iPhoneCompra Blood Roofs en FNAC
Lanzamiento: · Género: Acción
FICHA TÉCNICA
Desarrollo: Thomas Wagner
Producción:
Distribución: App Store
Precio: Gratis
Jugadores: 1
Formato: Descarga
Textos: Inglés
Voces: Inglés
Online: No
COMUNIDAD

PUNTÚA:
Blood Roofs para iPhone

Insuficientes votos para figurar en los rankings.
ANÁLISIS
Avances

Análisis

Análisis de Blood Roofs para iPhone

Alberto González · 1/4/2013
Rescata a la chica, escapa de los monstruos y corre por los tejados de una lluviosa ciudad en ruinas en una app espectacular, aunque algo descuidada, para iOS.
GRÁFICOS
-
SONIDO
-
TOTAL
5.8
DIVERSIÓN
-
JUGABILIDAD
-
Versión iPhone.

¿Hay espacio para la innovación en un género harto explotado? Nosotros creemos que sí. No es fácil, pero creemos que, a poco que una desarrolladora presente un elemento diferenciador en alguno de los apartados de su aplicación, siempre habrá espacio y momento para el asombro, el aplauso y el cálido abrazo del éxito. Quizás el mayor problema, venga derivado por el clima acomodaticio que tienen muchas apps, franquicias y sagas en iOS y la App Store, sintiendo el lógico respaldo del público, y con ello, sintiéndose obligados a responder de cara a esos mismos usuarios.

Blood Roofs, de Gamesmold, nace como punto intermedio entre estos conceptos -títulos que continúan con una determinada tendencia y títulos que intentan romper con la misma tónica imperante-, ofreciéndonos un endless runner o carrera infinita bastante típico, pero con la garra y el suficiente atino en diversos apartados -gráfico, sobre todo- como para considerarlo único y original, pero es su falta de cuidado en el desarrollo jugable, lo que lo acaba lastrando.

Saltando de tejado en tejado

Blood Roofs, es una app endless runner, donde deberemos correr por escenarios infinitos, intentando llegar lo más lejos posible, esquivando obstáculos y enemigos y batiendo, por el camino, tantos retos como podamos y seamos capaces. En Blood Roofs, encarnaremos a Jake, un héroe a la vieja usanza -con látigo, pecho al descubierto y pantalones ajustados-, que se verá envuelto en una constante carrera y huida en pos de salvar a una despampanante y aguerrida superviviente, Catherine.

De esta manera, y mientras sostenemos a la pistolera de Catherine entre nuestros musculosos brazos, saltaremos y correremos de tejado a tejado, y de azotea a azotea, en las alturas de una ruinosa ciudad que está siendo invadida por una serie de peligrosas y demoniacas criaturas.

Como cualquier otra app parecida, en Blood Roofs correremos a una velocidad determinada -incuestionable e imposible de cambiar o aminorar-, siendo nosotros los únicos artífices de elegir la dirección de nuestro héroe, girando o inclinando el teléfono o tablet de la manzana a placer. De esta manera, marcaremos la dirección de Jake, el aventurero protagonista, y nos moveremos por el delimitado escenario que se irá recreando ante nuestros ojos.

Obviamente, y como os podéis imaginar, el escenario de Blood Roofs está plagado de tejados, azoteas, balcones y enormes puentes que se elevan sobre una ciudad infestada de criaturas peligrosas y ávidas de sangre. De nuestra sangre. Los escenarios no serán generados de forma aleatoria -como en otros títulos actuales- si no que permanecen de la misma manera en cada partida, con lo que aquí, sí que os recomendamos que memoricéis en la medida de lo posible los recorridos y obstáculos.

Y os explicamos: en Blood Roofs, podemos también disparar a casi cualquier criatura que se nos ponga por delante al mismo tiempo mientras corremos -aunque técnicamente, lo hará Catherine o la persona que hayamos elegido rescatar-, evitándonos tener algún que otro encontronazo con cualquier de los demonios invocados por el terrible culto que reina en la ciudad. A su vez, Jack es capaz de desbloquear y utilizar poderes especiales -mediante las monedas que obtenemos durante el juego-, como rayos únicos, turbos y demás. La verdad es que nos harán falta, ya que los enemigos irán creciendo en poder y presencia, contando los malvados entre sus filas con enormes jefes finales, con sus propias rutas, ataques y habilidades especiales.