OrdenadorCompra Antichamber en FNAC
Lanzamiento: · Género: Puzle
FICHA TÉCNICA
Desarrollo: Alexander Bruce
Producción:
Distribución: Steam
Precio: 18,99 €
Jugadores: 1
Formato: Descarga
Textos: Inglés
Voces: Inglés
Online: No
COMUNIDAD

PUNTÚA:
Antichamber para Ordenador

Insuficientes votos para figurar en los rankings.
ANÁLISIS

Análisis de Antichamber para Ordenador

Juan Rubio · 6/2/2013
Uno de los puzles más inteligentes que hemos visto en mucho tiempo que te hará pensar hasta límites insospechados.
GRÁFICOS
8
SONIDO
7
TOTAL
8.7
DIVERSIÓN
9.3
JUGABILIDAD
9.4
Versión PC.

Algunos puzles nos han parecido tan interesantes que nos encantaría contároslos aquí, pero preferimos no estropear sorpresas. Os podemos adelantar que al principio todo se soluciona simplemente mirando, saltando, corriendo o andando, mientras que luego conseguiremos unos dispositivos que nos ayudarán a progresar, paradójicamente, complicándonos la tarea. Respecto a la duración, es difícil en este tipo de casos. Sabemos que con las soluciones por delante es posible completarlo en poco más de una hora, pero jugando "bien", es decir, pensando cada puzle y dando vueltas, nos puede durar incluso semanas. No podemos olvidar la inquietante presencia de una cuenta atrás en la habitación principal, y que pensaréis que choca con el adjetivo "relajada" con el que anteriormente hemos calificado a esta propuesta. Ahí lo dejaremos.

Paradoja visual

Como hemos dicho anteriormente, el juego se aleja de la lógica para ofrecernos una nueva manera de pensar. Esto puede parecer a priori sencillo, pero os aseguramos que detrás de todo esto hay un aspecto técnico tan sólido que hace parecer fácil lo que realmente es difícil. Apenas unas líneas más arriba hemos dicho que no queremos estropear sorpresas, pero para ilustrar el gran trabajo realizado a la hora de resolver puzles nos es absolutamente necesario mencionar algunos puntos muy leves de éstos, por lo que si quieres mantenerte totalmente al margen, te recomendamos que obvies el próximo párrafo.

Antichamber es capaz de, por ejemplo, cambiar radicalmente un escenario mientras pasamos por detrás de una ventana, y todo ello en tiempo real. Es capaz de ponernos una nueva salida a nuestras espaldas con tan sólo dar media vuelta, o tenernos dando vueltas en círculos durante varios minutos sin que estemos seguros de que lo estamos haciendo. Cuenta con sorprendentes efectos visuales que encajan a la perfección en la estética y la jugabilidad de Antichamber, y que nos obligan a pensar como no lo hemos hecho antes. Puede que se genere un suelo cuando comencemos a caminar sobre ese vacío, o que podamos atravesar esa pared que aparentemente corta el camino. O puede que no.

El juego recurre al Unreal Engine para dar forma a su apartado gráfico que detrás de una apariencia sencilla oculta gran variedad de trucos. Antichamber se mueve con solidez, y cualquier ordenador más o menos moderno podrá ejecutarlo sin problemas. Los escenarios, pasilleros, incomprensibles y oníricos, poco a poco se hacen familiares y accesibles, gracias en parte a un inteligente diseño pensado para progresar junto con el jugador. Por su parte, el sonido acompaña de tal manera que casi parece inexistente, si bien cuando le prestamos atención notaremos que está muy presente. Es difícil impresionar con el audio de igual modo que impresionan los gráficos, pero también hay un destacable trabajo tras este aspecto.

Una magnífica experiencia dentro de los puzles

En un primer momento, o mirando las pantallas, muchos usuarios pueden pensar de que se trata de "otro Portal", por su naturaleza de combinar puzles con una perspectiva jugable desde la primera persona. Nada más lejos de la realidad. Antichamber es un gran juego de puzles con personalidad propia, que nos tendrá pensando, y mucho, durante bastantes horas. Nos ofrece una manera de resolver puzles nunca –o muy poco– vista hasta ahora, que comienza basándose sólo en cómo nos movemos o hacia donde miramos, y que, faltaría más, poco a poco se va complicando hasta obligar a nuestras neuronas a darlo todo.

El diseño y el aspecto técnico ponen la guinda a un juego que encantará a los aficionados de los puzles, y que creemos que puede ser interesante para aquellos a los que les va eso de pensar aunque sea en otro género. Es tolerante con el jugador, ya que perdona sin problema nuestros fallos; pero también exigente, si pensamos únicamente nos da unas pequeñas pistas para avanzar. Sólo podemos ponerle la pega de, aun no siendo estrictamente imprescindible, no estar traducido –algo que puede condicionar a muchos–, así como la incompatibilidad con mandos, si bien el equipo de desarrollo ha asegurado que está trabajando en lo segundo. Por lo demás, estamos frente a una nueva sorpresa independiente, que además de darnos muchas horas de diversión quizá nos enseñe un par de cosas sobre la vida.