PEGI +12
Nintendo 3DSCompra Crash City Mayhem eShop en FNAC
Lanzamiento: · Género: Acción
FICHA TÉCNICA
Desarrollo: Rocket Company
Producción:
Distribución: eShop
Precio: 19,99 €
Jugadores: 1
Formato: Descarga
Textos: Español
Voces: Inglés
Online: No
COMUNIDAD

PUNTÚA:
Crash City Mayhem eShop para Nintendo 3DS

Insuficientes votos para figurar en los rankings.
ANÁLISIS

Análisis de Crash City Mayhem eShop para Nintendo 3DS

Sancho Canela · 23/5/2013
Un arcade de carreras con buenas intenciones y poca chicha.
GRÁFICOS
-
SONIDO
-
TOTAL
5.7
DIVERSIÓN
-
JUGABILIDAD
-
Versión Nintendo 3DS.

Crash City Mayhem pertenece a la saga Runabout, tal es así que en Japón apareció hace algún tiempo bajo el nombre de Runabout 3D. Es un juego desarrollado por Majesco Games y que podemos englobar claramente dentro de los arcades de conducción. En Crash City jugamos con una especie de "transporter" que debe hacer encargos para una mafia, ya sea robar coches, espiar o llevar objetos de un sitio a otro. Dicho así hasta suena bien. Un arcade de conducción donde realizar misiones variadas tiene buena pinta, pero todo se diluye en esa buena pinta, porque luego nos vamos a dar de bruces con un juego soso y poco elaborado.

Crash City nos propone una serie de misiones a realizar que componen el modo campaña o historia. Las misiones tienen cierto toque diferenciador entre ellas, aunque salvo una que es de espionaje el resto son más o menos de llegar rápidamente de un punto a otro del mapa. Al principio hay unos pocos vehículos para elegir cuál llevar a la misión, empezamos por cuatro, pero poco a poco vamos desbloqueando algunos de lo más singular como un tanque. También desbloqueamos objetos para acoplar que van desde sirenas de policía hasta óxido nitroso o la posibilidad de disparar cohetes, modificaciones para el coche y un editor de color.

Los vehículos se controlan de forma decente en Crash City y la sensación de control, agarre y gravedad están bien diferencias unos de otros. No están tan lograda la sensación de velocidad aunque el efecto 3D ayuda mucho al control y a distinguir la distancia de los objetos. En la pantalla táctil podemos cambiar el tipo de vista y usar el objeto especial que tengamos equipado en el coche, autobús o lo que sea que llevemos, el resto de acciones las llevamos a cabo de forma tradicional. Contamos con dos vistas, una exterior y otra desde dentro del vehículo, nosotros preferimos la interior para poder controlar los derrapes.

Lo que sí chirría por todos lados son las colisiones entre los vehículos, le demos como le demos a otro vehículo siempre estallará en llamas y casi siempre saldrá despedido por los aires, tanto es así que podemos golpear con una scooter a un autobús y hacerlo salir disparado y envuelto en llamas. En realidad esto no deja de ser gracioso como casi todo en el juego que ni siquiera se toma en serio a sí mismo. Desde luego está todo hecho para que vayamos por los escenarios destruyendo todo a nuestro paso ya que cuanto más destruyamos más puntos nos dan por la misión. Nuestro vehículo también se va destruyendo pero es lo suficientemente duro como para aguantar de sobra muchos envites. Una cosa curiosa es que la policía como nos vea nos embestirá y nos disparará, pero son ellos los que saldrán volando con el coche en llamas como el resto de vehículos.

Aunque durante las misiones contamos con una flecha que nos guía hacia dónde ir, en todo momento la gracia del juego es conocerse el escenario para poder ir por atajos que a la larga serán imprescindibles para poder superar las misiones en los niveles más altos. Para los primeros niveles no nos hará falta tomar atajos pudiéndonos pasar que cuando no hagan falta hayamos aborrecido el juego y su cansina repetitividad. Más allá de las misiones sólo existe un modo libre alternativo a la misión que nos servirá para explorar los escenarios y encontrar los mencionados atajos.