PEGI +7
Game Boy AdvanceCompra Metroid: Zero Mission en FNAC
Lanzamiento: · Género: Plataformas / Aventura
FICHA TÉCNICA
Desarrollo: Intelligent Systems
Producción:
Distribución: Nintendo
Precio: 39.95 €
Formato: Cartucho
Textos: Español
COMUNIDAD

PUNTÚA:
Metroid: Zero Mission para Game Boy Advance

ANÁLISIS

Análisis de Metroid: Zero Mission para Game Boy Advance

Daniel Escandell · 26/5/2004
Samus Aran inicia un viaje al punto de partida.
GRÁFICOS
9
SONIDO
9
TOTAL
9.5
DIVERSIÓN
9.5
JUGABILIDAD
9.5
Versión Game Boy Advance.

La saga Metroid inició su andadura en los videojuegos allá por 1986, de la mano del siempre recordado Gunpei Yokoi y su equipo (el actual Intelligent Systems), en la clásica NES, para regresar años más tarde por los circuitos de GB y completar una trilogía fantástica en el no menos clásico Super Metroid de 1993. Y a partir de aquí, la saga desapareció del panorama de lanzamientos de forma indefinida, mientras el público occidental reclamaba su dosis necesaria de Samus… hasta el año 2002, cuando el doblete Metroid Fusion y Metroid Prime resucitó a la saga y la presentó al público más joven. El primero, directamente de manos de los siempre audaces Intelligent Systems, aportó una nueva estructura en su desarrollo; el segundo, de mano de los relativamente novatos Retro Studios, asentó las bases del esquema de juego en 3D y Samus desmotraba, de este modo, que podía seguir luchando contra los piratas espaciales pese al fallecimiento de su creador. Pero, entre tanto cambio, se planteaba la necesidad de regresar al origen, de ofrecer un Metroid mucho más clásico y en la línea de los primeros juegos de la saga. Y puesto que no pocos usuarios habían asociado erróneamente esa coletilla "Prime" a que ése era el primero de la saga, o un remake, o cualquier otra cosa rara (pese a incluir como extra en el juego un port del original de NES), nada mejor que coger el auténtico primer juego, el original de 1986, y darle un lavado de cara a la altura de las circunstancias para la portátil de Nintendo, y remozar, ya que estamos, el nombre para que quede claro cuál es el primer título cronológicamente: Metroid Zero Mission. Ahora podemos discutir sobre lo acertado o no de presentar este remake como una especie de precuela de la entrega Metroid Prime, pero sería construir castillos sobre nubecitas y recurrir a un purismo que poco sentido tendría.
Samus redescubre Zebes
Samus Aran, la mejor cazarrecompensas de la federación, recibe el encargo de ir a Zebes en una misión que sólo ella puede abordar: destruir a las formas de conocidas como "metroids" y destruir a la forma de vida mecánica que lo controla todo: el Mother Brain. Con esta breve premisa, Samus se adentra sola en un planeta inhóspito que una vez fue su hogar. Y es que gracias a que la aventura estará salpicada de unas pocas y breves –pero muy acertadas- escenas con animaciones y en momentos muy puntuales un poco de texto, conseguimos meternos de lleno en esta primera aventura de la heroína, que va a lograr engancharnos totalmente. Y es que un factor que sorprendió muchísimo en su momento fue cuando, al acabar el juego, se nos recompensaba con un descubrimiento insospechado para la época: Samus Aran era una mujer. Ahora casi todos sabemos antes de afrontar el juego que es una fémina, pero en su momento (y gracias a un manual de instrucciones muy cuidadoso en omitir toda información sobre el sexo del protagonista) fue una gran sorpresa, cortesía una vez más de Gunpei Yokoi, al que recordaréis de unas líneas más arriba y también por haber creado la cruceta digital presente en todos los mandos de consolas desterrando al joystick tradicional para siempre, entre otras muchas cosas. No sabemos qué relación hubo entre la animadversión de Yokoi con el joystick y la creación de Samus como personaje femenino, y posiblemente no haya ninguna relación, y por lo tanto este comentario está totalmente fuera de lugar, salvo por una idea que debemos tener muy clara: no debemos vivir del pasado; Metroid Zero Mission tampoco debe hacerlo. Así que lo mejor será olvidarnos de todo este anecdotario y medir a este juego por sus propios méritos aquí y ahora.
La ambientación de Zero Mission es mucho más oscura y tenebrosa que la presentada en Fusion, pese a los problemas que en principio podía ofrecer la paleta de colores y la propia pantalla de GBA, pero éste era un elemento necesario para darle al juego la atmósfera propia de un planeta desangelado, ofreciendo una estética en muchos aspectos más cercana al siempre amado Super Metroid (que, al fin y al cabo, también presentaba a Samus en Zebes), siendo sin duda la entrega de 16 bits el referente estético más directo (dado el notable salto desde el original, claro), pero no el único, pues también vamos a encontrarnos zonas que nos recuerdan a la anterior entrega de GBA, pero en una consonancia muy acertada que nos evitará la horrible sensación de estar ante un pastiche. Sobra decir que la animación de Samus ha sido mejorada con respecto a Fusion, que no es poco, y vamos a encontrarnos con una total ausencia de ralentizaciones o imperfecciones gráficas similares que puedan empañar el producto. Y el sonido no podía ir a la zaga: si Fusion presentó uno de los hitos de esta consola, éste no podía ser menos, y los remixes de temas clásicos se escuchan mejor que nunca con unos buenos auriculares o a través del GBPlayer, junto con unos efectos especiales firmes y robustos (atención a los gritos de algunos enemigos) que completan un apartado audiovisual a la altura de las circunstancias.