Vandal
PlayStation 2
FICHA TÉCNICA
Desarrollo: Ubi Soft
Producción: Ubi Soft
Distribución: Ubi Soft
Precio: 6995
Jugadores: 1
Formato: 1 DVD
COMUNIDAD

PUNTÚA
Batman Vengeance para PlayStation 2

ANÁLISIS

Análisis de Batman Vengeance

Pablo Grandío ·
GRÁFICOS
6
SONIDO
7.5
NOTA
7
DIVERSIÓN
7
JUGABILIDAD
8
Versiones PS2, GameCube, Xbox, Game Boy Advance.

Basado en la serie de animación

Para qué vamos a engañarnos, el mejor producto basado en Batman es la serie "Las Aventuras de Batman" de los años 60, protagonizada por Adam West. Sin embargo, a lo largo de los muchos años de vida de este personaje ha habido otros productos televisivos y cinematográficos que pese a no igualar la calidad de esta serie de imagen real, sí han contribuido a extender la leyenda del personaje, y a agradar a sus fans. Uno de estos productos es la serie de animación "Batman: The Animated Series" que comenzó a principios de la década pasada, y que en nuestro país comenzó a emitir Canal + en perfecto codificado. Luego la serie fue emitida por otros canales de televisión en horario de mañana dentro de sus programas infantiles; Esta serie de Batman ofrecía un look característico, en el que predominaba una imagen robusta y poco expresiva del héroe, dentro de una ambientación oscura de la ciudad de Gotham. Estos dibujos animados son los que han inspirado este nuevo juego de Ubi Soft protagonizado por Batman, y las técnicas gráficas modernas como el Flat Shading (no utiliza el famoso Cell Shading, sino otra técnica que asemeja los gráficos a lo que vemos en la serie de animación) han hecho posible que el cruzado de Gotham haya sido representado tal como lo veíamos en esa serie, en este interesante juego del hombre murciélago llamado Batman Vengeance.

La historia de Batman ya casi forma parte de la cultura popular, en parte porque en el 80% de los comics del justiciero hay un flashback de esa tragedia, en todas las películas Batman lo recuerda, y en al menos un episodio de cada temporada de las series de televisión se recuerda. El único producto que no lo recordaba constantemente era la magistral serie protagonizada por Adam West: La perfección existe. Como sabéis, a Bob Kane se le ocurrió en los años 30 una historia curiosa: Iba la multimillonaria familia Wayne paseando por las calles de la imaginaria ciudad de Gotham, una noche después de un importante acto social. Repentinamente, dos ladrones atracan a la pareja, que va acompañada por su joven hijo Bruce, y acaban con la vida de los progenitores del niño, que lo ve todo y queda bastante traumatizado (y cabreado). Sin embargo, y al contrario de lo que suele pasar, Bruce no se queda mudo ni ve muertos en ocasiones, sino que nace en él un enorme deseo de venganza que hace que se obsesione con acabar con el crimen. Aprende ciencia, tecnología y artes marciales, y además de amasar todavía más dinero del que su familia le había dejado, se convierte en Batman, un justiciero anónimo de la ciudad de Gotham que cuenta con el beneplácito de la comisaría de policía y la admiración (y cierto miedo) de los habitantes de la ciudad de Gotham. Así comienza a forjarse la leyenda de Batman, nada de picaduras de murciélago radiactivo ni herencia kriptoniana: Batman es el único superhéroe que no posee ningún poder especial, sino que sólo se vale de su ingenio y de su trabajado físico.

Unos videojuegos no demasiado brillantes

Además de una historia del personaje, hay una historia de los videojuegos de Batman. Desde los tiempos del Spectrum hasta las recien salidas al mercado GameCube y Xbox, ha habido juegos de Batman, y éstos han sido desde excelentes hasta lamentables, pasando por todas las escalas de calidad que a uno se le pueda ocurrir. Las últimas apariciones de Batman en el mundo de los videojuegos han sido muy tristes, especialmente Batman Beyond y Gotham City Racer. Cuando confías en Kemco para que te hagan un buen juego, pueden pasar dos cosas: Que te hagan un Top Gear o que te hagan un bodrio, y esta segunda opción fue la que resultó de los últimos juegos del hombre murciélago. Sin embargo, otros juegos anteriores habían resultado ser mucho mejores. El primero que me viene a la mente es el Batman Returns de Super Nintendo, una auténtica maravilla, un Batman a lo Final Fight larguísimo, que me proporciono horas y horas de mamporros marca Batman. Anteriormente habían brillado otros como el Batman de Ocean del año 1986 u otros, generalmente en el PC, que dejaban la imagen del cruzado de la capa como se merecía.

Como si fuese un capítulo de la serie

Tras salvar a una más que clásica mujer en peligro de muerte, la historia de Batman Vengeance se va abriendo a nuestros ojos. Como si de un episodio de la serie de animación se tratase, pero de una duración mucho mayor de lo normal, la historia se va tejiendo y entretejiendo nivel a nivel, con visitas de Batman a la batcueva incluídas, y los diferentes villanos van introduciéndose en la historia, descubriéndonos una trama que relaciona muchos de los acontecimientos por los que pasaremos a lo largo del juego.

Jugabilidad variada

Batman Vengeance se juega desde una perspectiva en tercera persona, sobre la que tendremos cierto control pulsando un botón que ubica la cámara justo detrás de nosotros. Su jugabilidad combina plataformas, combate a lo Final Fight, exploración y el uso de los ya legendarios artefactos de Batman, como el gancho para ir de edificio en edificio o los batarangs, unos boomerangs con forma de murciélago que tienen bastantes usos. También podremos pegarnos a las paredes al más puro estilo Solid Snake para sorprender a nuestros enemigos. La mayoría de las misiones consistirán en llegar del punto A al punto B, pero en el proceso tendremos que realizar bastantes cosas, la primera de ellas arreglárnoslas para sortear todos los obstáculos que encontremos, para lo cual posiblemente usemos el batgancho de toda la vida, cuyo uso es más que intuitivo, con una perspectiva en primera persona (como la de todos los items).

No faltan tampoco las luchas con los clásicos sicarios del malo de turno, los cuales parecen clones el uno del otro. A la hora de luchar contra estos enemigos, la perspectiva cambia ligeramente y toma la de un juego de lucha uno contra uno, aunque con cierta flexibilidad ya que podremos enfrentarnos a más de un enemigo a la vez. Una vez hayamos acabado con el malvado de turno, podremos esposarlo para que no vuelva a causarnos problemas, pues al cabo de unos segundos recuperará algo de su fuerza y podrá levantarse y buscar nuestro pellejo de nuevo.

Otro de los elementos del juego es, como decíamos más arriba, las plataformas. En ciertas fases tendremos que jugarnos el físico saltando de bordillo en bordillo como si de Tomb Raider se tratase, y utilizando –cosa muy importante- nuestra capa para planear. Hay momentos del juego, cuando se suceden varias plataformas, en los que es demasiado fácil meter la pata y caer al vacío. Por ellos los chicos de Ubi Soft nos dejan comenzar de nuevo donde empezaba esta serie de saltos, un buen detalle por su parte. Uno de los problemas que he visto en lo de saltar es que al contrario que en la inmensa mayoría de juegos, no se puede saltar "justo en el bordillo", sino que hay que hacerlo un poco antes. Esto al principio resulta un problema, pero una vez que nos acostumbremos todo irá sobre ruedas.

Completando las misiones "normales" están algunos puzzles/minijuegos, cuyo mejor exponente es el de conectar los tubos del mismo color en el laboratorio, en el "episodio" de Mr Frío. Además de las fases convencionales, habrá eventos especiales como el de caida libre, en el que tendremos que salvar a alguien de meterse la gran leche contra el suelo o el mar, controlando nuestra velocidad de caida y "atrapando a la presa" antes del momento fatídico. Otras fases son las de batmovil o el batplane, que añaden el toque de variedad y de "soy Batman y tengo vehículos chulos" al juego. En definitiva, la jugabilidad es lo suficientemente variada para mantenernos pegados a la pantalla durante horas sin llegar a hastiarnos, pero tal vez peque de una simplicidad excesiva, debido a que el producto está dirigido a un público juvenil. Los puzzles no son demasiado difíciles de resolver, y el tiempo que nos dejan es más que suficiente. La dificultad no es en absoluto elevada, y casi nadie tendrá problemas para avanzar con normalidad durante el transcurso del juego.

Gráficamente simple, pero efectivo

Lo primero que le vendrá a la mente a alguien que nunca haya visto la serie de animación sobre la que se basa Batman Vengeance es que el juego tiene un aspecto gráfico simple, demasiado simple, que no aprovecha las capacidades de la consola para la que ha sido creado. Sin embargo, pese a no hacer un alarde de técnicas gráficas y quedar bastante mal ante otras maravillas gráficas como pueden ser DMC, GT3, Ico o Jak and Daxter, los gráficos de Batman Vengeance cumplen perfectamente con su función, que es intentar recrear la serie de animación en PlayStation 2.

El uso del Flat Shading en los personajes les hace parecer exactos a sus homólogos del a televisión, y los escenarios están diseñados al estilo Gotham City, mezclando un aspecto gótico y oscuro con detalles modernos. La iluminación se utiliza a la perfección, los efectos especiales como las explosiones están bien recreados, y solo se echa en falta un poco más de detalle en las texturas. Un aspecto gráfico que no exprime mucho las capacidades de la consola, pero que, como ya hemos dicho, cumple su cometido.

Las voces de la serie, en inglés

Batman Vengeance posee las voces de la versión inglesa de la serie de animación, subtituladas al español, pero que no podemos apreciar demasiado ya que obviamente la serie se ha emitido en nuestro país en castellano. Acompañando a las voces y a unos efectos de sonido muy "cartoon" está una más que decente banda sonora que estará presente toda la aventura.

Control algo confuso

Como ya he explicado antes, el control de Batman Vengeance es el de un juego cualquiera con perspectiva en tercera persona, exceptuando un modo en primera persona que se usa para las armas y demás gadgets del justiciero enmascarado. El control es muy fiel, sencillo de aprender y de dominar. Como únicos puntos algo conflictivos, ciertos problemas de transición entre los movimientos y el ya denominado percance en los saltos, donde no se puede esperar hasta estar justo en el bordillo. Por lo demás, y volviendo a decir que su dinámica es muy sencilla, una buena jugabilidad.

Batman, como se merece

Finalizando ya con este análisis, Batman Vengeance es uno de los pocos títulos que deja a Batman en el lugar que se merece; sin ser una obra maestra, el juego aporta bastantes horas de diversión, con un aspecto técnico muy efectivo y un feeling que te hace sentirte dentro de la serie de animación. Una compra recomendada a los fans del hombre murciélago, y un buen juego que además se vende a precio reducido (6.995 ptas).

Últimos análisis

Análisis
2017-12-14 09:36:00
La secuela de LocoRoco llega a PS4 con las habituales mejoras gráficas de una remasterización.
Análisis
2017-12-13 16:45:00
El apocalipsis nuclear regresa con esta gran adaptación para realidad virtual en exclusiva para HTC Vive.
Análisis
2017-12-12 17:50:00
Un juego único y absorbente, que no puedes perderte a poco que te gusten los puzles.
Análisis
2017-12-12 17:04:00
Un juego único y absorbente, que no puedes perderte a poco que te gusten los puzles.
Análisis
2017-12-12 10:01:00
Ōkami regresa con una remasterización, sin grandes novedades, pero toda la calidad del clásico original.
Análisis
2017-12-11 18:44:00
De la mano de antiguos desarrolladores de Buzz!, llega este interesante juego de preguntas y respuestas.
Flecha subir