OrdenadorCompra Rogue Legacy en FNAC
Lanzamiento: · Género: Acción / Plataformas
También en: PS4
FICHA TÉCNICA
Desarrollo: Cellar Door Games
Producción:
Distribución: Steam
Precio: 13,99 €
Jugadores: 1
Formato: Descarga
Textos: Inglés
Voces: No
Online: No
COMUNIDAD

PUNTÚA:
Rogue Legacy para Ordenador

Insuficientes votos para figurar en los rankings.
ANÁLISIS

Análisis de Rogue Legacy para Ordenador

Jorge Cano · 9/7/2013
Muere una y otra vez para progresar y alcanzar tus objetivos en un juego de plataformas y acción en dos dimensiones terriblemente adictivo.
GRÁFICOS
7
SONIDO
7.5
TOTAL
8.5
DIVERSIÓN
9
JUGABILIDAD
8.5
Versión PC. También disponible en PlayStation 4.

Antes de entrar en detalles, lo mejor que podemos decir de Rogue Legacy es que es muy adictivo, peligrosamente incluso. Es de esos juegos, de partidas intensas y cortas, en los que cuesta saber cuándo parar, ya que te descubres engañándote a ti mismo y diciendo "venga, solo una más", y cuando te has querido dar cuenta ya ha pasado más de una hora. Meted en una coctelera Dark Souls, The Binding of Isaac, Spelunky, Castlevania y Ghosts'n Goblins, y os podréis hacer una ligera idea de lo que ofrece este divertido juego independiente.

Un original juego de acción y plataformas en 2D en castillos aleatorios y con muertes constantes.
Compartir

Nuestro objetivo es entrar a un castillo y vencer a los cuatro jefes de las correspondientes zonas, y así desbloquear el enfrentamiento contra el jefe final. Este se encuentra tras una puerta que es lo primero que vemos cada vez que entramos al castillo, y que nos recuerda en cada partida cual es nuestro objetivo, aunque pasarán muchas horas hasta que la hayamos abierto y podamos afrontar este desafío. Un botón de salto, otro para atacar, enemigos bastante duros y numerosos, todo tipo de trampas, en nuestra primera incursión al enorme castillo-mazmorra con suerte sobreviviremos un par de minutos, pero en las siguientes ocasiones esto no cambiará demasiado.

La muerte de cada héroe es permanente, y nos llevará a la pantalla de título. En nuestra siguiente intentona, podremos encarnar a uno de sus tres hijos, que tendrán diferentes características, y así sucesivamente, avanzando por una línea temporal infinita. La gracia está en que conservamos el oro obtenido de la anterior partida, que tendremos que utilizar para adquirir todo tipo de mejoras permanentes y equipamiento, que heredarán todos los descendientes. Mayor salud, fuerza, resistencia, cantidad de mana, probabilidad de críticos y un montón más de mejoras, que al principio no constarán mucho oro, pero que según desbloqueemos, nos irán pidiendo mayores cantidades.

Por tanto una vez conscientes de nuestras limitaciones, de que no podremos matar ni al primer jefe con el personaje por defecto, nos centraremos en ir adquiriendo mejoras, a través del oro que podemos conseguir de distintas maneras en el castillo. Matando enemigos, destruyendo objetos, abriendo cofres –aquí encontramos las cantidades más suculentas-, nos obsesionaremos por conseguir cada moneda de este preciado metal, ya que será lo que nos permita progresar en la aventura.

De manera inteligente, como tantas de las decisiones de diseño de Rogue Legacy, no podemos acumular oro de una partida a otra. Esto se debe a que cada vez que entramos al castillo, le tenemos que dar todo lo que tenemos a Caronte, el guardián de la puerta, por lo que más nos vale haberlo gastado en mejoras o equipamiento, o si no la anterior partida no habrá valido para nada. Un detalle muy importante es que el castillo se genera aleatoriamente cada vez que entramos, así que de nada servirá aprendérselo o familiarizarse con sus salas, cada nueva internada es una aventura nueva. Aunque esto suene desalentador, pronto desbloqueamos a un tipo que se establece en la entrada, y que a cambio de un porcentaje del oro que obtendremos, permite que el castillo permanezca exactamente igual que en la anterior partida, algo muy útil en determinadas circunstancias.

El castillo-mazmorra está compuesto por un montón de salas distintas, que en cada partida se conectan de distinta manera. Cuando lleves jugadas bastantes horas, se empiezan a repetir las salas, y muchas te las sabes de memoria, pero hay tantas que esto nunca llega a ser un grave problema. Pasaremos mucho tiempo en la primera localización del castillo hasta que nos podamos meter con garantías en las siguientes zonas, como las catacumbas, el bosque o la torre, lugares de los que saldremos despavoridos en las primeras horas al descubrir que los enemigos son capaces de matarnos casi con un solo golpe.

Tan importante como conseguir todo el oro que podamos, es abrir ciertos cofres especiales, que nos desbloquean el equipamiento y las runas en las tiendas. Para abrir estos cofres nos piden ciertos requisitos, como acabar con todos los enemigos de la sala, que no nos dañen, hacerlo en un tiempo determinado, u otros desafíos más peculiares, como no saltar, no atacar, o no mirar al cofre directamente hasta conseguir abrirlo. Una vez hayamos desbloqueado este equipamiento o runa, habrá que comprarlo mediante oro en la entrada del castillo.