OrdenadorCompra Slender: The Arrival en FNAC
Lanzamiento: · Género: Aventura
FICHA TÉCNICA
Desarrollo: Blue Isle Studios
Producción:
Distribución: Web
Precio: 8 €
Jugadores: 1
Formato: Descarga
Textos: Inglés
Voces: Inglés
Online: No
COMUNIDAD

PUNTÚA:
Slender: The Arrival para Ordenador

#357 en el ranking de Ordenador.
#2198 en el ranking global.
ANÁLISIS

Análisis de Slender: The Arrival para Ordenador

Juan Rubio · 28/3/2013
Muy buenas ideas implantadas en un juego mejorable, pero sobre todo, terrorífico y fiel a sus orígenes.
GRÁFICOS
8.5
SONIDO
7
TOTAL
7.8
DIVERSIÓN
8
JUGABILIDAD
7.9
Versión PC.

Poco nos queda ya por escribir de Slenderman, tanto de la leyenda, como del primer juego que originó esta explosión mediática. En un género tan olvidado como el survival horror (que ahora parece volver a cobrar fuerza, poco a poco) Slender: The Eight Pages se convirtió en una idea muy prometedora que aterró a miles de jugadores de todo el mundo. Era cuestión de tiempo que llegase su secuela, un concepto mucho más "juego" –ya que el original era más bien una demostración o concepto–, y finalmente está entre nosotros. Slender: The Eight Pages consiguió acercar el género del terror a muchos usuarios, y Slender: The Arrival ofrece una experiencia más completa a aquellos que se quedasen con ganas de más.

Cinco minutos huyendo del estremecedor Slenderman.
Compartir

Slender: The Arrival es un juego de terror en primera persona, en el que investigamos la misteriosa desaparición de una amiga. Cámara en mano, comenzamos en un apacible bosque, que podemos explorar o no, cuya senda está marcada por un camino desprovisto de hierba. Este camino nos guía, mientras anochece, hasta una casa de dos plantas algo alejada de la sociedad, en la que vivía nuestra amiga. Cuando llegamos a la puerta, la noche ya se ha apoderado del entorno, y tan sólo las luces del hogar nos sirven de guía en la oscuridad. A la izquierda, los dibujos de un hombre de figura esbelta y varios árboles nos hacen temer lo peor.

Así comenzamos esta aventura en la que nos sumergiremos en un auténtico infierno para intentar salvar a nuestra amiga de la aparente demencia que parece sufrir. A diferencia de Slender: The Eight Pages, Slender: The Arrival nos relata una historia, que se cuenta a través de distintos documentos que vamos recogiendo –además de alguna sorpresita–, sin grandes alardes, pero que sirve para dar cohesión al conjunto jugable. En el juego no hay secuencias de vídeo más allá de un breve vídeo introductorio, y tampoco hay diálogos; todo se relata mediante textos en inglés, por lo que aun siendo bastante explícita, será posible perdernos varios detalles si la lengua anglosajona se nos atasca.

Slender: The Arrival cuenta con dos tipos diferenciados de jugabilidad. El primero de ellos está basado en la exploración. Bajo la luz del día y la tranquilidad que ello supone, contamos con bellos y extensos parajes forestales que explorar, en los que principalmente encontramos documentos que nos permiten leer detalles adicionales para comprender con mayor claridad la historia. El segundo tipo de jugabilidad llega con la oscuridad. Cuando la noche cae o entramos en alguna zona privada de claridad, Slenderman o los nuevos enemigos que aparecen en esta entrega hacen acto de presencia, y pasamos a infiltrarnos y a correr para salvar nuestra vida.

En lo que respecta al plano de posibilidades, pocas novedades encontramos en comparación a lo visto en el concepto original. En Slender: The Arrival podemos correr, agacharnos, encender y apagar la linterna y hacer zoom con la cámara de vídeo, además de interactuar con determinados objetos. En ningún momento nos dicen qué efecto tiene sobre las criaturas que nos acechan realizar cualquiera de estas acciones, por lo que estamos solos en un entorno hostil con nuestra intuición como única arma. Tal y como en el juego original, no podemos defendernos de nuestros enemigos de ninguna otra manera salvo huyendo o evitando ser vistos.

Éste es uno de los puntos que consideramos negativos –si bien totalmente intencionado–, y es que el jugador nunca sabe qué está haciendo bien y qué no, y muchas veces podrá sentir que es castigado sin haber cometido un error. El juego se basa en una mecánica de ensayo y error, que dará lugar a una dificultad un poco incomprensible, y que puede acabar por desesperar. Esta dificultad es la misma que la de Slender: The Eight Pages o la demo/beta de Slender: The Arrival. Cuenta con dos modos, el normal y el llamado "???" que no deja claro si es más o menos difícil que el normal.