RSSYoutubeTuentiBúscanos en Google+
Noticias
Análisis de A Virus Named TOM para Ordenador
Lanzamiento: · Género: Acción / Puzle
Ficha técnica
Desarrollo: MisfitsAttic
Producción:
Distribución: Steam
Precio: 7,99 €
Jugadores: 1-2
Formato: Descarga
Comunidad
Nota de los usuarios: A Virus Named TOM para Ordenador 7
1 valoraciones
Insuficientes votos para figurar en los rankings.

Compra A Virus Named TOM en FNAC
Avances

Análisis

Trucos

Análisis de A Virus Named TOM para Ordenador

Infecta sistemas informáticos del futuro controlando a un virus en este correcto pero poco original juego de puzles independiente.

Jorge Cano · 8/8/2012
Gráficos:
6 Jugabilidad:
7
Nota final: 6.5
Sonido:
6.5 Diversión:
7
Hay géneros a los que les ha dado una segunda juventud la escena indie, como los plataformas y los juegos de puzles –o los que mezclan ambos estilos-, sin un hueco en las estanterías de las tiendas, ya que nadie parece dispuesto a pagar 60 euros por este tipo de juegos, pero sí los accesibles precios a los que se ponen a la venta en las plataformas digitales de descarga. Ya sea en PlayStation Network, Xbox Live, WiiWare, App Store o Steam, tenemos infinidad de juegos de puzles, con más o menos originalidad y acierto, un mercado en el que cada vez cuesta más destacar.



Y A Virus Named TOM, un nuevo juego para Steam con un peculiar nombre que hace que nos lo pensemos dos veces antes de instalarlo, es otro título más de puzles, ni demasiado original o refrescante, ni muy acertado, y se limita a cumplir y a entretener a los que nos gusta rompernos la cabeza un rato intentando dar con la solución de un acertijo. Aquí se mezcla la pausa, el pararte a pensar en la situación, como el probar combinaciones hasta dar con la correcta, y el tener que esquivar enemigos un poco a lo Pac-Man, una mezcla de elementos que no siempre funciona del todo.

Estamos en el futuro, un científico "loco" ha creado todo tipo de inventos con mucho éxito, a cada cuál más original y sofisticado, como un perro mecánico que no hace "caca" ni huele, una máquina para teletransportarse, o un holograma que cambia nuestra apariencia ante los ojos de quien nos ve –pudiendo uno simular ser mucho más guapo de lo que realmente es-. Pero un día uno de sus inventos no funciona como se espera, y la empresa para que la trabaja le despide. Este decide vengarse, y crea un virus llamado TOM, con el que pretende infectar todos sus inventos y hundir a la compañía.

Nosotros controlamos a TOM, el virus, quien se mueve por las líneas de unas cuadrículas, que representan los chips y circuitos integrados de todos estos inventos que el científico quiere boicotear. Tenemos que conseguir llenar las líneas de energía con un flujo verde, el virus, para infectar los sistemas, en pequeños puzles que se solucionan en una única pantalla. Para lograrlo podemos girar las casillas –no siempre todas-, y trazar el camino correcto desde el núcleo a todo el circuito para que se ilumine de verde y así poder completar el nivel. Como si estuviéramos creando un entramado de tuberías para que circule el agua.

A Virus Named TOM

Al principio es muy fácil superar las fases, la solución es obvia, y nos picaremos en hacerlo en el menor tiempo posible para conseguir la medalla de oro, plata o bronce, que se da en relación al poco tiempo que hayamos tardado en dar con la solución y ejecutarla. Pero poco a poco la cosa se va enredando y complicando, con laberínticos circuitos, y además se incorporan enemigos que nos ponen las cosas muy difíciles. Si nos tocan nos matan, y reapareceremos al instante en una de las esquinas de la pantalla, pero con una fuerte penalización en forma de tiempo, y si nos quedamos sin tiempo, fracasaremos y tendremos que volver a empezar.

TOM irá recibiendo sus propias actualizaciones, y una de ellas le permite paralizar a los enemigos en un punto concreto durante unos segundos, y si dos de ellos se chocan explotan, lo que es fácil predecir ya que estas arañas que intentan eliminarnos también se mueven por las líneas de la cuadrícula. Pero cada vez van siendo más rápidas y peligrosas, incluso unas que nos buscan, y portan una esfera de energía que si conseguimos pasar muy cerca suya sin llegar a tocarlas, nos proporciona tiempo extra. Hay niveles en los que podemos pararnos a pensar y probar tranquilamente, sin enemigos, otros en las que tenemos que evitar a las arañas, y algunos desquiciantes con decenas de estos arácnidos por todo el escenario, lo que dificulta mucho la resolución del puzle.

A Virus Named TOM

Cuando el juego se trata de encajar las "tuberías", de conseguir crear el camino apropiado, por más enrevesado que sea, es cuando más nos gusta. Pero mezclar habilidad y reflejos para esquivar a las arañas, con puzles muy complejos donde debemos estar muy atentos y probar una y otra vez a mover los cuadros, a nuestro parecer no funciona del todo bien, y más que un desafío, los enemigos son un molesto incordio.

1 2 ÚltimaSiguiente

Síguenos

Últimos análisis de juegos para Ordenador