PEGI +7
OrdenadorCompra Pid en FNAC
Lanzamiento: · Género: Plataformas / Puzle
FICHA TÉCNICA
Desarrollo: Might & Delight
Producción:
Distribución: Steam
Precio: 9,99 €
Jugadores: 1-2
Formato: Descarga
Textos: Español
Voces: -
Online: Marcadores
COMUNIDAD

PUNTÚA:
Pid para Ordenador

Insuficientes votos para figurar en los rankings.
ANÁLISIS

Análisis de Pid para Ordenador

Juan Rubio · 6/11/2012
Un particular título de desarrollo lateral, que mezcla plataformas y puzles con un toque que recuerda a grandes del género.
GRÁFICOS
-
SONIDO
-
TOTAL
7.5
DIVERSIÓN
-
JUGABILIDAD
-
Versión PC.

Los enemigos y criaturas que pueblan este extraño planeta también se vuelven rápidamente característicos, ya que combinan una siniestra apariencia robótica con alma humana. Vemos cómo sufren los excesos de la conspiración que sirve de trama para el argumento, y que la mayoría ni siquiera alcanza a comprender lo que sucede. El diseño de estas criaturas es variado y difiere ligeramente entre las distintas zonas, aunque la mención de honor va dirigida a los jefes finales. Son grandes y muy carismáticos, y su rutina de ataque está diseñada inteligentemente y con mucha inspiración clásica. Es por esto que, aun siendo bastante difíciles de derrotar, nos hemos quedado con ganas de ver más.

Por último, destacar las melodías que nos acompañan durante toda la aventura. Son composiciones que demuestran el gran trabajo que se ha realizado durante la programación de juego, y que ponen la guinda al aspecto audiovisual. Por buscarle alguna pega, decir que en un particular momento –por ejemplo, una batalla contra un jefe final en la que nos maten cincuenta veces– podemos llegar a encontrar esa pieza en particular especialmente "machacona", pero no tenemos ningún problema que achacar realmente a la música o los efectos. Para rematar la faena, como no hay voces en el juego y todo se relata mediante textos, el juego ha apostado por incluir una gran traducción al castellano.

Bondades como conjunto

Pid ofrece una interesante propuesta jugable y una personal presentación audiovisual, pero también ofrece otros aspectos para el jugador. Lo primero es que, aquellos que deseen disfrutar del juego en ordenador, podrán recurrir al teclado o a un mando tradicional si así lo prefieren. Es totalmente configurable, y podemos vincular el movimiento a la cruceta o al stick analógico, y repartir las distintas acciones de la manera que nos resulte más cómoda. Un detalle que sin duda es de agradecer partiendo del hecho de que también está disponible en PlayStation 3 y Xbox 360.

El título es además, largo y difícil. Los jefes finales harán aflorar toda la colección de insultos que guardamos para ese momento de máxima tensión jugadora, y nos obligarán a poner toda nuestra atención y habilidad en el combate. No tenemos límite de vidas, por lo que podremos reintentarlo todas las veces que queramos desde el último, y a veces lejano, punto de control, pero aun así, no será fácil acabar con éxito. Además de la extensa colección de escenarios que hemos mencionado y la dificultad de algunas secuencias, cuenta con gran cantidad de secretos por descubrir; secretos en ocasiones realmente complejos de encontrar.

No podemos olvidar que cuenta con dos modos de dificultad y la posibilidad de jugar con un compañero (aunque sólo sea en la misma consola) alargará la vida del título. Jugar en cooperativo supone, además, tener hasta cuatro rayos antigravitatorio, lo que será especialmente útil para alcanzar algunas zonas ocultas. También es posible tener distintas partidas guardadas, por si queremos superarlo de manera individual y en cooperativo a la misma vez o tenemos a varios usuarios en el ordenador o consola.

Conclusiones

Un agradable juego independiente que combina como pocos puzles y plataformas. Sorprende durante su desarrollo innovando con nuevas maneras de utilizar nuestros poderes y habilidades para progresar, mientras que recorremos una cantidad nada despreciable de variados escenarios. Apuesta por una dificultad alta, que se acentúa en los jefes finales, y que podría desesperar a los jugadores acostumbrados al sistema de puntos de control omnipresentes de muchos juegos actuales, pero que sin duda recordará a la de los juegos clásicos de 8 y 16 bits. Un título de un ritmo generalmente pausado, pero más que recomendado para los que busquen un juego de corte clásico, con bastantes horas y complejo, y que además se apoya en un carismático aspecto audiovisual para atrapar al jugador.