OrdenadorCompra Little Inferno en FNAC
Lanzamiento: · Género: Otros
También en: iPhone
FICHA TÉCNICA
Producción:
Distribución: Steam
Precio: 10,99 €
Jugadores: 1
Formato: Descarga
Textos: Español
Voces: Inglés
Online: No
COMUNIDAD

PUNTÚA:
Little Inferno para Ordenador

Insuficientes votos para figurar en los rankings.
ANÁLISIS

Análisis de Little Inferno para Ordenador

Juan Rubio · 23/11/2012
Un genial ejemplo de cómo sorprender y satisfacer con una propuesta sencilla y no demasiado innovadora, pero con muchísima personalidad.
GRÁFICOS
7
SONIDO
5
TOTAL
7
DIVERSIÓN
8.5
JUGABILIDAD
7
Versión PC. También disponible en iPhone.

Llamaradas de humor

Si habéis jugado a World of Goo, sabréis cuáles son su señas de identidad. Lo primero es un apartado visual que mezcla lo inocente con lo siniestro, lo oscuro Un toque timburtonesco, que mezcla lo que parece infantil con imágenes que podrían salir de alguna pesadilla (antes de Navidad). Aunque penséis que no hay especio para el diseño delante de una chimenea, el equipo se las arregla para hacer que este aspecto visual sea una constante durante todo el juego. Otra de las señas de identidad es el sentido del humor. Nos reiremos con Little Inferno, y mucho. La verdad es que la redacción de los textos en pantalla es genial, y conseguirán hacernos sonreír durante todo el juego en varias ocasiones.

Tal y como en el anterior juego de Tomorrow’s Corporation, la historia se relata a través de breves textos, que dejan a nuestro amigo el que escribe los carteles a un lado en favor de cartas mucho más tradicionales. La traducción es de diez; sencillamente, perfecta. Desde aquí nos descubrimos ante el genial trabajo realizado, que mantiene la esencia de las epístolas, reflejado la personalidad de cada uno de los remitentes, los "fallos" (hechos a propósito) del original, y traduce los ‘combos’ sin perder el significado original para facilitar el trabajo del jugador. De igual modo, Little Inferno nos relata una historia sencilla y simplista, que se complica ligeramente, pero lo suficiente para transmitirnos algo, y dejarnos satisfechos una vez concluya nuestra ¿aventura?.

Como en casa

Una vez más, recordar que la esencia del juego es quemar distintos objetos frente a una chimenea para desbloquear nuevos elementos y avanzar en la historia. Técnicamente, nos encontramos frente a un juego que sólo llamará la atención por su diseño, ya que los únicos méritos técnicos que atesora es el diseño del fuego y la quema de los objetos. Nosotros podemos encender una llama en cualquier momento, y prender fuego a los elementos que esperan consumirse. Las llamas reaccionan de manera realista a nuestras acciones, así como los distintos materiales.

Obviamente, no arde igual una tabla de madera que un sobre de papel, pero Tomorrow’s Corporation también se ha "inventado" como arde un banco en miniatura o un correo electrónico. La iluminación también varía en función de la hoguera que nos hayamos preparado en nuestra televisión. Aparte, los elementos se reducen a ceniza y reaccionan ante la gravedad, lo que en general ofrece un conjunto tan realista como los desarrolladores se han propuesto ante nosotros. No hay muchos aspectos en los que ahondar, ya que como decimos, los gráficos (técnicamente, no artísticamente) son muy básicos, y los sonidos y melodías son algo absolutamente puntuales.

Sorprendente y satisfactorio, pero no para todo el mundo

Little Inferno no es un juego a la antigua usanza, ni siquiera parecido a World of Goo. Está pensado para ofrecer una experiencia calmada, que podamos saborear tranquilamente mientras pensamos. Probablemente los que disfrutaron con juegos como Doodle God sabrán aprovechar al máximo lo que Tomorrow’s Corporation ofrece, mientras que los que busquen tan sólo una experiencia distinta tienen ante sí un juego que les brindará entre 4 y 8 horas de diversión, en función de su habilidad y de si se conforman únicamente con la historia o buscan completarlo al 100%. No podemos concluir sin repetir que sus mejores virtudes son que sorprende y satisface, pero que resultará una pérdida de tiempo para quienes busquen un videojuego en el sentido más tradicional de la palabra, que les ofrezca algo más profundo que arrastrar cosas.