Vandal
Ordenador
FICHA TÉCNICA
Desarrollo: Brainwash Gang
Producción: Brainwash Gang
Distribución: Steam
Precio: 6,99 €
Jugadores: 1
Formato: Descarga
Textos: Español
Voces: No
Online: No
COMUNIDAD

PUNTÚA
Nongünz para Ordenador

Insuficientes votos para figurar en los rankings.
ANÁLISIS

Análisis de Nongünz

Carlos Leiva ·
Un desafiante y críptico roguelike repleto de acción, plataformas, muertes y diversión.
Versión PC.

Con el paso de los años los videojuegos nos han acostumbrado cada vez más a que nos lleven de la mano con todo tipo de tutoriales, explicaciones, iconos y ayudas que impidan que nos podamos perder o que no sepamos cómo funcionan algunas de sus mecánicas, un sentimiento que juegos como Dark Souls han sabido aprovechar en su favor para pillarnos desprevenidos al plantearnos grandes retos a la antigua usanza, cuando todo nos tocaba descubrirlo por nosotros mismos a través de la experimentación.

Un juego nihilsta de plataformas con elementos 'roguelike'.
Compartir

Bajo esta misma premisa nos llega Nongünz, lo nuevo de los españoles Brainwash Gang, un pequeño estudio indie especializado en juegos muy experimentales y poco convencionales. Siendo más concretos, esta vez nos encontramos ante un curioso y extraño título de plataformas y acción que hace gala de una estructura roguelike.

Como decimos, uno de los aspectos más llamativos del juego lo tenemos en lo críptico que resulta desde el primer momento en el que lo iniciamos, momento en el que ya tendremos que empezar a pulsar botones (o teclas) y fijarnos en el escenario para ver qué cosas podemos hacer y cómo utilizarlas de forma práctica durante la partida.

¿Y esto?

Olvidaos de tutoriales al uso (hay uno muy básico y vago para algunos controles), ya que todo el juego es como un gigantesco enigma que tenemos que desentrañar nosotros mismos, algo que hace que la primera hora sea especialmente dura y desconcertante, aunque una vez pasamos este impacto inicial y nos hacemos a su funcionamiento las cosas no tardan en empezar a fluir con sorprendente naturalidad.

Para que os hagáis una idea de cómo está planteado, encontrar algo tan básico como la opción de cerrar el juego para salir al escritorio de nuestro PC ya requiere algo de investigación y esconde una gran sorpresa. Además, el título no cuenta con casi ningún texto (apenas hemos visto una única frase escrita en toda la aventura) y todo se nos indica mediante iconos que tenemos que aprender a interpretar por nosotros mismos.

Entrando ya en lo que es la propia jugabilidad, nuestro objetivo no será otro que encarnar a un esqueleto sin cabeza que tiene que adentrarse en una peligrosa catedral para explorar su interior y acabar con los jefes finales que nos aguarden al final de cada uno de sus niveles.

Cada cabeza nos reportará una habilidad exclusiva.

Para ello, contaremos inicialmente con la ayuda de una pistola, aunque a medida que progresemos por el interior del laberinto iremos obteniendo todo tipo de armas de fuego (aunque también existen algunas para los amantes de la lucha cuerpo a cuerpo), cabezas para nuestro protagonista (las cuales nos permiten poner en práctica nuevos movimientos y habilidades) y cartas de curación y apoyo que nos facilitarán nuestro avance, aunque el uso de cada una de ellas tendremos que descubrirlo mediante la experimentación.

Como todo buen roguelike, el diseño de los niveles y la disposición de los enemigos se genera de forma aleatoria, aunque las salas tienden a repetirse tras un buen rato jugando, por lo que llegaremos a un punto en el que más o menos sabremos dónde están las salidas de cada una, aunque la conexión que existe entre ellas siempre sea diferente.

Las tiendas del interior de la mazmorra son muy útiles, aunque claro, saber qué hace cada uno de sus artículos ya es otra historia.

Del mismo modo, si morimos nos tocará empezar desde el principio y sin nada de lo que hubiésemos conseguido, por lo que perderemos todo el dinero acumulado, las armas, las cartas y las cabezas. Además, el diseño de la mazmorra volverá a cambiar, algo que dificulta mucho nuestro progreso en el juego.

Para facilitarnos un poco las cosas, si encontramos una ventana dentro de la iglesia y salimos por ella volveremos al pueblo principal, donde podremos invertir nuestras ganancias en una especie de altar para comprar cabezas y armas, algo que nos dará cierta ventaja inicial al adentrarnos en la mazmorra, la cual, tal y como podréis suponer, volverá a cambiar su diseño por mucho que escapáramos la vez anterior con vida, por lo que al final tendremos que valorar si nos conviene escapar para asegurar el dinero conseguido o arriesgarnos a continuar explorando para no perder nuestro avance.

De todos modos, en el interior de esta extraña catedral también encontraremos tiendas con una limitada selección de objetos que nos serán muy útiles, así como a unos esqueletos enjaulados que si liberamos nos darán dinero de forma gradual cuando estemos en el pueblo, por lo que las cosas se irán "facilitando" a medida que los rescatemos.

En cuanto al desarrollo de los niveles, estos adoptan la forma de un título de plataformas 2D bastante simple donde los botones de salto y disparo serán nuestras principales armas, algo a lo que tendremos que sumarles un deslizamiento con el que podremos disparar hacia arriba (el juego no incluye ningún tipo de sistema de apuntado, por lo que siempre dispararemos hacia delante) y los poderes de las diferentes cabezas que consigamos.

Esta sencillez supone una de sus grandes fortalezas, ya que con ella se ha conseguido una jugabilidad rápida, directa e inmediata capaz de engancharnos con sorprendente facilidad, ya que explorar cada sala mientras machacamos enemigos, esquivamos trampas, encontramos tesoros y evitamos los envites de nuestros rivales se convierte en una experiencia muy divertida que no parará de invitarnos a echarnos "una partida más" cada vez que caigamos derrotados.

No paréis de matar para aumentar vuestro multiplicador de puntos, y, por tanto, de dinero.

Eso sí, os avisamos que estamos ante un juego extremadamente difícil y que no deja margen para errores, por lo que os recomendamos muchísima paciencia con él, ya que vais a morir y a perder vuestros progresos una gran cantidad de veces en vuestro camino hacia el final.

Lo bueno es que existe una gran variedad de rivales, cada uno con su propias habilidades y características a las que nos tendremos que adaptar para enfrentarnos a ellos con garantías, aunque nada comparable a lo que sufriremos con cada uno de los jefes finales que nos esperan a lo largo de nuestro periplo: batallas larguísimas, duras, bien diseñadas y muy tensas donde nos tocará demostrar un gran dominio del mando si queremos superarlas.

A nivel artístico el juego tiene momentos geniales.

Otro de los grandes aciertos del título lo tenemos en su sistema de puntuación, gracias al cual podremos multiplicar nuestras ganancias si conseguimos encadenar las muertes de varios enemigos, obligándonos a movernos por las fases a gran velocidad, sin pararnos un solo segundo y disparando a todo lo que se mueva para no perder la cadena y así hacernos con un gran botín, dotando al juego de un punto frenético que le sienta genial.

Gráficamente tampoco se queda atrás gracias al uso de un llamativo estilo artístico pixel art en blanco y negro (hay ciertos colores, pero no es lo normal) que plasma acertadamente un mundo oscuro, lúgubre y repleto de extrañas criaturas amorfas sacadas de nuestras peores pesadillas.

La banda sonora también nos ha gustado bastante, con temas de calidad y de corte melancólico que se adaptan muy bien a todo lo que vemos en pantalla, aunque no vamos a negar que se acaba repitiendo bastante por su escasez de temas y lo poco variados que resultan, un defecto que comparte con los efectos de sonido.

Conclusiones

Nongünz es una de las pequeñas sorpresas que nos ha dejado el panorama indie de este año, ofreciéndonos un juego muy adictivo y desafiante, a la par que extraño y retorcido por un precio muy económico. Nos lo hemos pasado genial explorando su aterradora catedral, aunque también es cierto que las altas dosis de paciencia que requiere debido a lo críptico que resulta en todo momento y a su elevadísima dificultad no lo hacen recomendable para todo el mundo, solo para aquellos dispuestos a sacrificarse y esforzarse de verdad con tal de avanzar y llegar hasta el final.

Hemos realizado este análisis gracias a una código de descarga que nos ha proporcionado Cosmocover.

NOTA

8
Gráficos
Duración
Sonido
Un jugador
Jugabilidad
Multijugador

Puntos positivos

Jugabilidad rápida, directa y divertida.
Gran variedad de enemigos y buen diseño de jefes finales.
Desafiante y críptico como pocos.

Puntos negativos

El diseño de las salas tiende a repetirse.
No hay mucha variedad en el uso de las armas.
Aunque la banda sonora es buena, le faltan temas y variedad.

En resumen

Un enigmático y desafiante juego repleto de sorpresas y peligros capaz de engancharnos con suma facilidad gracias a su adictiva jugabilidad.

fannel_drizzt · 05/06/2017 00:55
A mi me entró por los ojos con el trailer ese que lleva escenas animadas, muy chulo.

DeathClawn88 · 04/06/2017 16:19
Pfffff!

Cold_Distance · 04/06/2017 15:50
¿Para qué quiere uno juegos para cuerdos cuando puede jugar a algo para locos? Perdonad si la pregunta no tiene sentido, pero se ve que el juego tiene su toque freak y loco.

Además, está disponible para Linux, así que directo a mi lista de deseados. Una pena que tenga tan poco tiempo para jugar.

Glasgow-Smile · 04/06/2017 13:54
Atrayente

Puchisan · 04/06/2017 13:49
El estilo tan oscuro y el rollo que tiene me gusta

Últimos análisis PC

Análisis
2017-12-12 17:04:00
Un juego único y absorbente, que no puedes perderte a poco que te gusten los puzles.
Análisis
2017-12-12 10:01:00
Ōkami regresa con una remasterización, sin grandes novedades, pero toda la calidad del clásico original.
Análisis
2017-12-11 18:44:00
De la mano de antiguos desarrolladores de Buzz!, llega este interesante juego de preguntas y respuestas.
Análisis
2017-12-09 19:13:00
Un interesante juego de disparos, píxels y algunas sorpresas.
Análisis
2017-12-08 20:02:00
Un RPG muy centrado en el sigilo que sobresale con su ambientación futurista.
Análisis
2017-12-06 10:24:00
Disparos por partida doble en una propuesta shooter 2D bastante curiosa.
Flecha subir