PEGI +12
iPhoneCompra Shadowgun: Deadzone en FNAC
Lanzamiento: · Género: Acción
También en: Android
FICHA TÉCNICA
Desarrollo: MADFINGER Games
Producción:
Distribución: App Store
Precio: Gratis
Jugadores: 1
Formato: Descarga
Textos: Español
Voces: Español
Online: Sí
COMUNIDAD

PUNTÚA:
Shadowgun: Deadzone para iPhone

Insuficientes votos para figurar en los rankings.
ANÁLISIS

Análisis de Shadowgun: Deadzone para iPhone

Alberto González · 11/4/2013
Shadowgun: DeadZone abandona la acción monojugador y nos trae a iOS y Android un modo multijugador más completo y visualmente atractivo.
GRÁFICOS
-
SONIDO
-
TOTAL
6.5
DIVERSIÓN
-
JUGABILIDAD
-
Versión iPhone. También disponible en Android.

Hace unos años, cuando Game Center irrumpió en nuestros dispositivos iOS, muchos augurábamos una edad de oro en los juegos multijugador, con sendas apps que aprovechasen el entramado que proporcionaba Apple en su ecosistema. La realidad tardó poco en echarnos un jarro de agua fría por encima, mostrándonos que las buenas intenciones, no siempre se traducen en hechos constatables. Android, como sistema libre y menos jerarquizado, también trajo buenas promesas al respecto, pero los títulos multijugador tardaron muchísimo en asentarse y ofrecer experiencias decentes y completas también en sus dispositivos.

Poco a poco, y en ambas tiendas digitales -Google Play y App Store- hemos ido asistiendo al alumbramiento de buenos juegos multijugador, pero sin llegar a despuntar en exceso. Shadowgun, uno de los títulos más famosos -por utilizar el Unity Engine, y llevar, de manera más o menos correcta, el germen de Gears of War a los tablets y smartphones de medio mundo-, nos presenta su más actualizada versión online competitiva.

Shadowgun: DeadZone es un juego exclusivamente multijugador, con gráficos de infarto y una serie de añadidos muy interesantes, pero que desgraciadamente, falla en lo más importante: el control.

Zona de muerte

Ya lo decíamos al comienzo del análisis: las buenas ideas, no siempre acaban en buen puerto. Shadowgun: DeadZone, en su versión 2.0, parece corregir gran parte de los errores técnicos y fallos conceptuales vistos en su anterior versión -de finales de 2012- pero sigue arrastrando ciertas lacras que empañan demasiado el resultado global. A efectos prácticos, podemos decir que Shadowgun: DeadZone es una actualización correcta, pero nada más allá. Antes de entrar en materia, y destacar lo más interesante de esta nueva versión, hablaremos de lo que nos ofrece, en términos generales, este frenético shooter en tercera persona.

Shadowgun: DeadZone es un juego de acción basado, exclusivamente, en los enfrentamientos multijugador de hasta doce jugadores a través de diferentes mapas y escenarios. Ofrece dos razas, humanos y mutantes, y dos modos de juego -Partida a muerte y Control de zona- y un arsenal de hasta 21 armas distintas y completamente personalizables. A su vez, y como buen juego multijugador, incorpora ciertos goodies y objetos únicos -desde minas a kits de munición o de regeneración de salud-, pasando por los recién llegados aumentadores y power-ups, que modificarán nuestras características de forma momentánea.

A efectos prácticos, y seremos bastante sinceros en esto, en Shadowgun: DeadZone, intentaremos -y recalcamos eso de "intentar"- aniquilar a los enemigos de un determinado mapa, obedeciendo y cumpliendo las reglas de la partida. Los primeros compases de Shadowgun: DeadZone -una vez nos hayamos registrado e introducidos nuestros datos de jugador-, son un poco caóticos.

Surtido de posibilidades mejorado, aunque empañado por un control ortopédico

La app de Madfinger no tienen ningún tipo de tutorial práctico -es un mero trámite en formato texto de lo más incómodo-, con lo que seremos, literalmente, lanzados a una jauría de disparos y explosiones sin preparación previa. Aunque Shadowgun: DeadZone intenta llevarnos de la mano y ayudarnos a la hora de avanzar con determinadas partidas guiadas y establecidas por niveles de jugador, el título nos empujará a la batalla sin remisión alguna.

En estas, y bajo el fuego enemigo, deberemos lidiar con un ortopédico control, que intenta emular al de otros títulos en consola, pero al que cuesta bastante acostumbrarse. Por una parte, en el lado izquierdo tenemos una suerte de stick virtual que nos dirigirá la dirección de nuestro jugador, y con el otro, con el pulgar derecho, la cámara. La mala distribución de estos botones de acción hará que tengamos el botón de disparo, el de perk -que puede atribuirse a varias habilidades- y recarga muy, muy próximos, con lo que la confusión está más que servida. Por si fuera poco, Shadowgun: DeadZone ofrece una atiborrada interfaz, que aunque es menos cargante que en anteriores versiones, sigue siendo poco práctica.

Metacritic