iPhoneCompra Tiny Thief en FNAC
Lanzamiento: · Género: Acción / Puzle
También en: Android PC
FICHA TÉCNICA
Desarrollo: Rovio
Producción:
Distribución: App Store
Precio: 2,69 €
Jugadores: 1
Formato: Descarga
Textos: Español
Voces: -
Online: No
COMUNIDAD

PUNTÚA:
Tiny Thief para iPhone

Insuficientes votos para figurar en los rankings.
ANÁLISIS

Análisis de Tiny Thief para iPhone

Alberto González · 11/8/2013
Auspiciado y sazonado con sabor de las aventuras gráficas más clásicas y de la mano de Rovio, Tiny Thief, obra de la desarrolladora española 5 Ants, llega a iOS y Android con una excelentes credenciales y una divertida jugabilidad.
GRÁFICOS
-
SONIDO
-
TOTAL
8.5
DIVERSIÓN
-
JUGABILIDAD
-
Versión iPhone. También disponible en Android y Ordenador.

Tiny Thief es el ejemplo del tipo de título que esperamos ver una y otra vez en iOS y Android, y del que no nos cansaremos jamás. No es secreto para nadie que las pantallas táctiles son reacias a determinados géneros -como los juegos de acción en primera persona o algunos plataformas-, que consiguen la mayoría de los veces el hastío y el descontento generalizado por parte del jugador. Tiny Thief sigue la trayectoria de los juegos de aventura gráfica clásica donde debemos utilizar los objetos y elementos en el orden adecuado mientras pulsamos la pantalla. Como es lógico, estos títulos parecen haber encontrado un interesante refugio y nicho de mercado en las plataformas táctiles de dispositivos como el iPhone o el iPad, nutriendo con remakes y nuevas aventuras las tiendas digitales de Apple o Google.

Así pues, no es de extrañar que muchos estudios independientes decidan aventurarse apostando por este género -conocido entre los aficionados como "point and click"-, que hasta la fecha, parecía en claro desuso -salvo contadas y honrosas excepciones en PC-. Tiny Thief, juego con sabor español -el estudio responsable de su creación es 5 Ants, afincados en Barcelona-, es la excelsa constatación de la citada premisa.

Robando, que es gerundio

Tiny Thief es un juego de puzles y rompecabezas con un objetivo muy claro: robar sin ser pillados. De esta manera, siguiendo la consabida mecánica del "point and click", y encarnando a la representación pictórica del pillaje medieval, buscaremos por los diversos escenarios, la forma correcta de combinar determinados objetos y elementos y conseguir nuestra misión sin errar en el intento. Tiny Thief atesora pinceladas de sigilo y las enmarca con bastante atino dentro de su mecánica de rompecabezas, dándoles prioridad sobre otros aspectos de su jugabilidad.

Tiny Thief, que ofrece treinta niveles distintos, comienza su periplo jugable de una forma muy sencilla: invitándonos a robarle la merienda a un guardia que duerme plácidamente bajo la sombra de un árbol. Interactuar con el escenario y los objetos es algo fácil, ya que siempre tendremos un icono aclaratorio que nos explicará el efecto a desencadenar, usar o utilizar. Por ejemplo, si hay una cerradura se nos mostrará un icono de una llave, o si nos podemos ocultar tras un seto, se nos notificará sus posibilidades de cobertura. Si lo hacemos bien, el juego nos reportará una puntuación, que variará de entre una y tres estrellas según el grado de éxito que hayamos tenido en la misión.

Todo está muy guiado y mecanizado -hasta cierto punto-, pero no por ello Tiny Thief es un juego fácil. En sus primeros compases el juego nos resultará bastante accesible, ya que los niveles tendrán una solución clara, pero más adelante, la cosa se endurecerá varios enteros, haciéndonos harto difícil avanzar sin perder alguna estrella por el camino. Lo que en principio era un "robar y correr sin ser vistos", más adelante se convertirá en un aventura donde un error puede darnos de bruces con el letrero de repetir nivel. Los niveles están repletos de guardias y demás elementos móviles -los guardias, soldados o granjeros suelen seguir un patrón claro de vigilancia o comportamiento- siendo esencial memorizarlos para no caer pillados, con lo que estaremos siempre en tensión, calculando segundos y realizando maniobras exactas para nuestros hurtos.

Metacritic