PEGI +16
OrdenadorCompra Enemy Territory: Quake Wars en FNAC
Lanzamiento: · Género: Acción / Multi Online
También en: X360 PS3
FICHA TÉCNICA
Desarrollo: Splash Damage
Producción:
Distribución: Activision
Precio: 49.95 €
Jugadores: 1-32
Formato: 1 DVD
Textos: Español
Voces: Español
Online: Hasta 32 jugadores
COMUNIDAD

PUNTÚA:
Enemy Territory: Quake Wars para Ordenador

Insuficientes votos para figurar en los rankings.
ANÁLISIS

Análisis de Enemy Territory: Quake Wars para Ordenador

Pablo Grandío · 4/10/2007
El universo Quake se prepara para la madre de todas las batallas.
GRÁFICOS
8
SONIDO
7
TOTAL
8.6
DIVERSIÓN
9
JUGABILIDAD
9
Versión PC. También disponible en Xbox 360 y PlayStation 3.

A lo largo de los últimos años, el género de la acción en primera persona ha ido profundizando su parte multijugador. Esta faceta de los llamados FPS ha tenido éxito desde el lanzamiento del mismísimo Doom, y la explosión que surgió con el lanzamiento de títulos como Quake 3, Unreal Tournament y, sobre todo, Counter-Strike, marcó un camino a seguir por estos títulos, diferente al de la clásica aventura para un solo jugador, que también ha mantenido su público, como Half-Life, Bioshock o muchos otros siguen demostrando. Battlefield 1942, de Electronic Arts, fue el primer título verdaderamente exitoso que se basó únicamente en el juego online, y durante estos años, a lo largo de sus sucesivas secuelas, demostró lo mucho que gusta al jugador online subir de rango y acumular experiencia.

Enemy Territory: Quake Wars es el reencuentro, por así decirlo, de Quake con el juego online, donde hace casi una década era la absoluta estrella. Desarrollado por Splash Damage y anunciado en el año 2005, Quake Wars llega tras varios retrasos pero la espera ha merecido la pena. Tenemos ante nosotros a un frenético juego de acción en primera persona que, con el motor gráfico de Quake IV y todo lo que eso conlleva, también despunta a nivel jugable, ofreciendo una experiencia online divertida, adictiva y variada.

Trailer de lanzamiento de Enemy Territory: Quake Wars para PC.
Compartir
HD

El juego está ambientado, dentro de la historia de la saga Quake, antes de Quake 2, y nos narra el enfrentamiento entre la humana Fuerza de Defensa Global (FDG) y los invasores alienígenas, los Strogg. En el juego podremos elegir cualquiera de los dos bandos para sumergirnos en batallas en enormes escenarios, basadas en misiones que cumplir, combinando la acción clásica con el requisito de cumplir ciertos objetivos para hacernos con la victoria en cada nivel.

A nivel de diseño, el juego bebe de las fuentes del anterior trabajo del reducido pero perfeccionista equipo de Splash Damage, Wolfenstein: Enemy Territory. De este modo, cada bando tiene sus diferentes clases de personajes, que podremos elegir en la partida; estas clases son análogas entre sí, aunque cada una tiene sus propias diferencias y su propio nombre. Por ejemplo, los médicos humanos reviven a sus heridos al instante (podremos esperar a que el médico nos cure, o bien regenerarnos, segundos después, en un punto más lejos de la acción), mientras que los "técnicos" de los Strogg tardan algo más en curar a sus heridos (o arreglar, visto el nombre), pero pueden curar también a los enemigos y así crear puntos de reaparición avanzados.

Del mismo modo, cada una de las diferentes clases de cada bando tiene sus propios pros y contra. Las clases humanas tienen por norma general, por llamarlo de algún modo, las habilidades "normales" que podemos esperar, mientras que las Strogg son algo más variopintas en ese sentido, teniendo pros y contras más "creativos", por así decirlo, como la ya mencionada particularidad de los médicos, o el hecho de que los soldados estándar Strogg ("agresores") puedan generar escudos de energía. Los artilleros, ingenieros y fuerzas especiales (las de ambos bandos pueden disfrazarse del enemigo) completan el reparto de clases, todas ellas convenientemente equilibradas en los dos bandos. Las cinco clases son muy complementarias entre sí, y el hecho de que sean similares, pero ligeramente diferentes, en cada bando, proporciona una experiencia muy variada.