lo hacen más divertido y menos monótono que el primero. Además, los nuevos mdos de juego, y la considerablemente mejor organización del modo campeonato, alargan la duración y le conceden una increíble capacidad de adicción. Completando el conjunto, el modo para dos jugadores siempre necesario en este tipo de juegos y tan divertido como en la anterior entrega. Burnout 2 vuelve a coronarse rey de los juegos de velocidad de arcade, revalidando su título y dejando en evidencia en algunos aspectos a aspirantes como el nuevo Need for Speed. En cada generación se crean nuevos mitos, mientras que otros pasan al olvido; Halo y Grand Theft Auto son dos buenos ejemplos. Bienvenido al olimpo, Burnout. Compra obligada para los amantes de la velocidad.
Metacritic

Últimos análisis

Análisis
2014-10-20 09:00:00
Bayonetta consigue superarse una vez más para llevar a los hack and slash a un nuevo nivel con toda una obra maestra del género.
Análisis
2014-10-16 14:43:00
El reconocido librero y escritor con dotes de detective, Gabriel Knight, vuelve al panorama del mundo del videojuego con una sólida y entretenida aventura gráfica.
Análisis
2014-10-16 09:57:00
El creador de Final Fantasy nos invita a disfrutar de un sólido y adictivo nuevo juego para iOS y Android en el que los géneros de rol y rompecabezas se fusionan con atino y clase.
Análisis
2014-10-15 15:00:00
La F1 aprieta el acelerador para adaptarse a las novedades del campeonato de este año.