Vandal
Dreamcast
FICHA TÉCNICA
Desarrollo: Sega
Producción: Sega
Distribución: Sega
Precio: 6990
Jugadores: 1-2
Formato: 1 GD
COMUNIDAD

PUNTÚA
Daytona USA 2001 para Dreamcast

#68 en el ranking de Dreamcast.
#2813 en el ranking global.
ANÁLISIS

Análisis de Daytona USA 2001 para Dreamcast

Chemy ·
GRÁFICOS
9
SONIDO
9.3
NOTA
9
DIVERSIÓN
9.5
JUGABILIDAD
8.5
Versión Dreamcast.

Un Daytona como Dios manda

Cuando en el ECTS del pasado mes de Septiembre, (al cual si os acordáis Sega no asistió sino que montó su propio y particular show en el Empire Cinema de Leicester Square, al que tuvo la inmensa suerte de asistir el Final Boss Grandio), se presentó un corto pero intenso video en el que aparecía el célebre Daytona USA, debo reconocer que me llevé una de las alegrías mas grandes que me ha dado este mundillo en los últimos tiempos. Aunque en ese mismo momento la compañía del erizo azul no confirmó oficialmente nada, todos los seguidores de este genial arcade supimos, intuimos, adivinamos ipso-facto que Dreamcast iba a albergar entre sus potentes circuitos esta obra maestra de AM2. Y es que nada mejor que la gran consola blanca de Sega –que ya había demostrado con creces que podía con toda coin-op que le echaran encima, léase Soul Calibur, Ferrari 355, Virtua Tennis o The House of the Dead 2 por citar solo algunos sobresalientes ejemplos- para redimir a la compañía nipona de tiempos pasados, versiones anteriores y ofrecer lo que todo seguidor incondicional de este gran racing-game soñaba desde hace años...un Daytona USA “doméstico” como Dios manda.

Un poco de historia de un clásico

Pero antes de entrar a describir la versión DC, aparecida con la coletilla 2001, creo que merece la pena que hagamos un poco de historia remontándonos hasta los orígenes de la saga, es decir Daytona USA coin-op. Tras la salida al mercado del ya mítico Virtua Racing a finales de 1992 (el primer juego de Sega que usó gráficos poligonales) corriendo bajo Model 1, y tras desarrollarse sólo 3 juegos mas para esta placa arcade: Virtua Fighter (1993), Star Wars Arcade (1994) y el curioso Wing War (1994), Sega decidió que ya había llegado la hora de jubilarla –siempre he pensado que el Model 1 fue como una especie de placa experimental- para dar paso al legendario Model 2, una inconmensurable pieza de hardware que ponía en pantalla 300.000 pol/seg usando la, por aquella época, espectacular técnica del Texture Mapping que dejaba muy atrás a nivel visual los 180.000 polígonos con “simple” Flat Shading que era capaz de manejar el mencionado Model 1. Así vio la luz en el mes de Abril de 1994 Daytona USA, título que inmediatamente arrasó en los salones recreativos del mundo entero y que sería el encargado de acaudillar y abrir el camino junto a su clásico antagonista obra de la Nakamura, Ridge Racer, toda una nueva legión de juegos de conducción 3D que revolucionarían el panorama coin-op. Señoras y señores... habíamos entrado en la era 32 bits.

Malas conversiones a otros sistemas

A partir de aquí, la historia de cómo se intentó con mas o menos éxito convertir Daytona USA a sistemas domésticos (Saturn y Pc) es de sobra conocida por todos y no vale la pena entrar en demasiados detalles, aunque sí me gustaría aprovechar la ocasión para comentar las injustas acusaciones que recayeron en su día sobre Saturn cuando todo el mundo tomó como referencia para medir las posibilidades de PSX y de la 32 bits de Sega las conversiones de Ridge Racer y Daytona respectivamente. Partiendo de la base que ni el mismísimo Ridge Racer de PSX era calcado a la recreativa (la resolución se vio disminuida a la mitad al igual que el frame-rate y la calidad de las texturas), cualquiera que estuviera un poco al día en cuanto a placas arcade sabía de sobra que el System 22 NO llegaba a la capacidad del Model 2 ni por asomo y por consiguiente, la conversión a Saturn de Daytona era mucho, mucho más difícil técnicamente que la de Ridge Racer; lo cual, todo hay que decirlo, tampoco es excusa para que Sega nos colara la pésima versión de Daytona que sacó con prisas y a las carreras a principios de 1995. Además de que obviamente, le pese a quien le pese, Saturn... no era un Model 2.

Conjunción de equipos

Ahora, 7 años después, gracias a la mágica conjunción de Amusement Vision (ex-AM4), Wave Master y Genki, los míticos temas Rolling Start, Let’s Go Away o Blue Blue Skies volverán a retumbar en nuestros televisores como acompañamiento musical de lujo a los vertiginosos tramos y circuitos que recorreremos a los mandos de nuestro querido Hornet número 41 en Daytona USA 2001. Una genial conversión que vale su peso en oro para todos aquellos “Daytona Freaks” (Hirasawa dixit) que nos dejamos decenas-cientos de monedas (a 200 pts salía la partida) en la fastuosa dedicated machine que deslumbró con su majestuosa presencia -y aún lo sigue haciendo- muchos salones de la geografía española. A todo esto, tal vez muchos lo primero que se preguntarán es: ¿Porqué no se ha convertido el más reciente Daytona USA 2: Battle of the Edge? Pues aunque no se sabe a ciencia cierta puede haber varias razones siendo la principal que Daytona USA 2 corre sobre Model 3 Step 2, con lo cual la conversión a DC (o sea Naomi) hubiera planteado toda una serie de dificultades técnicas e inconvenientes, eso sin contar con el hecho de que la secuela de Daytona no ha contado, ni de lejos, con el éxito ni carisma de su predecesor.

Muchos extras para esta nueva versión

Centrándonos ya en esta versión Dreamcast, ¿qué vamos a encontrarnos en este Daytona de 128 bits? Al igual que ya sucedió con las versiones que vieron la luz en la denostada Saturn, Sega se ha encargado de dotar este GD con toda una serie de opciones y extras que superan ampliamente el típico modo Arcade de la recreativa en la que únicamente había tres circuitos correspondiente a tres niveles de dificultad: Easy, Normal y Hard, lo cual sería un bagaje muy pobre en un juego doméstico para los tiempos que corren. Así, Daytona USA 2001 cuenta con un total de 8 circuítos: los 3 primeros se corresponden con los que incluía la clásica recreativa (Three Seven Speedway, Dinosaur Canyon y Sea-Side Street Galaxy), 2 más del notable Daytona CCE de Saturn (Desert City y National Park Speedway) y como guinda final, 3 circuitos diseñados expresamente para esta versión (Circuit Pixie, Rin Rin Rink y Mermaid Lake). Si a todo esto le añadimos que pueden ser recorridos en modo normal, invertido, en modo espejo y en modo espejo invertido tenemos un total de 32 tramos para nuestro deleite y pasión por la velocidad. Como modos de juego tenemos Single Race en el que desde un primer momento tendremos a nuestra disposición abiertos todos los circuitos además de toda una serie de opciones como ajustar nuestro bólido –color, elección de neumáticos, transmisión automática o manual-, el número de vueltas -¡hasta 40!- y el número de coches –también hasta un máximo de 40- en pantalla. Un completísimo y duradero modo Championship, sin duda el modo en el que mas horas gastaremos basado en un sistema de puntos y rankings, el ya clásico Time Attack para batir todos los record habidos y por haber, y por último una siempre agradecida opción VS Battle a pantalla partida.

Sn modo online

Todos estos modos aseguran horas y horas de Daytona USA para rato (os lo aseguro) pero es que aún había un modo más. El MODO (así con mayúsculas) que para desgracia de los usuarios del viejo continente, Sega decidió (¿porqué?) suprimirlo en la versión Pal. Me estoy refiriendo al Net Battle, sin duda el que podría haber sido sin duda alguna la opción mas alucinante, adictiva y espectacular incluida en cualquier juego de coches visto hasta la fecha: un modo online para disputar carreras con otros 7 jugadores mas. Una auténtica pena que demuestra una vez mas que los usuarios europeos son-somos los últimos monos... casi siempre.

Gráficos soberbios

Pasando ya a los aspectos técnicos, el apartado gráfico es sencillamente soberbio. Esta claro que no llega al nivel de perfeccionismo ni de detalle de Ferrari 355 o esa bestia llamada Metrópolis Street Racer, en eso estamos de acuerdo...pero es que Daytona USA es Daytona USA. Así de claro. Todos sus bellos e imaginarios circuitos, los relucientes y coloristas vehículos, su vertiginosa sensación de velocidad y su inconfundible estilo arcade le dan un toque especial, un toque único al que sólo han conseguido llegar muy pocos racing-games. Tanto los tres circuitos del Daytona original como los dos del CE han sido rediseñados para Dreamcast con algún que otro detalle gráfico mejorado, aunque eso sí, el mítico Sonic esculpido en la roca de Three Seven Speedway sigue ahí, impasible, viéndonos pasar a toda pastilla. Pero aún hay mas. No importa el número de vehículos –10, 20 o 40- que haya en pantalla, el frame-rate nunca bajará de 60 fps. Todo ello sin el menor asomo de popping o defecto gráfico. Y si bien es cierto que los vehículos no están formados por demasiados polígonos, poseen unos reflejos y transparencias en los cristales (adiós al espectacular pero exagerado reflejo del cielo de la coin-op) muy convincentes. Las texturas que recubren los circuitos son alucinantes, con un gran nivel de detalle conformando unos paisajes con montañas, valles, cascadas, edificios así como unos embriagadores cielos simplemente de ensueño.

Sonido magistral

¿Y en cuanto a la música y los FX? ¿Qué podemos decir? Temas como los mencionados Rolling Start o Let’s Go Away son auténticos clásicos del mundillo -que están al mismo nivel que Magical Sound Shower, Splash Wave del mítico Out Run o el tema inicial de Ridge Racer- que nos acompañarán a lo largo de nuestras emocionantes partidas junto a nuevos y cañeros temas (con mención especial para el tema de Mermaid Lake). La mayoría de ellos poseen un marcado carácter rock pero muy melódicos que se nos volverán a grabar en nuestro cerebro con la misma intensidad que lo hicieron a mediados de los 90. Los FX siguen siendo igual de contundentes y realistas configurando un apartado sonoro magistral.

Jugabilidad, a configurar tocan

Ahora toca hablar del apartado más polémico del juego: la jugabilidad. Evidentemente conseguir un control calcado al de la recreativa, que constaba de volante con force-feedback, pedales y caja de cambios era una cosa totalmente imposible. Lo que nadie esperaba es haber dotado esta versión doméstica con un control tan, tan sensitivo que hace que el mínimo roce del stick analógico sea detectado por nuestro vehículo volviéndose bastante incontrolable y conviertan las carreras en un devenir de un lado a otro de la calzada. Afortunadamente, existe una opción de ajuste en la cual podremos calibrar la sensibilidad del pad. Sólo tendremos que ir probando en algún circuito escogido al azar hasta conseguir una sensibilidad y “feeling” cercana al de la coin-op. Servidor ha jugado unas “cuantas” horitas tanto con el control pad como con el volante de DC (Race Controller) y os puedo asegurar que con paciencia y práctica se pueden conseguir los legendarios power slides y en definitiva, el control Made in Daytona casi al 100%.

Justamente ahí es donde reside la clave de esta conversión. En cuanto se le coge el tranquillo al manejo del vehículo se descubre verdaderamente la enorme capacidad de diversión y adicción que atesora este juego. No se puede describir con palabras, hay que jugarlo, es...Daytona USA: ROLLING STAAAAART!!!! (tenía que decirlo).

Una grandísima conversión

En definitiva, a modo de conclusión, podemos afirmar que Daytona USA 2001 es con diferencia la mejor versión del ya clásico racing-game de AM2 aparecida hasta la fecha, con un apartado técnico netamente superior con respecto al “Daytona Model 2” y que constituye un auténtico sueño hecho realidad (ahora ya podemos descansar en paz) para todos los seguidores incondicionales que hemos tenido que esperar 7 largos años para ver una versión a la altura de la recreativa. Seguramente, muchos que no jugaron y disfrutaron de las sensaciones de la coin-op no entenderán este juego y lo verán muy inferior frente a los juegos de coches estándar que dominan por completo el panorama actual, esto es, Gran Turismo y MSR con sus cientos de coches, circuitos y su gran realismo pero es que comparar un título como MSR con Daytona USA es una cosa realmente absurda. Cada uno tiene su lugar. Uno tira mas por la simulación y por el realismo mientras que el otro es un arcade de pura cepa. Simplemente es una cuestión de gustos. Que cada cual elija el que mas le gusta, porque, afortunadamente, eso es una de las mejores bazas de la consola de la espiral azul, que cuenta con juegos de conducción realmente soberbios y variados.

Últimos análisis

Análisis
2017-10-20 09:45:00
Gran Turismo potencia su vertiente online con una propuesta interesante pero que descuida el contenido y las opciones para un jugador.
Análisis
2017-10-19 09:31:00
La nueva entrega de una saga que gestiona muy bien el Mal con un juego lleno de humor en una buena mezcla de gestión subterránea y estrategia.
Análisis
2017-10-18 15:00:00
Fire Emblem da el salto a la acción masiva de Omega Force con un juego divertidísimo, largo y con un sorprendente toque táctico que respeta la esencia de la saga principal.
Análisis
2017-10-17 14:02:00
La lucha libre más completa y salvaje regresa con una edición muy notable.
Análisis
2017-10-17 09:40:00
Una serie de extraños asesinatos asolan Japón. ¿Podrás resolver el misterio?
Análisis
2017-10-16 18:51:00
Un juego de rol de la vieja escuela y gran libertad envuelto en un motor gráfico antiguo y en una interfaz muy poco atractiva.
Flecha subir