Vandal
PEGI +16
Ordenador
FICHA TÉCNICA
Desarrollo: Relic Entertainment
Producción: Sega
Distribución: Koch Media
Precio: 54,95 €
Jugadores: 1
Formato: DVD
Textos: Español
Voces: Inglés
Online: Sí
COMUNIDAD

PUNTÚA
Warhammer 40.000: Dawn of War III para Ordenador

Insuficientes votos para figurar en los rankings.
ANÁLISIS

Análisis de Warhammer 40.000: Dawn of War III para PC

Saúl González ·
Uno de los clásicos de la estrategia moderna vuelve con batallas caóticas, mucha diversión y una dificultad desafiante.
Versión PC.

Warhammer 40.000: Dawn of War III es una de las sagas más importantes dentro del mundo de la estrategia para los jugadores de PC. Es cierto que puede que para el público más generalista no goce de la popularidad de otras sagas como Starcraft, Age of Empires o Total War, pero sus dos primeras entregas supusieron todo un golpe encima de la mesa de Relic, un estudio que ha sido un referente de la historia del género y que lo revolucionó con los dos primeros títulos de la franquicia.

Ahora, 7 años después del lanzamiento de las dos expansiones para la segunda entrega, nos llega Warhammer 40.000: Dawn of War III, un juego que ha levantado la expectación de todos los amantes del género desde su presentación oficial en mayo del 2016 y que llegará a nuestras casas el próximo 27 de abril para hacernos vivir una nueva y sangrienta guerra en el milenio cuadragésimo primero en el que se ambienta este universo futurista de Warhammer.

Tres ejércitos para luchar en la Madre de todas las Guerras

En Dawn of War III deberemos de tomar el control de uno de los tres ejércitos presentes en el juego para hacer frente a nuestros enemigos y destrozarles en el campo de batalla. En esta ocasión, Relic y SEGA han apostado por tres de los ejércitos icónicos de Warhammer 40.000 como son los Marines Espaciales, los Orkos y los Eldar, cada uno con su propia historia, trasfondo y características que harán que tengamos que variar en nuestra forma de jugar para dominarlos a todos.

Los Marines Espaciales son humanos genéticamente modificados con un único fin, proteger a su raza de todas las amenazas que se encuentran en la galaxia incluso si eso significa renunciar a su humanidad para convertirse en unos seres temibles y sin escrúpulos en el campo de batalla.

¡¡A POR ELLOZ CHIKOZ!!

A priori, estamos con el ejército más sencillo de manejar, centrándonos en el buen uso de las unidades de élite (algo indispensable para todas las facciones) y de utilizar a nuestro favor peculiaridades como el estandarte que aturde al enemigo e incrementa la velocidad de nuestras fuerzas, amén de la posibilidad de llamar a unidades en cualquier punto del mapa con el Repetidor Orbital gracias al cual nos "lloverán refuerzos desde el cielo".

Los Orkos son una de las facciones más queridas por los aficionados a la saga gracias a sus malos modales, su aparente cabeza hueca y su curioso lenguaje. Ellos viven por y para la guerra, buscando en todo momento demostrar que son los mejores y más sanguinarios guerreros en la batalla.

A la hora de controlar a los orkos, uno de los principales factores que tendremos que tener en cuenta es la recolección de chatarra que bien llegará por la destrucción de vehículos, estructuras o andadores o gracias a uno de nuestros edificios, las torres Waaagh. Esta chatarra nos permitirá recuperar y mejorar a nuestras tropas en mitad del campo de batalla e incluso, invocar a poderosas unidades que pueden marcar la diferencia en nuestra guerra con los Marines y los Eldar.

Por último y como tercera facción tenemos a los Eldar, los últimos supervivientes de la civilización que antaño dominó la galaxia y que combinan sus poderes físicos con armas de lo más sofisticadas. Se trata, quizás, del ejército más poderoso del juego pero también del que más dificultades tiene en la batalla si no estamos pendientes de todos los factores que le permiten incrementar su poder.

Las unidades élite son las auténticas dueñas del campo de batalla.

Cuando tengamos en nuestras manos a esta facción, tendremos que tener muy presente la importancia de los Portales de Telaraña, que nos permitirán incrementar la velocidad de nuestras tropas, teletransportarlas y beneficiar la regeneración de su escudo siendo los Eldar, de lejos, la facción más rápida de todo el juego, lo que puede darnos una ventaja táctica muy importante a la hora de disputar las partidas si nuestra telaraña y nuestra capacidad de gestión están a la altura de una raza tan complicada.

Los Élites son los que verdaderamente marcan la diferencia

Una vez puestas las tres facciones sobre "el tablero" toca adentrarnos por fin en la batalla, que, si venís de títulos más convencionales como Starcraft, por ejemplo, veréis que cuenta con unas cuantas diferencias que lo hacen un título de estrategia bastante especial, desafiante y divertido.

Las mecánicas de Dawn of War III hacen que en el juego prime la ofensiva y la guerra entre guerrillas más que el quedarse agazapado en nuestra base esperando el ataque enemigo.

Lo primero que destaca en Dawn of War III es la particular forma en la que tendremos que gestionar tanto las unidades como, sobre todo, los recursos. Olvidad eso de aparecer en el mapa al principio de la partida, crear un puñado de peones y edificios recolectores e ir a por los materiales de forma masiva. En este título, la mecánica para lograr obtener recursos será la de conquistar ciertos puntos que nos permitirán obtener requisas y energía.

Estos puntos de extracción están repartidos de forma muy inteligente con todos los mapas y crearán no pocas batallas para hacerse con su control ya que, por norma general, los recursos son muy escasos y es crucial controlar el número máximo de estos puestos para poder saborear la victoria en cada batalla, sin importar si estamos en la campaña o en el modo multijugador.

Esta mecánica a la hora de extraer recursos hace que Dawn of War III se convierta casi de forma constante en una guerra de guerrillas, en un juego dinámico en el que prima la ofensiva y el saber controlar en todo momento lo que ocurre en el mapa, siendo fundamental el tener el control de todo lo que pasa en el campo de batalla en todo momento, enfrentándonos a una multigestión constante de ataques, defensas y control de pequeños grupos de nuestras tropas para mantener nuestro dominio.

El dominio de los Élite será fundamental para obtener la victoria.

El juego tiene unidades de todo tipo, desde pequeñas tropas como los Marines Tácticos o los Chikos hasta las unidades pesadas como puede ser el Cañón de Prisma Eldar. Pero, de entre todas ellas, las más importante serán las Unidades de Élite que podremos invocar gracias a unos "puntos de élite" que se nos van entregando a medida que transcurre el tiempo en la partida y que por lo general serán inmensos héroes que serán los que verdaderamente marquen la diferencia en la batalla.

Y es que el resto de unidades están bien, sí, pero el aprendizaje, control y dominio de los élite serán lo que realmente decanten la balanza hacia uno y otro bando, siendo crucial que sepamos al dedillo cada una de sus características, de sus bondades y de sus habilidades y de en qué momento utilizar sus habilidades en su campo de batalla gestionando a estos Élite como si nos encontrásemos en un título de rol o en un MOBA más que en un juego de estrategia.

Dentro de estas unidades de Élite, Relic y SEGA han rescatado uno de los puntos fuertes de Dawn of War 2, que no era otro que la progresión de unidades, de la posibilidad de mejorarlas e incluso de desbloquear nuevos héroes a medida que vamos jugando pudiendo subirlos de nivel para desbloquear recompensas cosméticas como pinturas amén de otros beneficios jugables llamados doctrinas que nos permitirán dotar a las unidades cercanas al élite de ciertos beneficios en la partida.

Relic publica la introducción de la campaña principal del nuevo Dawn of War III.
Compartir

Una campaña con mucho ¡Waaagh!

Uno de los fallos que Relic cometió con la anterior entrega fue la de centrar su campaña en tan sólo una de las facciones del juego, error del que la compañía ha aprendido y arreglado ofreciéndonos una historia que en esta ocasión hará que tengamos que controlar a las tres facciones del juego.

La campaña irá alternando con inteligencia la facción que deberemos controlar dependiendo de cada misión de la misma, comenzando por ejemplo en la misión 1 con los Marines Espaciales para pasar a conocer a los Orkos en la segunda y a los Eldar en la tercera (y no, no siempre siguen este orden), iniciándonos muy bien en la historia general de Warhammer 40000 en los primeros capítulos que sirven de presentación del universo y de cada facción para los no versados en el mismo.

Tras esto, la campaña prosigue contándonos una historia (de la que no queremos dar detalles para no estropear ni un ápice la experiencia de la misma) durante 17 capítulos que renuncia a los tópicos tan machacados de los buenos y los malos y que nos deja ver con mucho acierto las acciones de cada facción, los motivos y las consecuencias que tienen cada una de ellas y que pueden repercutir a la tercera incluso sin quererlo.

Preparen sus armas, es hora de enfrentarse en el multijugador.

Durante esta campaña caben destacar también la variedad de las misiones de cada uno de sus episodios, ofreciéndonos siempre un toque diferente para no caer en la monotonía, además de enfrentarnos a objetivos que siempre son bastante dinámicos y que tienen varias fases dentro de cada misión que tardaremos en completar aproximadamente entre los 45 minutos y algo más de una hora, dependiendo de la dificultad del juego que hayamos escogido y de nuestra pericia con los títulos de estrategia.

Un multijugador desafiante que nos recuerda a un MOBA

Además de la campaña y como era de esperar, Dawn of War III tiene un divertido y particular modo multijugador que será muy desafiante para todos los jugadores y que promete darnos muchas horas de diversión enfrentándonos con amigos y completos desconocidos en línea para decidir quién es el mejor de la galaxia.

El único modo multijugador que tiene el juego, por lo menos por el momento, nos ha recordado desde el primer tutorial hasta nuestra última partida, a un juego de estrategia con tintes de MOBA debido a la particular distribución de objetivos que deberemos ir logrando para hacernos con la victoria en el mapa.

En algunos aspectos el multijugador recuerda a los MOBA, aunque con muchas más posibilidades gracias a todos los tipos diferentes de unidades y a las peculiaridades de cada facción de Dawn of War III.

En resumen, lo primero que deberemos de hacer es destruir los generadores cercanos a la base enemiga que protegen a las torres de nuestro rival, que serán el siguiente gran punto caliente del mapa que deberemos destruir y conquistar antes de ir a por el núcleo de nuestro contrincante que será la última estructura que deberemos hacer añicos para alzarnos con la partida.

Como veis, recuerda bastante al sistema torreta-inhibidor-nexo que podemos encontrarnos en algunos MOBA como en League of Legends haciendo, en el sentido estructural, que la mecánica de destrucción de edificios sea muy parecida y dando ese aire a este género del que ya os hemos hablado.

Lo que no es tan parecido son las posibilidades sin fin que tendremos a lo largo de la partida debidos a algunos aspectos propios del juego de los que os hemos hablado anteriormente como la importancia de la lucha por la conquista de los puntos de extracción vitales a la hora de decantar la balanza a nuestro favor o del papel protagonista que tienen las unidades de élite que se incrementarán sobremanera en el multijugador del título.

De hecho, para que tengamos verdaderas posibilidades de obtener la victoria, es muy importante llegar al multijugador con un conocimiento muy amplio tanto de nuestras unidades como de las enemigas por lo que es muy recomendable antes de sumergirnos en la acción online completar los tutoriales para entender este particular modo, así como completar la campaña para descubrir los puntos fuertes y débiles de los tres ejércitos (bueno, en realidad esto es recomendable en casi cualquier juego).

El pintaejércitos, el Códex y los trabajos de la comunidad son interesantes añadidos

Con el pintaejércitos podremos colorear a nuestras tropas como prefiramos.

Además de la campaña y de las partidas multijugador, Warhammer 40.000: Dawn of War III nos ofrece algunos extras como el pintaejércitos que nos permite decorar a nuestro gusto las unidades de todas las facciones, eligiendo entre una impresionante gama de colores que dejará satisfecho a todo el mundo y que nos dará la sensación de estar pintando nuestras figuras tal y como se hacía (o más bien se hace) con las figuritas de la versión de mesa de Warhammer 40.000 o Fantasy.

También tenemos unos recomendables tutoriales a nuestra disposición, un Códex que será muy útil para los no iniciados en el mundo de la estrategia y la posibilidad de que la comunidad cree mapas y otro contenido para el juego que será compatible con Steam Workshop aunque, en el momento en el que hacíamos esta review, las características y herramientas para la comunidad no estaban disponibles en el juego, por lo que no podemos hablaros de las mismas.

Un juego que se adapta a nivel técnico a muchos ordenadores

A nivel técnico, Dawn of War III es un juego que evoluciona con creces en el apartado gráfico con respecto a sus predecesores (algo que tampoco era muy difícil después de 7 años tras el lanzamiento de la última expansión para la anterior entrega) y que resulta bastante atractivo a nivel visual para todos los jugadores.

El propio menú de opciones nos permitirá saber los FPS según nuestra configuración.

Evidentemente, como en casi todos los juegos de estrategia, no estamos ante la quintaesencia de la musculatura gráfica ni falta que le hace al género, pero sí estamos ante un título sólido y bastante bien optimizado con el que no hemos tenido problemas de rendimiento con un equipo dotado con una NVIDIA GeForce GTX 970, un i7 con ya bastantes años a sus espaldas y 32 GB de RAM DDR4 que cumplen de sobra con los requisitos recomendados que podéis consultar a través de este enlace.

Además, algo que nos ha llamado poderosamente la atención es el sistema de configuración gráfica del juego, que además de permitirnos escoger el detalle de las texturas, las siluetas, la calidad gráfica general etc. etc. también nos permite ver los FPS que vamos a tener con la configuración actual desde esa misma pantalla de configuración sin necesidad de entrar a una partida para comprobar el rendimiento.

Hemos realizado este análisis con un código de descarga que nos ha proporcionado Koch Media.

NOTA

8.5
Gráficos
Duración
Sonido
Un jugador
Jugabilidad
Multijugador

Puntos positivos

Las tres facciones en la campaña.
Un multijugador único y desafiante.
La importancia y progresión de los élite.

Puntos negativos

El tamaño y posición de los subtítulos.
Queremos ver otras facciones en Dawn of War.

En resumen

Un título desafiante, divertido y en el que premia el juego ofensivo. Warhammer 40000 o cómo la estrategia vuelve con más ¡Waaagh! Que nunca.

neozed · 28/04/2017 10:21
[video:https://youtu.be/k71cv0MUosM]

Kamenplatinium · 27/04/2017 13:12
Alguien lo ha probado y puede dejar impresiones? la verdad que me interesa

fifofaifer · 21/04/2017 20:47
Soy un fan de warhammer 40k y acabara cayendo tarde o temprano....

Hanzo1987 · 21/04/2017 19:10
Ya esta la beta disponible a partir de las 19h en Europa. Son 18,2gb asi que bajando hay que aprovechar el fin de semana para matar herejes.

NixonKane · 21/04/2017 15:12
Me encanta que hayan vuelto a recular y poder construir bases como el primer DoW. De hecho, es como un batiburrillo entre el primero y el segundo. Tengo claro que caerá, pero como he hecho siempre con la saga: en versiones completas.

Últimos análisis PC

Análisis
2017-11-19 17:08:00
Una encantadora aventura RPG isométrica protagonizada por unos gatos muy especiales
Análisis
2017-11-19 12:00:00
Un fallido ejercicio de nostalgia con el que no merece la pena perder el tiempo.
Análisis
2017-11-18 12:08:00
Llegan las mascotas a los Sims 4 con una expansión que enriquece la experiencia y aporta muchas posibilidades.
Análisis
2017-11-16 18:03:00
El clásico Outcast renueva su imagen con un remake muy fiel al original, para lo bueno y para lo malo.
Análisis
2017-11-15 09:32:00
Los héroes de Marvel se enfrentan a la nueva amenaza de Kang el Conquistador en un viaje por el tiempo y el espacio.
Análisis
2017-11-14 17:46:00
El título de simulación y gestión deportiva por excelencia vuelve fiel a su cita anual con una entrega muy conservadora pero que atesora interesantes novedades.
Flecha subir