PEGI +7
Nintendo DSCompra Anno: La Creación de un Nuevo Mundo en FNAC
Lanzamiento: · Género: Estrategia
También en: WII
FICHA TÉCNICA
Desarrollo: Keen Games
Producción:
Distribución: Ubisoft
Precio: 29,95 €
Jugadores: 1
Formato: Tarjeta de juego
Textos: Español
Voces: Inglés
Online: No
COMUNIDAD

PUNTÚA:
Anno: La Creación de un Nuevo Mundo para Nintendo DS

Insuficientes votos para figurar en los rankings.
ANÁLISIS

Análisis de Anno: La Creación de un Nuevo Mundo para Nintendo DS

Alberto Pastor · 6/7/2009
La saga de gestión y estrategia Anno regresa a Nintendo DS de forma notable con un título de lo más asequible para los usuarios nóveles en el género.
GRÁFICOS
8
SONIDO
7.5
TOTAL
8
DIVERSIÓN
8
JUGABILIDAD
7.5
Versión NDS. También disponible en Wii.

Tremendamente popular en Alemania, y todo un referente en el mundo de los juegos de estrategia y gestión de centros urbanos, la serie Anno se ha mantenido hasta la fecha fiel al mercado de los compatibles, si bien es cierto en 2007 visitó de forma sobresaliente la portátil de doble pantalla de Nintendo con la entrega Anno 1701. Con el genial Anno 1404 para compatibles ya en el mercado, los usuarios de Nintendo DS y Wii -por primera vez- tienen la oportunidad de demostrar sus dotes como líderes de una emergente nación en un título de estrategia, muy asequible en todos los sentidos, que no por ello pierde el encanto que ha logrado que esta saga se labre un hueco de honor en el mercado de los juegos de estrategia.

La saga Anno prepara una entrega exclusiva para Wii y Nintendo DS.
Compartir
HD

Izad las velas y partid en busca de nuevas tierras

Anno 1701 para Nintendo DS fue toda una sorpresa. Sus desarrolladores, Keen games, lograron crear un título de estrategia muy completo a nivel de opciones que solventaba con nota dos de los problemas más importantes en este tipo de adaptaciones. Por un lado, crearon un sistema de control perfecto para el tipo de juego que se planteaba, al que le acompañaba una interfaz de usuario tremendamente clara que nos permitiría controlar todos los aspectos jugables del título sin grandes complicaciones. Esta continuación de la serie, que llega junto a una versión del mismo para Wii –comparten tanto el estilo gráfico como la historia, con mismas secuencias cinemáticas incluso-, se mantiene completamente fiel a lo visto en Anno 1701, por lo que poco más podemos añadir: vuelve a convertirse en un gran juego de estrategia que sin duda hará disfrutar a los fieles seguidores del género en la portátil de doble pantalla.

En esta ocasión, Anno: La Creación de un Nuevo Mundo nos propone sacar adelante a una colonia de occidentales en pleno siglo XV. Para ello, contaremos con grandes sumas de dinero y diversas materias primas que, previamente, habremos extraído de la tierra. ¿Cuál será nuestra labor principal en el juego? Bien, básicamente, nos dedicaremos en cuerpo y alma a construir edificios y enlazarlos entre sí con caminos mientras tratamos de satisfacer todas las demandas de los ciudadanos. Por tanto, para los no habituados al género, hay que tener en cuenta que en Anno no manejamos directamente a ningún tipo de personaje en concreto, limitándonos a ver cómo los ciudadanos reaccionan de forma automática y natural a nuestras acciones. Esto significa que si satisfacemos sus demandas mejorarán su estado social, mientras que en el caso contrario el progreso se convertirá en regresión.

La interfaz de usuario destaca en este caso por ser tremendamente sencilla y eficaz, facilitando muchísimo las cosas. Así, por ejemplo, bastará pinchar sobre el hogar de uno de nuestros habitantes para conocer con exactitud sus demandas que, por cierto, serán más difíciles de satisfacer conforme éstos prosperen socialmente. De este modo, pasarán de pedirnos una simple capilla cerca de su hogar, a reclamar la presencia de una gran iglesia junto a un colegio de monjas, un hostal, alimentos de mayor nivel o ropa. Y si seguimos avanzando socialmente hablando, todas estas demandas que en principio pueden parecen difíciles de satisfacer, se convertirán en una especie de chiste frente a las exigencias de la nobleza y aristocracia.

Por suerte, nosotros nos vengaremos de estos ciudadanos tan tiquismiquis con los impuestos. Dependiendo de la clase social con la que tratemos, podremos modificar las tasas que se les cobrarán de una forma muy sencilla (subiendo o bajando una barra) e independiente entre sí, por lo que nuestros ciudadanos más humildes pueden tener unos impuestos realmente bajos, ya que en verdad su apoyo económico tampoco es demasiado elevado, mientras que la aristocracia paga los platos rotos con unos impuestos algo más elevados de lo normal (para eso tenemos una escala de colores que ayuda mucho). ¿Qué podemos conseguir si agobiamos en exceso a nuestros habitantes con impuestos? Lo normal, que es generar descontento. Por eso, hay que cuidar mucho este aspecto –sin llegar al nivel de realismo de Anno 1404- intentando mantener un equilibrio entre lo que esperamos hacer y lo que podemos exigir a nuestros ciudadanos.