RSSYoutubeTuentiBúscanos en Google+
Noticias
Análisis de Race the Sun para Ordenador
Lanzamiento: · Género: Velocidad · También en: PS4
Ficha técnica
Desarrollo: FlippFly
Producción:
Distribución: Web
Precio: 10 €
Jugadores: 1-2
Formato: Descarga
Comunidad
0 valoraciones
Insuficientes votos para figurar en los rankings.

Compra Race the Sun en FNAC
Avances

Análisis

Trucos

Análisis de Race the Sun para Ordenador

FlippFly nos trae un minimalista y adictivo juego de naves. Visita el espacio de Race the Sun y demuestra tu habilidad con mundos que se actualizan día a día.

Gráficos:
7 Jugabilidad:
8
Nota final: 8
Sonido:
6 Diversión:
5
Parece que lo indie está pegando más fuerte que nunca y que cada vez son más los estudios que se apuntan a la moda del Kickstarter y el micromecenazgo. Esta posibilidad abre la puerta a que sean muchas las propuestas, hecho al que colaboran las cada vez más numerosas plataformas de venta y distribución digital. El juego que nos ocupa, Race the Sun, proviene del mundo de los navegadores y vamos a explicar el "porqué" y el "cómo" de este salto al formato de pago.



Buscar la diferencia


Empezar un análisis de estas características no es fácil debido a la rareza de Race the Sun como título de nuestra época. Simple y llanamente se trata de un título en tipo "endless" en el que avanzaremos gracias a una nave con la que tendremos que evitar chocar contra los diferentes obstáculos. Aunque realizado en tres dimensiones, sigue las bases de aquellas antiguas recreativas en las que avanzábamos disparando aunque esta vez los disparos se cambian por la pericia del piloto a la forma de evitar formas geométricas. Asimismo también se nos insta a recolectar diferentes ítems repartidos por toda la pantalla. Gráficamente también destaca el color de la pantalla, que se mueve desde la escala de grises en casi todas las pantallas, al blanco y negro si pasamos algún portal especial emulando el espacio.

Hasta ahora todo en conjunto parece raro: naves, escala de grises, blanco y negro. Sí, la apuesta por el minimalismo va desde los primeros menús a las pantallas en su totalidad, y se apuesta por formas muy sencillas para crear cada pantalla o región, que es como el RtS nombra a los diferentes mundos que visitaremos. ¿Pero donde está la clave? Más que clave podemos hablar de dos puntos en los que Race the Sun se apoya para sobresalir entre otras opciones: las actualizaciones en forma de desafíos y la adicción.

Race the Sun

Apuesta por la actualización


Como hemos dicho el título se encuentra disponible de forma gratuita en muchas páginas dedicadas flash para navegador, por lo que en principio no sería un título muy dedicado al gamer hardcore, se trataría de una mera propuesta casual de los muchas que pasan por nuestras manos. Pero el equipo de FlippFly ha decidido dar una vuelta de tuerca con la que enganchar a los jugadores ávidos de desafíos. Al arrancar el título no solo tendremos la ocasión de jugar la partida de turno, sino también de acceder a una serie de desafíos basados en la habilidad con la nave. En ocasiones se nos insta a "volar" durante más de 30.000 millas, recolectar un número concreto de ítems en la pantalla, avanzar tres regiones sin estamparnos o pasar la pantalla sin entrar en contacto con ningún elemento. Podríamos decir que este es el punto que lo convierte en un algo más divertido y que genera directamente el segundo pilar, el adictivo.

Simplón aunque adictivo


Pues bien, la adicción de la que hablamos no es nada peyorativo. La apuesta de FlippFly se basa en ofrecer una jugabilidad cambiante en la que la generación de objetivos y desafíos sea casi diaria. Jugar una partida es casi imposible, ya que la visualización inmediata de los challenges hará que el jugador siempre esté tentado a conseguir estos kilómetros extra que faltan para desbloquear una nueva propuesta… y también un nuevo nivel.

Race the Sun

El caso de los niveles es diferente, se actualizan casi a diario y ello consigue que en cada ocasión estemos delante de un título diferente. Muchas veces el gris deja paso al color y cambiamos muy rápido de tercio. Es agradecido arrancar y encontrarnos siempre al principio aunque con diferentes escenarios. En lugar de limitar el avance con un número de pantallas o mundos definidos, Race the Sun consigue que tengamos sensación de avanzar aún empezando siempre desde la primera región. Un contador nos indica el tiempo que queda hasta el cambio de aspecto, y ello también justifica los diez dólares que el estudio pide por él. Esta actualización, y la rapidez e inmediatez del juego lo hacen uno de estos perfectos para los tiempos muertos.

1 2 ÚltimaSiguiente

Síguenos

Últimos análisis de juegos para Ordenador