iPhoneCompra Push-Cars en FNAC
Lanzamiento: · Género: Velocidad
FICHA TÉCNICA
Desarrollo: RaLight Solutions
Producción:
Distribución: App Store
Precio: Gratis
Jugadores: 1
Formato: Descarga
Textos: Español
Voces: No
Online: No
COMUNIDAD

PUNTÚA:
Push-Cars para iPhone

Insuficientes votos para figurar en los rankings.
ANÁLISIS

Análisis de Push Cars para iPhone

Víctor Moyano · 13/7/2011
Un simpático juego de puzles donde los coches son los protagonistas.
GRÁFICOS
-
SONIDO
-
TOTAL
8.5
DIVERSIÓN
-
JUGABILIDAD
-
Versión iPhone.

Los chicos de RaLight Solutions, creadores de este inesperado Push Cars, han decido darle un poco de vida al género de los puzles, presentando un videojuego bastante curioso y divertido donde podemos comprobar de primera mano que los coches eléctricos y los de gasolina... no se llevan bien. Y es que lo coches ecológicos parecen estar de moda, siendo los más limpios y ecológicos del mercado, mientras que los segundos comienzan a sufrir un poco de desgaste, siendo pasto de críticas contra la contaminación acústico-ambiental y demás detalles que, hasta hace poco no parecía importar demasiado. De esta manera se nos presenta una obra de puzles de lo más inteligente y enrevesada, donde lo único que tendremos que hacer será contentar a estos dos tipos de coche y sus diversos modelos. Los coches eléctricos quieren escapar de la ciudad, mientras que llevan derivados del petróleo en sus entrañas prefieren chocarse contra algo. Curioso cuanto menos.

La mecánica de Push Cars es muy sencilla, y divertida también. Se nos ofrecerán una serie de coches -de los dos modelos anteriormente comentados- en un escenario con vista en picado, con sus carreteras y demás, teniendo como objetivo rotarlos para que avancen hacia su meta. Cada modelo de coche tendrá que realizar su cometido: los eléctricos escapar de la ciudad y los de gasolina chocar contra otros coches -de los suyos- o contra estructuras de la urbe-. Sin embargo, el juego no nos permite modificar los coches en tiempo real, sino que tendremos que tomar las decisiones antes de quemar rueda, por lo que se aumenta la dificultad. Al fin y al cabo estamos delante de un juego de puzles y no de habilidad.

A medida que vayamos pasando por los niveles, tendremos acceso a nuevos tipos de coche, tanto eléctricos como de gasolina, y, pese a que todos tienen los mismos intereses, unos correrán más que otros, por lo que tendremos que ir jugando inteligentemente con este detalle para realizar una buena puntuación. No existe una única solución para cada nivel, sino que existen varias, por lo que tendremos que rebanarnos los sesos si queremos conseguir los tres volantes de oro -la mayor puntuación- en cada nivel. Este pequeño pero importante detalle consigue que Push Cars se convierta, para todo aquel amante de los títulos de puzle, en un videojuego exigente y retante. Por suerte, el juego incluye algunas pistas por si nos estancamos, diciéndonos la dirección de un par de coches para arrojar algo de luz ante el problema central.

La obra se complementa con una lista de logros que encantará entre los amantes de los retos, así como integración con Game Center para compartir puntuaciones con nuestros amigos. Pese a no tener modo multijugador Push Cars cuenta con un largo y extenso modo en solitario para disfrutarlo en su totalidad. Además, la obra cuenta con el ya conocido modo social, pudiendo publicar las puntuaciones en las redes sociales más conocidas, como Facebook y Twitter.

En cuanto al apartado técnico, el título está completamente diseñado en dos dimensiones, con unos gráficos curiosos y cabezones que casan muy bien con el estilo de juego y con los dispositivos de Apple. Los escenarios están muy bien caracterizados, con un apartado artístico que caracteriza las diferentes ciudades de Estados Unidos a la perfección, con algunos elementos cambiantes a modo de detalle para darle más dinamismo al apartado, como pueden ser aviones llegando al aeropuerto, niveles de noche, etcétera. La música, por otra parte, cuenta con un valor añadido, ya que se ha incluido un tema original cantado para la ocasión que no sólo pega a la perfección con la obra en sí, sino que además es de lo más pegadiza y no tardaremos en tararear dentro y fuera de nuestra cabeza.

En definitiva, un gran título de puzles que encandilará de buena manera a los amantes del género y a todos aquellos quienes jueguen un par de niveles. Push Cars engancha desde el primer momento, tanto por su estética simplista como su poderosa jugabilidad, alejada de complicaciones para llegar a un público más variado. Eso sí, no penséis que por ser un título para todos los públicos la obra va a dejar de ser menos difícil, porque no es así. Push Cars ofrece un reto constante tanto para noveles como para experimentados, y todo al módico precio de 0,79 € para iPod e iPhone y 1,59 € para el popularizado iPad.

Metacritic