Vandal
Dreamcast
FICHA TÉCNICA
Desarrollo: Psikyo
Producción: Capcom
Distribución: N / D
Precio: 8990
Jugadores: 2
Formato: 1 CD
COMUNIDAD

PUNTÚA
Cannon Spike para Dreamcast

#111 en el ranking de Dreamcast.
#4195 en el ranking global.
ANÁLISIS
Avances
Análisis

Análisis de Cannon Spike para Dreamcast

Chemy ·
GRÁFICOS
9
SONIDO
7.5
NOTA
8.6
DIVERSIÓN
8.5
JUGABILIDAD
9
Versión Dreamcast.

Un genero en decadencia

Lo primero que se me vino a la mente tras echar mi primera partida a Cannon Spike fueron tiempos pasados, tiempos en los que el género Arcade vivió sus más gloriosos años con máquinas (entre otras) como Super Nintendo, Amiga, Neo Geo o las propias coin-ops, es decir, sistemas que han tenido el honor de albergar algunos de los más míticos arcades que hoy día formarían parte fundamental de un hipotético museo lúdico en el que estuvieran expuestos los mejores videojuegos de la historia. Juegos como Contra 3 (aka Super Probotector), Turrican 2, Green Beret, Strider, Ghouls & Ghost, Mercs, Toki, y ya algo más recientemente Metal Slug...por citar sólo unos pocos. ¿Y porqué digo esto? Pues por la sencilla razón de que hoy en día, en los albores del siglo 21, el género arcade (incluyo a shoot’em-ups y plataformas) por una razón u otra -que evidentemente no es plan de ponerse a analizar ahora- está en franca decadencia, aunque si cabe resaltar que esta decadencia ha ido, “curiosamente” pareja a la de las 2D; y eso por no hablar del tema SNK o de la sorprendente decisión de Capcom de ir retirándose poco a poco del mercado de las recreativas para centrarse en sistemas domésticos. Todo un síntoma de “cómo está el patio”. Ante este oscuro panorama, la que parece ser (por desgracia) que será la última consola de Sega nos ha ido deleitando desde sus comienzos con toda larga lista de grandes arcades 3D y alguno que otro 2D tanto de la propia Sega como de Capcom y SNK que han hecho las delicias de los jugones arcaderos de toda la vida aunque también merecedor de algunas críticas del tipo: “es que DC tiene demasiados juegos de maquinitas y eso cansa” por parte de algunas criaturillas. Como siempre, opiniones para todos los gustos.

Directamente del arcade

Cannon Spike nació el pasado año al amparo de la potente y versátil placa NAOMI bajo el nombre de GunSpike, de la mano del grupo programador Psikyo (los de la GunBird o Zero Gunner entre otros). Esta coin-op podía definirse simple y llanamente como una mezcla entre la mítica saga Smash TV/Total Carnage y la saga Power Stone conformando un 3D Action Shooting Game en toda regla. De la gran saga de Williams-Midway toma parte de su planteamiento: pequeñas zonas repletas de múltiples enemigos a batir a base de disparos, y de los Power Stone la posibilidad de luchar cuerpo a cuerpo, recoger items y realizar ataques especiales entre otras cosas. En definitiva, un arcade de pura cepa. Desde el mismo instante en que GunSpike vio la luz en las salas arcades, se convirtió en candidato ideal para pasar a engrosar el ya prolífico catálogo de la flamante 128 bits de Sega, ya que: 1. corría bajo placa NAOMI y 2. había sido publicado por Capcom (uno de las más fieles Thirds, por no decir la que más, de nuestra consola blanca).

Pixel Perfect

Dicho y hecho, GunSpike DC salió a finales del pasado año en Japón (también publicado por Capcom) y ahora nos llega hasta nosotros la Pal Versión con el nombre de Cannon Spike (mismo nombre con que apareció en el mercado USA). La conversión a DC ha sido perfecta en este sentido. Encontraremos en nuestro televisor exactamente lo mismo que vimos en los salones recreativos. Y es que a esta versión DC no se le ha añadido absolutamente ningún extra ni opción nueva a excepción del Gallery Mode, constituyendo lo que se da en llamar un “Pixel Perfect”, que al fin y al cabo es con lo que siempre hemos soñado, con tener en nuestro salón una auténtica máquina recreativa...hmmm ¿o a estas alturas, con eso ya no basta?

Futuro apocalíptico

El argumento que da vida al juego no podía ser más clásico. En un futuro no demasiado lejano (año 20XX) una enorme crisis económica se cierne sobre todo el planeta (y eso que algunos aún sostienen que este ciclo económico de bonanza mundial que hemos tenido durante gran parte de los 90 durará siempre, je, je). Esto ha dado lugar a la aparición de hordas enteras de malignos robots-terroristas que están sembrando el pánico allá por donde van. Para intentar restablecer el orden mundial, la “World Union for Peace” ha creado un grupo de elite formado por los mejores soldados capaz de hacer frente a esta terrible amenaza. Estos soldados, aparte de ir equipados con un descomunal arsenal de armas de todo tipo, poseen los Motor Boots, una especie de patines a propulsión (al más puro Jet Set Radio) que les permiten deslizarse por el terreno de combate a las mil maravillas. Entre estos soldados de elite se encuentran viejos conocidos del mundillo que Capcom-Psikyo ha rescatado del baúl de los recuerdos. De este modo entre los personaje seleccionables estarán el incombustible Sir Arthur (saga Ghouls & Ghosts) que ha dejado portando una super-armadura dorada de gran capacidad destructiva, Cammy y Charlie (saga Street Fighter) y dos personajes nuevos, Shiba -que en vez de patines, va a bordo de una tabla de skateboard- y Simone. Aparte, también hay algunos personajes escondidos que podrán ser seleccionados más adelante como son el mítico robotejo azulado y mascota de la compañía, Megaman, y B.B. Hood (Darkstalkers). Cada uno posee sus propias características de rapidez, fuerza, ataques especiales, armamento, etc. Además como curiosidad, señalar que nos encontraremos con nuestro compatriota Vega en una de las fases iniciales, como Final Boss.

Arcade total

Y es que Cannon Spike no tiene más complicación que elegir a uno de los personajes e ir pasando fase tras fase, cargándonos a los múltiples enemigos que nos salen al paso y en último término aparecerá en escena un descomunal Final Boss (a veces serán varios) del que también tendremos que dar buena cuenta. Las zonas de combate destacan por estar limitadas (del mismo modo que ocurría en Power Stone) en cuanto a extensión y por la gran variedad que presentan. Visitaremos puentes derruidos, calles asoladas, fastasmagóricas plazas, nevados paisajes y un largo etcétera. Cada uno de ellos poblados por toda clase de robots. Los hay del tipo mecha, ninjas, droides soldados y hasta zombies. Y lo mismo es aplicable a los mastodónticos jefes de final de fase. Nuestro personaje cuenta dos tipos de ataque ataque cuerpo a cuerpo (dependiendo del personaje será de una forma u otra), disparo con un arma y dos tipos de ataques especiales, de los cuales, el que se realiza con el gatillo inferior L es el mas poderoso aunque limitado en número de veces que se puede realizar. Como os podéis imaginar, conforme vamos superando las fases, los enemigos son más poderosos tanto en número como en poder y lo mismo es aplicable a los Final Boss, muchos de los cuales sufrirán varias transformaciones distintas antes de sucumbir ante nosotros definitivamente.

Buenos gráficos

Pasando a los aspectos técnicos, los gráficos del juego presentan un inconfundible estilo arcade. Tanto escenarios como personajes presentan esa espectacularidad y brillo típico de las coin-ops. Esa genial apariencia que se fija en nuestras retinas ipso-facto, y que sólo podemos contemplar cuando estamos delante de una majestuosa y potente máquina recreativa la veremos también representada a la perfección en nuestra consola de la espiral azul. Los escenarios poseen una altísima resolución, están muy bien ambientados, repletos de detalles y con unas texturas simplemente soberbias. Los efectos de iluminación, explosiones y demás también brillan (nunca mejor dicho) a un gran nivel. Además, todo se mueve con gran fluidez y sin atisbo de ralentización, pese a la gran cantidad de elementos que hay a veces en pantalla. Los personajes están excelentemente modelados y se mueven a las mil maravillas. Y es que, aunque el grupo desarrollador encargado del juego ha sido Psikyo, se nota a la legua el toque Made in Capcom que luce Cannon Spike. Un servidor (seguro que como la mayoría de vosotros), después de tragarse a lo largo de los años decenas, cientos de juegos de la legendaria Capsule Computers, reconoce enseguida cuando uno está delante de un juego de Capcom. No es por unas características concretas y palpables...es una sensación.

Sonido decente

El apartado sonoro tal vez sea lo más flojito del conjunto. No es que sea malo, pero tampoco es espectacular ni mucho menos. Los FX cumplen a la perfección con todo tipo de explosiones, disparos de lasers, ametralladoras, cohetes. Y las melodías, acompañan la acción. Para mi gusto normalitas, sin haber ninguna composición antológica, algo por cierto, también muy típico de los arcades de la compañía nipona Capcom.

Un gran juego

Y llegamos por fin al punto donde yo quería llegar: jugabilidad y por consiguiente diversión. Cannon Spike es un ARCADE (cosa que ya he repetido unas cuantas veces a lo largo del comentario) y por consiguiente, esto conlleva un tipo de jugabilidad que tal vez en estos momentos pueda parecer a muchos, ya “superada” por otros títulos de reciente aparición. Por ello, más de uno tacharía este juego de tener una jugabilidad limitada y un esquema de juego totalmente lineal, plano, carente de variaciones: cargarnos a todos los enemigos, machacar al Final Boss de esa fase y vuelta a empezar. Nada nuevo bajo el horizonte... si estuviésemos a mediados de los 90 pero resulta que estamos en el 2001, y entre tanta compleja y sofisticada aventura, simulador ultra-realista no viene mal echarse una partidilla a un arcade como Dios manda bien sea Cannon Spike, Gunbird 2 o GigaWing 2 por nombrar sólo algunos ejemplos recientes. Este es, desde mi modesto punto de vista, como hay que considerar y valorar a Cannon Spike; como un arcade con la única pretensión de entretener sin complicaciones durante una o dos semanas. No hay que darle más vueltas.

Por cierto, hablando de los personajes seleccionables de Cannon Spike, juraría que ese tal Shiba -el de la tabla de snowboard- es uno de los personajillos que protagonizaban la coin-op Three Wonders (concretamente los subjuegos Midnight Wanderers y Chariot). Aparte de parecerse mucho, posee el mismo fantasmilla morado que le acompaña durante todo el juego y que en Midnight Wanderers nos acompañaba al obtener power-ups. ¿Qué opinais? Se admiten sugerencias... ;).

Últimos análisis

Análisis
2017-10-21 11:45:00
Un sorprendente juego independiente que nos pone en la piel de un cazarrecompensas del espacio.
Análisis
2017-10-20 09:45:00
Gran Turismo potencia su vertiente online con una propuesta interesante pero que descuida el contenido y las opciones para un jugador.
Análisis
2017-10-19 09:31:00
La nueva entrega de una saga que gestiona muy bien el Mal con un juego lleno de humor en una buena mezcla de gestión subterránea y estrategia.
Análisis
2017-10-18 15:00:00
Fire Emblem da el salto a la acción masiva de Omega Force con un juego divertidísimo, largo y con un sorprendente toque táctico que respeta la esencia de la saga principal.
Análisis
2017-10-17 14:02:00
La lucha libre más completa y salvaje regresa con una edición muy notable.
Análisis
2017-10-17 09:40:00
Una serie de extraños asesinatos asolan Japón. ¿Podrás resolver el misterio?
Flecha subir