Vandal
Ordenador
FICHA TÉCNICA
Producción:
Distribución: Steam
Precio: 8,49 €
Jugadores: 1
Formato: Descarga
Textos: Español
Voces: No
Online: No
COMUNIDAD

PUNTÚA
Hotline Miami para Ordenador

#230 en el ranking de Ordenador.
#1236 en el ranking global.
ANÁLISIS

Análisis de Hotline Miami para Ordenador

Juan Rubio · 25/10/2012
Una perturbadora pero divertida experiencia, única y sorprendente, pero desde luego, no pensada para el público más amplio.
GRÁFICOS
7
SONIDO
9
TOTAL
8.9
DIVERSIÓN
9.5
JUGABILIDAD
7
Versión PC. También disponible en PlayStation 3, PSVITA y PlayStation 4.

La violencia no nos sorprende. Estamos tan acostumbrados a matar a todo lo virtual que se ponga por delante que rara vez un juego sobresale por el mero hecho de ser violento. Pero Hotline Miami tiene algo. Algo que lo hace especial, y que, desde el primer contacto con él, ya lo hace automáticamente distinto del resto. Y, como podéis imaginar, no sólo es la violencia. Es difícil calificar un juego que te absorbe desde el momento que te pones frente a la pantalla. Es curioso como tardamos unos segundos en reaccionar, ya que su extravagante planteamiento te deja anulado, sin saber exactamente quién o qué eres, qué haces y por qué. Pero lo cierto es que no tardas en asimilar que tienes que matar, y las razones ya las descubrirás más tarde.

El juego ya está disponible y nos presentan este singular tráiler.
Compartir
HD

Hotline Miami comienza con tres seres enmascarados hablando sobre nuestro pasado, un pasado que aparentemente no recordamos. De repente, empiezan a llegar las imágenes en lo que parece ser un tutorial. Aprendemos a controlar a nuestro personaje (con las clásicas teclas ‘WASD’) y a apuntar con el ratón. Con el botón derecho recogemos y lanzamos armas, con el izquierdo, atacamos. El ‘shift’ sirve para apuntar –aumentando nuestro campo de visión–, y con la barra espaciadora podremos rematar a nuestros enemigos moribundos en el suelo. Un control sencillo pero exigente, al que sólo le falta compatibilidad con un mando para ampliarse al público que prefiere jugar con un ‘pad’ en las manos.

Directo a la cabeza

El juego nos asalta sin piedad. Tras un brevísimo margen para adaptarnos al control, Hotline Miami nos pone en el primero de los escenarios, donde pronto descubriremos que no nos van a perdonar ni una desde el primer momento. Viendo imágenes y vídeos podemos pensar que se trata de un juego de acción descontrolada, en el que arrasamos con todo lo que vemos saliendo siempre impunes. Nada más lejos de la realidad. El primer enemigo nos volará la cabeza a poco que nos descuidemos, y ni os podéis imaginar lo que nos hará el último.

Imagen 20121015221153_6

Hotline Miami tiene un fortísimo componente estratégico y de planificación. Nos matarán decenas de veces hasta que seamos capaces de encontrar la ruta perfecta para abrirnos paso hasta nuestra víctima final. No hay un camino predefinido, y podemos elegir el que más se adapte a nosotros. Desde el sigilo e intentar acabar con todos los enemigos de uno en uno, a agarrar una escopeta y hacer una verdadera exhibición de puntería. No os penséis que es un juego normal, con barra de vida y botiquines. Si tres sicarios sedientos de sangre con escopetas te rodean en la vida real, tendrías las mismas posibilidades de sobrevivir que si te ves en la misma situación en Hotline Miami.

Metacritic

Últimos análisis PC

Análisis
2016-05-30 18:02:00
PlatinumGames firma su peor videojuego hasta la fecha con una aburrida y tediosa aventura que se queda muy lejos de hacerle justicia a los míticos Raphael, Michelangelo, Donatello y Leonardo.
Análisis
2016-05-27 11:34:00
Nos adentramos en uno de los escasos action RPG que han aparecido durante la presente generación, financiado gracias a Kickstarter.
Análisis
2016-05-26 18:56:00
Blizzard se adentra en los juegos de acción multijugador en primera persona con un espectacular debut llamado a convertirse en uno de los grandes referentes del género.
Análisis
2016-05-26 11:23:00
Un curioso juego de lucha bidimensional basado a su manera en 'El Romance de los Tres Reinos'.