iPhoneCompra Nano War en FNAC
Lanzamiento: · Género: Estrategia
FICHA TÉCNICA
Desarrollo: Chugulu Games
Producción:
Distribución: App Store
Precio: Gratis
Jugadores: 1
Formato: Descarga
Textos: Español
Voces: No
Online: No
COMUNIDAD

PUNTÚA:
Nano War para iPhone

Insuficientes votos para figurar en los rankings.
ANÁLISIS
Avances

Análisis

Análisis de Nano War para iPhone

Alberto González · 14/3/2013
Descubre el concepto de estrategia celular con esta curiosa aplicación para iPhone y iPad.
GRÁFICOS
-
SONIDO
-
TOTAL
8.5
DIVERSIÓN
-
JUGABILIDAD
-
Versión iPhone.

La saga Nano War lleva más de cuatro años con nosotros, pero hasta la fecha, solo en versión web, mediante un juego para navegadores. Ahora, y con una conversión exclusiva y remodelada desde cero, se nos presenta para iOS. Pero, ¿qué es Nano War? Nano War es uno de los títulos de estrategia y puzles más galardonados y premiados en certámenes independientes centrados en el desarrollo de videojuegos en nuevas plataformas y medios. Programado en flash para ser jugado vía web en 2008, Nano War ha ido contando con una pequeña gran comunidad detrás, que lo ha ido surtiendo de contenido y ampliaciones. Tras su éxito, Chugulu Games -desarrolladora del título prueba suerte ahora en iOS, reteniendo gran parte de su esencia y añadiendo nuevos modos de juego, niveles y tipos de célula a la fórmula jugable original. ¿Seguirá siendo tan eficiente y divertido como antaño?

Guerra celular

¿Sabías que en tu cuerpo, en todo momento, combaten miles de organismos con el fin de mantenerte sano y en buen funcionamiento? Nano War aboga por ese concepto, y lo transforma en una más que entretenida aplicación para nuestros iPhone, iPad o iPod touch. Nano War nos ofrece un juego a medio camino entre la estrategia y el rompecabezas, buscando un más que equilibrado término medio. En Nano War, deberemos conquistar y mantener a raya a los virus, las células cancerígenas y otros cuerpos patógenos, que amenazan con convertir en peligrosos núcleos infecciosos a las adorables y ancianas células madres.

¿Cómo las defenderemos? Es fácil. Como juego de estrategia en tiempo real, Nano War nos plantea un simple esquema de "conquista de territorios", donde, y siguiendo la ambientación microscópica y celular, deberemos enviar a nuestros cuerpos biológicos de defensa. Estos territorios no son más que otras células, que pueden ser de muchos tipos, o estar infectadas con anterioridad. El objetivo final, aparte de eliminar a nuestros contrincantes infecciosos, es el de permanecer en pie y conquistar -o defender- tantas células como podamos.

El planteamiento jugable y la mecánica inherente a ello de Nano War es poco menos que excelente. Tras un breve tutorial, el título de Chugulu Games nos revelará su naturaleza accesible, divertida y rápida, donde a cada segundo, cambian las tornas y los objetivos a batir o conseguir. Como jefes del aparato inmunológico de un anónimo individuo, tendremos que echar a patadas a todos los huéspedes no bienvenidos, intentando que no infecten las sanas células de su organismo. Comandando un grupo de aguerridas células azules, nos enfrentaremos por diferentes órganos y lugares del cuerpo, a distintos tipos de enemigos patógenos.

Cada nivel en Nano War tiene una serie de células básicas con las que empezamos, y otras tantas "blancas", que son las que debemos conquistar. Cada célula que comandamos, tiene un número concreto de células más pequeñas en su interior. A mayor tamaño, mayor número de unidades disponibles. Dicho número, va regenerándose y aumentando a cada segundo, y se nos indica con un visible icono, con lo que es muy recomendable permanecer atento a las reservas y unidades dispuestas a dar guerra. Cada célula gris, célula madre, o célula infectada -por cualquiera de los colores rivales, verde, amarilla o roja- tiene un coste, que puede subir o bajar en fracciones de segundo. Nosotros enviaremos, con nuestros dedos un número determinado de células, que irán dispuestas a sanar el organismo celular infectado, y que en función de la defensa planteada por el enemigo, será posible conquistar... O no.

Metacritic