Vandal
PEGI +12
GameCube
FICHA TÉCNICA
Desarrollo: EA Games
Producción: EA Games
Distribución: Electronic Arts
Precio: 63.95 €
Jugadores: 1-4
Formato: 2 GOD
Textos: Español
Voces: Inglés
COMUNIDAD

PUNTÚA
Medal of Honor: Rising Sun para GameCube

#147 en el ranking de GameCube.
#4218 en el ranking global.
ANÁLISIS

Análisis de Medal of Honor: Rising Sun para GameCube

Pablo Grandío ·
EA sigue recordándonos cómo se derrotó al Eje. Esta vez acabaremos con el Japón anterior al manga y los videojuegos.
GRÁFICOS
7
SONIDO
8.5
NOTA
7.2
DIVERSIÓN
7
JUGABILIDAD
7
Versión GameCube. También disponible en PlayStation 2 y Xbox.

De todas las actuales sagas bélicas, habitualmente basadas en la Segunda Guerra Mundial, Medal of Honor es la más popular y quizás la más meritoria de todas ellas. Iniciada en consola, concretamente en PS One, la saga de Electronic Arts comenzó antes de "la moda" posterior al 11 de Septiembre y actualmente está en el Podium de los juegos en primera persona de consola y de PC. Si en las primeras entregas hacíamos frente a la Alemania nazi, primero en los campos de batalla y luego en la resistencia francesa (en la favorable a los aliados), en Frontline, primer entrega de consola en esta generación, participábamos en el emblemático desembarco de Normandía para luego ir rumbo a Berlín. Esta cuarta entrega de la saga para consola cambia de frente y nos coloca en primera línea contra el imperio japonés, que en un abrir de cerrar de ojos conquistó todo el sudeste asiático y buena parte de China, comenzó el desmembramiento del imperio británico e incluso puso en un brete a los Estados Unidos, con el ataque sorpresa a Pearl Harbour.

Precisamente es aquí, en Pearl Harbour, donde comienza el juego; como es habitual (y acertado) en los últimos juegos de EA, nada más introducir el compacto en nuestra consola comienza la acción en la primera fase, donde nos despertamos de la cama sobresaltados, nuestro camarote tambaleándose ante el ataque japonés a Pearl Harbour y todo el personal de a bordo de un lado para otro, intentando salir a cubierta para hacer frente al Día de la Infamia. Es en este primer nivel donde aprenderemos los conceptos básicos del juego, el movimiento, las acciones y el manejo de armas, ya que al salir a cubierta tendremos que combatir contra los "Zekes" (los aviones japoneses) con todo lo que tengamos a mano, disfrutando de nuestra primera experiencia con una de las características que se repetirán a lo largo del juego: los cañones y las ametralladoras fijas. También nos toparemos por primera vez con los eventos móviles, léase estar a bordo de un barco, balsa o camión en movimiento y tener que disparar como un loco a todo lo que se mueve, ya sean aviones, soldados o tanques enemigos.

Pero Rising Sun es sobre todo un juego de acción en primera persona que combina muy bien el frenetismo de los shooters "mata mata" con la táctica y la estrategia de los tácticos; nuestra vida disminuye rápidamente, los enemigos no están encantados de morirse y nuestras armas no son ni tan precisas ni tan potentes ni tan automáticas como las de hoy en día. De esta forma, y por la gran cantidad de eventos preprogramados que ocurren en los niveles, los ocho niveles del juego nos ofrecerán bastantes horas de diversión al tener que pasar bastante tiempo cubiertos, parapetados tras árboles, piedras o trincheras, esperando que el enemigo oriental dé un paso en falso para acabar con él y seguir avanzando. No es, sin embargo, un juego de guerra abierta sino de acción casi individual, con algún que otro soldado amigo ayudando, y casi entre las líneas enemigas. A lo largo del pacífico y de la guerra recorreremos paradisíacos parajes con el impacto medioambiental de estar plagados de japoneses y sus infraestructuras; en cierto modo, el juego parece inspirado en películas basadas en este frente (la gran mayoría de ellas se basan en el europeo, donde sin duda hubo más acción, o al menos que tenga que ver con nosotros) como El Puente sobre el Río Kwai (de hecho hay una misión sobre él) o La Delgada Línea Roja, especialmente en ésta por el exotismo de los paisajes, y ciertas escenas como el combate entre las hierbas altas en la misión de Pistol Pete.

Y aparte de inspirarse en el cine sobre la guerra a nivel visual, en otros aspectos como la música y los extras el juego demuestra el buen hacer de producción de Electronic Arts. Es un juego, sí, pero también un homenaje a los soldados americanos que lucharon en esas batallas, y un recordatorio de los "buenos viejos tiempos" en una guerra que ha pasado a la historia y a la memoria como una contienda bilateral entre el bien y el mal. Por esta razón, junto a las misiones habrá buena cantidad de "material adicional", con vídeos sobre las circunstancias que rodeaban esa campaña o ese momento de la guerra, y testimonios de veteranos que todavía sobreviven. Esto junto con la maravillosa y emotiva música del juego (parece que estamos ante Salvar al Soldado Ryan) le da al título de EA una sensación muy cinematográfica y de superproducción.

Sin embargo, la calidad de la producción en conjunto no logra maquillar u ocultar uno de los grandes problemas del juego: su corta duración. Hay pocas misiones y, aunque éstas son largas, no puede decirse que compensen con la duración su limitado número, haciendo de éste un juego algo corto para un solo jugador aunque, eso sí, muy aprovechable a dos jugadores en cooperativo y en multijugador tanto offline como en la red. El otro defecto del juego es quizás cierto atraso en el aspecto jugable. Los niveles siguen siendo divertidos, pero se echa en falta una mayor versatilidad a la hora de resolver situaciones y no una linealidad que el resto de juegos de este tipo están empezando -tímidamente, eso sí- a superar.

Como decía, las misiones del juego, salvo las dos primeras de entrenamiento, tienen una considerable duración y de hecho varios puntos de guardar partida a lo largo de su recorrido, permitiéndonos jugar el juego a pequeños ratos y disminuyendo también el nivel de dificultad. Las misiones contienen objetivos que requerirán combinación de habilidad al gatillo (eso será una constante a lo largo de todo el juego como es de suponer) con interacción con el escenario y búsqueda de items, y en el caso de los objetivos secretos, también perspicacia. Los objetivos principales no solo son obligatorios de cumplir sino también inevitables; los niveles están diseñados de tal forma que si no cumplimos los objetivos de una zona de los mismos, no podremos avanzar a la siguiente, pues la puerta que hay que traspasar no se abrirá (de hecho el juego nos pondrá un mensaje tipo "la puerta está cerrada. No has activado todos los detonadores" o similar) o el evento que tiene que ocurrir no sucederá. Por lo tanto, la única cuota de libertad que nos ofrece el juego es la de poder cumplir unos objetivos secretos que harán que mejoren nuestras estadísticas y que algunos de ellos son divertidos, aunque el juego no nos los dirá; por ejemplo, en el asalto a un templo ocupado por los japoneses, uno de los objetivos secretos será destruir los barriles de sake (ese licor japonés que levanta la moral) de los oficiales; solo nos enteraremos de nuestra existencia si por error destruimos uno en un tiroteo (o haciendo el tonto).

Últimos análisis

Análisis
2017-12-18 14:45:00
Un juego de rol estudiantil interesante pero que se queda algo corto respecto a la competencia.
Análisis
2017-12-17 17:00:00
La prometedora propuesta de Dynamic Pixels llega a su versión final con un acabado decepcionante.
Análisis
2017-12-16 18:08:00
Un juego entre las dos tierras del rol y la estrategia interesante, divertido pero falto de profundidad.
Análisis
2017-12-16 12:20:00
Un nuevo arcade musical llega a Switch ofreciendo una amplia selección de temas realmente variados.
Análisis
2017-12-14 09:36:00
La secuela de LocoRoco llega a PS4 con las habituales mejoras gráficas de una remasterización.
Análisis
2017-12-13 16:45:00
El apocalipsis nuclear regresa con esta gran adaptación para realidad virtual en exclusiva para HTC Vive.
Flecha subir