RSSYoutubeTuentiBúscanos en Google+
Noticias
Análisis de Empire: Total War para Ordenador
Lanzamiento: · Género: Estrategia
Ficha técnica
Desarrollo: The Creative Assembly
Producción:
Distribución: Sega
Precio: 49,95 €
Jugadores: 1-8
Formato: 2 PC DVD
Comunidad
Nota de los usuarios: Empire: Total War para Ordenador 7.72
29 valoraciones
#330 en el ranking de Ordenador.
#2033 en el ranking global.

PEGI +16
Compra Empire: Total War en FNAC

Análisis de Empire: Total War para Ordenador

En un período histórico convulso sólo los genios militares y grandes políticos logran triunfar. Demuestra tu valía en este genial juego de estrategia.

Alberto Pastor · 9/3/2009
Gráficos:
9 Jugabilidad:
9
Nota final: 9.2
Sonido:
9.2 Diversión:
9.4
Cada entrega de la saga Total War ha marcado un hito en el género de la estrategia. Desde la llegada al mercado de Shogun: Total War en el año 2000, The Creative Assembly ha perfilado una fórmula de juego que siempre ha destacado por su gran profundidad tanto en los aspectos referidos a la gestión de un gran imperio, como en lo referente a las espectaculares e intensas batallas protagonizadas por miles de soldados. Ahora, tras permitirnos lidiar con las problemáticas propias de períodos históricos como el Japón Feudal, la Europa en guerra de la Edad Media, e intentar alzarnos con la gloria con el imperio romano, Creative Assembly y Sega nos trasladan al convulso siglo XVIII, período en el que ya no solo tendremos que preocuparnos de ampliar nuestro poder en base a la fuerza de nuestros ejército y la pericia de nuestros diplomáticos, sino que también tendremos que contentar a nuestro pueblo para intentar que éste se rebele en nuestra contra y nos destrone del poder.



Piensa y actúa


Gestionar una nación con un nivel de profundidad impresionante o disfrutar de emocionantes batallas en las que centenares y centenares de soldados se verán implicados. Empire: Total War, como el resto de títulos de la saga, combina de una forma fantástica dos sistemas de juego completamente opuestos. Por un lado, nos encontramos con las batallas en tiempo real en las que, como comentábamos, se verán implicados ingentes contingentes de soldados que deberemos usar con cabeza para no perderlos tontamente; pero también hay espacio para un estilo de juego mucho más pausado y por turnos en el que, a través de un gran tablero que representará al mundo, tendremos que dirigir a nuestros ejércitos, controlar aspectos económicos como los impuestos y demás, y gestionar de forma individualizada cada una de nuestras ciudades y pueblos para ampliar nuestro poder militar, político y económico.

En este sentido, el juego varía poco con respecto a lo visto con anterioridad en la saga, aunque sí se han incluido diversas novedades que mejoran sustancialmente la experiencia de juego. En el ámbito de los combates, si obviamos las batallas navales, de las que hablaremos más adelante, destaca por un lado el cambio de ambientación, ya que si hasta la fecha las armas de pólvora habían tenido una presencia marginal en la serie Total War, ahora han adquirido un peso muchísimo mayor, lo que obviamente va a marcar el desarrollo de las escaramuzas. De este modo, ahora tendremos que preocuparnos muchísimo de posicionar a nuestras escuadras de soldados con mosquete en zonas elevadas para adquirir una ventaja táctica considerable sobre el enemigo, e igualmente tener en cuenta aspectos como las coberturas para minimizar al máximo los daños en nuestras tropas.


Y aquí no hablamos solo de posicionar a las tropas tras elementos naturales de los entornos como rocas o árboles, sino también, de usar cualquiera de los edificios que encontremos repartidos por el entorno para guarecer a las unidades, o usar habilidades especiales de algunas de las tropas para, por ejemplo, levantar trincheras y barreras con sacos de arena. Del mismo modo, nuestras unidades pueden plantar obstáculos en los escenarios para fastidiar a los contrarios. A todo esto debemos sumar también la moral de las tropas, que es un aspecto que siempre se ha mantenido presente en la saga. Así pues, si nuestros líderes militares combaten cerca de las tropas, éstas se sentirán más protegidas y combatirán con mayor valentía, mientras que la visión de una derrota hará que se muestren menos efectivas, llegando al extremo de salir corriendo para escapar de los enemigos. Diversos tipos de armamento nos permitirán mermar la moral de los rivales permitiéndonos así disfrutar de una especie de guerra psicológica con los enemigos.

1 2 3 4 ÚltimaSiguiente
Síguenos
Links relacionados de Empire: Total War
Empire: Total War en Gamewise

Últimos análisis de juegos para Ordenador