RSSYoutubeTuentiBúscanos en Google+
Noticias
Análisis de Steel Diver para Nintendo 3DS
Lanzamiento: · Género: Aventura
Ficha técnica
Desarrollo: Nintendo
Producción:
Distribución: Nintendo
Precio: 45,95 €
Textos: Español
Comunidad
Nota de los usuarios: Steel Diver para Nintendo 3DS 6.97
12 valoraciones

PEGI +7
Compra Steel Diver en FNAC

Análisis de Steel Diver para Nintendo 3DS

Domina el fondo del mar a bordo de un submarino.

Gráficos:
5 Jugabilidad:
6.5
Nota final: 6
Sonido:
6 Diversión:
5.5
Cada vez que Nintendo lanza una nueva licencia toda la industria presta mucha atención, ya que nunca sabemos si se tratará del éxito de los próximos años. Es por eso que Steel Diver, un juego que se presentó en sociedad allá el año 2003 como demostración del tipo de experiencia que se podía tener con una pantalla táctil, ha acaparado la atención de críticos y fans de la compañía. Ahora, 8 años después, nos llega a Nintendo 3DS. Muchos adorarán esta propuesta diferente, pero decepcionará a otros por la falta de elaboración y contenido. Descubre por qué Steel Diver está condenado a hundirse en el fondo de nuestras estanterías.



Una pizca de simulación y estrategia


Antes de nada, hay que entender que Steel Diver no es un simulador realista de submarinos, sino más bien un conjunto de experiencias basadas en este poderoso vehículo naval. Se compone de tres modos de juego: Submarino, Periscopio y Batalla Naval. En el primero nos sumergimos en el fondo del mar viendo nuestro sumergible desde una perspectiva lateral, por lo que limita su movimiento hacia arriba, abajo, izquierda y derecha de la pantalla. Esto hace que la experiencia de juego se restrinja a avanzar tratando de no chocarse con el fondo del mar o la parte inferior de grutas submarinas, y a su vez enfrentándose a las fuerzas del enemigo, ya sean cargas de profundidad, minas por impacto o proximidad, otros submarinos y torpedos, incluyendo algunas pocas sorpresas más que no os queremos desvelar.

En el segundo modo, Periscopio, el jugador toma el control de esta herramienta para ver donde se sitúan las naves enemigas en un ángulo de 360 grados, por lo que tendremos que buscar a los barcos y submarinos para luego tratar de identificar la distancia y calcular, teniendo en cuenta el movimiento del rival, la dirección a la que tenemos que disparar nuestros torpedos, teniendo presente también las maniobras evasivas requeridas para evitar los impactos del armamento de nuestros rivales.

Por último, el modo Batalla Naval, es un juego de estrategia por turnos para uno (contra la CPU) o dos jugadores donde tenemos como objetivo destruir algunas unidades de nuestro rival, y que se convierte en el modo multijugador del pack.

En el fondo del mar, hay que ser paciente y preciso


De los tres modos de juego nuestro favorito es el modo submarino, aunque como decíamos la experiencia dista mucho de ser un simulador para ser una mezcla entre plataformas y acción que trata de recrear la experiencia de estar al mando en este tipo de vehículo de guerra. Controlamos la velocidad de avance, la profundidad y la rotación vertical del sumergible mediante varias palanca analógicas en la pantalla táctil de nuestra 3DS, las cuales desplazaremos a lo largo de su recorrido para dar mayor o menor potencia a los motores y así desplazarnos rápida o lentamente por el fondo del mar, ya sea avanzando, retrocediendo, ascendiendo, descendiendo o rotando el ángulo vertical de nuestro navío. Eso sí, tenemos que tener mucho cuidado de no impactar contra elementos sólidos o fuego enemigo, ya que podemos sufrir una brecha en el casco y hasta que no la hayamos taponado (presionando sobre la parte de la pantalla táctil en donde se muestra) perderemos el control del submarino, siendo realmente peligroso.

Disponemos de tres modelos de submarino a elegir con características muy diferentes, desde más manejabilidad a más potencia, ya sea de motor o de ataque. Podemos jugar la campaña, que nos pone en ocho escenarios de guerra donde el objetivo suele ser llegar al final de la pantalla vivos o destruir un jefe o bien jugar en una contrarreloj en ocho circuitos diseñados para tal efecto. Ambos casos ponen a prueba al jugador, el cual tendrá que demostrar su pericia en el dominio de la física de juego.

Steel Diver

En la campaña, una historia nada destacable y muy genérica nos pone en situación de nuestros objetivos, que es la excusa para los circuitos por donde tenemos que desenvolvernos. Esquivar o destruir minas, naves y fuego enemigo supone un reto muy entretenido y según vamos dominando nuestro vehículo, más y más satisfactorio. El jugador además puede proponerse superarse en todas las pantallas, ya que siempre hay un reloj en pantalla que nos indica el tiempo transcurrido, o incluso enfrentarse a los fantasmas de los creadores del juego, los cuales si superamos obtendremos un premio, lo mismo que cuando en el modo campaña conseguimos destruir muchos barcos en las fases de bonus (basadas en el modo Periscopio que en breve explicaremos). Estos premios son útiles para mejorar nuestras naves en algunas de sus características y otorgan bastante rejugabilidad a este modo.

1 2 3 ÚltimaSiguiente

Síguenos
Links relacionados de Steel Diver
Steel Diver en Gamewise

Últimos análisis de juegos para Nintendo 3DS