PlayStation 2Compra Blood Omen 2 en FNAC
Lanzamiento: · Género: Aventura
También en: XBOX
FICHA TÉCNICA
Desarrollo: Crystal Dinamics
Producción:
Distribución: Proein
Precio: 59.95 €
Jugadores: 1
Formato: 1 DVD
Textos: Español
Voces: Español
Opción 60Hz: No
Online: No
COMUNIDAD

PUNTÚA:
Blood Omen 2 para PlayStation 2

ANÁLISIS

Análisis de Blood Omen 2 para PlayStation 2

Pablo Grandío · 0/0/0000
GRÁFICOS
6.5
SONIDO
9
TOTAL
7
DIVERSIÓN
7
JUGABILIDAD
7
Versión PS2. También disponible en Xbox.

El cuarto título de la saga

Hace unos años la compañía canadiense Silicon Knights –ahora second party de Nintendo- desarrollaba para PlayStation un sencillo y poco llamativo action-rpg llamado Legacy of Kain: Blood Omen, que pasó sin pena ni gloria por las tiendas. No le llegaría la fama a esta saga hasta el lanzamiento de Soul Reaver, en unas preciosas 3D y desarrollado por la que continuaría la saga, Cristal Dinamics. Con la venida de las consolas de nueva generación no tardó en anunciarse una segunda parte de este último juego, que ya está en las tiendas, y a mediados del año pasado llegaba el anuncio de la segunda entrega de "la rama" Blood Omen, desconocida para muchos, y cuyo protagonista es Kain, el que da título a la saga y el enemigo de Raziel en los dos Soul Reaver.

Las similitudes entre Soul Reaver 2 y Blood Omen 2 no son precisamente pocas, aunque Crystal Dinamics se ha esforzado en que BO2 se diferencie lo bastante de SR2, conservando también parte del estilo del primer Blood Omen. El resultado ha sido un aventura con mucha acción, puzzles muy simple y un sistema de evolución del personaje que incluye la adquisición de experiencia y de nuevos poderes. Y mucha, mucha sangre. Litros y litros de sangre que Kain beberá insaciablemente.

Sed de sangre y sed de venganza

La historia ocurre 200 años después del primer Blood Omen, y mucho antes de los dos Soul Reaver. Kain es un vampiro relativamente joven que, tras intentar dominar el mundo gracias al su poder, el de su ejército y el de la segadora de almas, es vencido (y casi muerto) por Lord Sarafán. Todos le creen muerto, pero la resistencia vampírica, llamada la Cabala, recuperó su cuerpo y lo hizo reposar durante años, esperando a que algún día despertase. Dicho y hecho, Kain despierta algo confuso pero pronto es puesto al día por Umah, la mujer-vampiro que se encarga de entrenarle rápidamente. Tras un breve entrenamiento nos pondremos manos a la obra en nuestro plan de derrotar a Lord Sarafán y recuperar lo nuestro, siempre guiados por una historia muy interesante.

Kain es un antihéroe, con un carácter arrogante y sediento de poder. Resulta más que evidente tanto para nosotros como para los personajes de la historia que Kain va a lo suyo, que quiere venganza y dominar el mundo y que le da bastante igual el resto. Durante esos 200 años, los vampiros han estado perseguidos por los caballeros Sarafan e incluso algunos de su raza, sus compañeros más poderosos, se han puesto del lado del enemigo. Esos serán precisamente los jefes finales con los que nos encontraremos, que tienen un pasado en común con Kain, habiendo siempre odio, rencor y envidia por parte del jefe final y un alegre desprecio por parte de Kain. Estos jefes finales tienen, además, una habilidad especial que tras vencer adquiriremos nosotros.

Combate, exploración y succión

El sistema de juego de Blood Omen 2 gira en torno al combate, un ligero toque de exploración que implica resolver puzzles extremadamente simples y el mantener a raya nuestra sed de sangre. Nuestra barra de vida será nuestra barra de sangre, que disminuirá por los ataques de los enemigos y gradualmente por la sed de sangre que todo vampiro que se precie tiene. Por lo tanto, lo primero que haremos tras derrotar a un enemigo será succionar su sangre hasta dejarle seco, cosa que también nos dará experiencia (llamada Conocimiento por el juego), rellenando la barra correspondiente que una vez completa incrementará nuestra vida. Otra forma de obtener conocimiento será "absorbiendo" las reliquias vampíricas dispersas y ligeramente escondidas por todo el mapeado.

El sistema de combate es terriblemente simple, y ese es precisamente uno de los fallos del juego. Usaremos un botón para encarar el enemigo, otro para cubrirnos (que puede ser de manera automática, manteniéndolo pulsado, o de manera manual, pulsándolo en el momento justo), uno para golpear y otro para agarrar. Como habréis supuesto, el que sólo haya un botón de ataque propiamente dicho hace muy monótonos los combates, aunque la variedad de armas palia relativamente este aspecto. Tendremos desde pequeños cuchillos hasta espectaculares hachas decapitadoras, pasando por todo tipo de armas intermedias. Un aspecto importante en cuanto a las armas es que irán deteriorándose hasta romperse, de forma que tendremos que estar siempre atentos a conseguir una nueva arma, a no ser que confiemos en nuestras garras, algo menos efectivas.

Los poderes ocultos de un vampiro

Otra de las cosas que hace algo más variado el combate son las dotes oscuras, de las cuales tendremos sólo 2 al principio: la niebla y la rabia. La niebla nos permitirá escondernos y matar por la espalda, como en el primer juego, y con la rabia ejecutaremos un brutal e imparable ataque que casi derrotará a cualquier enemigo. Más adelante conseguiremos otros cinco: el salto, simplemente espectacular; la posesión, para controlar la mente de un ciudadano; la telekinesis, para activar interruptores a distancia; el ataque berserker y la inmolación. Estas dos últimas serán similares a la rabia y podrán ejecutarse cuando nuestra barra de rabia esté completa. Las otros tres tomarán parte en algunos de los puzzles que nos iremos encontrando a lo largo del juego.

Pros y contras de la jugabilidad

La jugabilidad tiene dos problemas importantes: la linealidad y la monotonía. Habría sido genial tener la libertad de rondar por la presumiblemente grande ciudad de Meridian investigando a nuestro antojo y chupando la sangre de inocentes ciudadanos, pero todo está regido por la historia y los niveles no tendrán ni un ápice de libertad de movimiento, consistirán en llegar del punto A al punto B, derrotando a los enemigos que nos encontremos. El otro problema es la monotonía. El sistema de combate cansa fácilmente, mientras que los puzzles son demasiado sencillos y generalmente se resuelven accionando los interruptores adecuados o empujando la caja al único lugar donde se puede empujar.

Un aspecto que es digno de mención son las luchas contra los jefes finales, las partes de mayor dificultad del juego y que estarán divididas en varias fases, en las que el enemigo se comportará de manera diferente. Los combates con los enemigos normales se irán haciendo más difíciles –y también los enemigos más poderosos- a medida que avancemos por las fases, y los enemigos comenzarán a hacer ataques semi-especiales y especiales (estos últimos tendremos que esquivarlos), pero siempre con una inteligencia artificial no muy alta.

Gráficamente con luces y sombras

El aspecto gráfico de Blood Omen 2 no es malo pero podría decirse que es decepcionante. Mientras el "hermano" Soul Reaver 2 muestra un aspecto gráfico precioso, Blood Omen 2 no llega al nivel y muestra unos personajes con menos polígonos y menos calidad de texturas, unos escenarios amplios y con una ambientación oscura pero no demasiado brillantes a nivel artístico y unos efectos especiales ambiguos en cuanto a calidad se refiere. Mientras que algunos son buenos, otros como el del agua son malos.

BO2 también adolece otros problemas; las cargas en tiempo real crean algún slowdown grave de vez en cuando, cuando el juego está cargando el escenario que vamos a pisar. Eso no suele influir en la jugabilidad normal pero sí queda poco bonito. La rutina de detección de colisiones funciona mal con los enemigos y demás personajes, haciendo que muchas veces se "sumerjan" en las paredes. Aunque gráficamente no es malo ni mucho menos, Blood Omen 2 está por debajo de lo esperado y con algunos problemas que se podrían haber evitado.

Un excelente doblaje

El aspecto sonoro es otro cantar. El doblaje es genial, con un Kain "sembrado" y con unas voces de los personajes secundarios muy buenas también. Hasta en la calle oiremos conversaciones en castellano, que normalmente se verán interrumpidas cuando uno de los dos grite al ver como nos "comemos" a su contertulio. La música está a un gran nivel y crea una ambientación muy creible, cambiando en las escenas de combate. Los efectos especiales están a muy buen nivel, con unas colisiones entre armas que nunca llegan a cansar y los efectos de las dotes oscuras muy bien realizados.

Por debajo de lo esperado

Blood Omen 2 es un buen juego, pero algo por debajo de lo que nos esperábamos tras ver Soul Reaver 2, claramente superior a éste. Mientras que la dinámica de ser un vampiro megalómano que se dedica a chupar sangre de inocentes resulta muy divertida, el desarrollo del juego, pese a contar con una historia interesante y una buena ambientación, llega a hacerse algo monótono por lo que hemos dicho antes: puzzles demasiado fáciles, combate repetitivo y una linealidad que ojalá no existiese. Globalmente es una buena aventura, recomendada a los fans de la saga Soul Reaver y a los que les gusten los juegos "hack & slash" que no requieran mucha resolución de puzzles.
Metacritic

Últimos análisis

Análisis
2014-11-25 18:03:00
Sonic y sus amigos cambian de aspecto para ofrecernos una nueva aventura en dos dimensiones que por desgracia una vez más se mueve en el terreno de la mediocridad.
Análisis
2014-11-25 09:25:00
Super Smash Bros. da el salto finalmente a la alta definición con el juego más completo y refinado de la saga. ¡Que continúe el combate!
Análisis
2014-11-24 16:35:00
Un haiku hecho videojuego no apto para todos los públicos.
Análisis
2014-11-24 13:40:00
Sin grandes revoluciones pero con nuevos temas y toda la diversión del original. Un juego pensado especialmente para los fans de Miku.