iPhoneCompra Monument Valley en FNAC
Lanzamiento: · Género: Puzle
También en: Android
FICHA TÉCNICA
Desarrollo: ustwo
Producción:
Distribución: App Store
Precio: 3,59 €
Jugadores: 1
Formato: Descarga
Textos: Inglés
Voces: No
Online: No
COMUNIDAD

PUNTÚA:
Monument Valley para iPhone

Insuficientes votos para figurar en los rankings.
ANÁLISIS

Análisis de Monument Valley para iPhone

Alberto González · 19:04 15/4/2014
A medio camino entre el arte interactivo y el videojuego clásico, Monument Valley se descubre ante nosotros como una de las aplicaciones más redondas, imaginativas e inigualables del momento en la App Store.
GRÁFICOS
-
SONIDO
-
TOTAL
9.5
DIVERSIÓN
-
JUGABILIDAD
-
Versión iPhone. También disponible en Android.

La irrupción de las plataformas digitales en el organigrama tradicional del mundo del videojuego, ha traído cosas buenas -y malas- a la industria, y por ende, a los jugadores y aficionados. Es bastante tópico tirar y hablar de precios altos en versiones digitales, de DLC y de demás contenidos descargables completamente intangibles y a precio de oro, pero también tendemos a olvidar -y nos incluimos- a la cantidad de juegos y aplicaciones que de otro modo, quizás no habría entrado o irrumpido en nuestras vidas de tener que gozar de un soporte físico para ser comercializados. En otras palabras: de no ser por las tiendas digitales de PC -Steam, sin ir más lejos-, iOS o Android, quizás no habríamos disfrutado de una enorme multitud de juegos brillantes y absolutamente diferentes y distintos a todo lo anterior.

Sentido, perspectiva y sensibilidad

Definir y acotar Monument Valley, es algo tan pantagruélico y dificultoso, como sencillo y simple es su concepto de juego. Enmarcándose dentro del género puzles, y apostando por los rompecabezas basados en perspectivas tridimensionales, Monument Valley, como si de una cinta de Moebius se tratase, nos invita a encontrar el camino y el punto de vista concreto con inteligencia, para que nuestra protagonista -la silenciosa Ida- encuentre el camino correcto. Monument Valley se presenta parco en detalles al jugador, pero al mismo tiempo, lo intenta envolver con su ambientación y su particular historia, que pese a ser escueta, cuenta lo suficiente como para hacernos partícipes en su desarrollo.

La sensaciones que transmite Monument Valley nada más comenzar, son claras y concisas, pero oníricas al mismo tiempo, en una algarabía de sentimientos que nos recuerdan, y mucho, a los vividos en ICO o Shadow of Colossus. ¿Cómo llegamos hacia ese portal? ¿Qué podemos hacer? ¿Con qué elementos interactuar? ¿Hacia donde nos dirigimos? Pese a que el planteamiento y la mecánica jugable de Monument Valley es simple como el mecanismo de un botijo -valga la redundancia-, y está encorsetada y planteada en diferentes niveles con sus propios rompecabezas, nosotros, como jugadores, podemos decidir de qué manera plantear los puzles e interactuar con el entorno, escogiendo el camino más lógico para avanzar y llegar a la salida del nivel. En Monument Valley, todo es práctico y fácil de memorizar, y se reduce a tocar, mantener y girar.

Es decir, en la sencillez de la que hace gala Monument Valley, encontramos un complejo sistema de maquinarias, pasadizos, puntos de vista, ascensores y escalas que pueden llegar a conjugarse de maneras distintas, únicas, y haciendo muestra de un gusto estético soberbio. ¿De qué forma podemos encontrar el camino hacia la salida de cada castillo o nivel? Pues generalmente, hay una sola opción válida, y dependemos del milenario método del ensayo y error -sin frustraciones ni trucos efectistas de por medio- para encontrar la salida con la que seguir avanzando hacia la nueva pantalla que nos reserve el juego de la mano de la princesa Ida.