PEGI +12
Nintendo 3DSCompra Code of Princess eShop en FNAC
Lanzamiento: · Género: Acción
FICHA TÉCNICA
Distribución: eShop
Precio: 29,99 €
Jugadores: 1-4
Formato: Descarga
Textos: Inglés
Voces: Inglés
Online: hasta 4 jugadores
COMUNIDAD

PUNTÚA:
Code of Princess eShop para Nintendo 3DS

Insuficientes votos para figurar en los rankings.
ANÁLISIS

Análisis de Code of Princess eShop para Nintendo 3DS

Únete a Solange en un intenso Beat’em Up con dosis de RPG y un claro sabor anime.
GRÁFICOS
7
SONIDO
7.5
TOTAL
7
DIVERSIÓN
8
JUGABILIDAD
6
Versión Nintendo 3DS.

En los últimos años no han sido muchos los embajadores del género de "Yo contra el barrio", suponemos que debido a los costes de desarrollo que implica crear todos los contenidos necesarios y lo difícil que es equilibrarlo para que sea divertido y duradero. Eso no impide a algunos valientes seguir intentándolo, como es el caso de la empresa japonesa Agatsuma Entertainment, la que produce y distribuye este juego en Japón y Europa, mientras que Atlus se encargó de lo propio en USA con una edición especial que pone los pelos de punta.

El objetivo de la producción era desarrollar con varios talentos venidos de Treasure un sucesor espiritual del clásico Guardian Heroes. Desde luego, el parecido es evidente, pero tiene diferencias notables en su jugabilidad, desgraciadamente para peor.

Un nuevo título descargable para Nintendo 3DS.
Compartir

Un reino invadido, una Princesa con una gran responsabilidad

En Code of Princess tomamos el papel de Solange, la princesa de un reino que será invadido por Distiny, una misteriosa mujer que promete ser la única capaz de parar la creciente aparición de monstruos. Antes de la llegada al castillo de Distiny, el Rey convoca a su hija Solange Blanchefleur deLux y le otorga la Espada Sagrada con la cual ella podrá restaurar el equilibrio. Sin que Solange sepa bien a que se refiere su padre, huye apresuradamente aunque queda atrapada en un derrumbamiento de parte del castillo. Afortunadamente, un ladrón (o quizás ladrona) que busca aprovechar el momento, la rescata y decide acompañarla. Ambos inician una aventura en la que tendrán que enfrentarse a caballeros que obedecen a la futura Reina, monstruos y alimañas de todo tipo, aunque no lo harán solos, ya que a lo largo de la aventura se irán encontrando con muchos otros personajes de igual importancia e interés.

La narrativa nos lleva a jugar pantalla tras pantalla, sin ningún tipo de opción a la hora de elegir cual puede ser la siguiente, por lo que si nos estancamos en una no nos quedará otra que volver a rejugar un capítulo anterior, o bien salir del modo campaña para jugar al modo Bonus Quest o Free Play para ganar experiencia y subir de nivel. Entre niveles disfrutaremos de una cinemáticas normalmente echas con el mismo motor de juego y diálogos completamente en inglés, con algunas ilustraciones de medio cuerpo realmente atractivas. De vez en cuando nos deleita con pequeñas películas de animación estilo anime que realmente resultan preciosas, como la cinemática de apertura del juego, acompañada con un tema original cantado en japonés realmente pegadizo (pero sin subtítulos, así que no tenemos ni idea de que habla).

Peleas sobre raíles ¡cuidado con no verte rodeado!

La jugabilidad de Code of Princess nos permite enfrentarnos con todo lo que se nos avecina por la izquierda o la derecha. No es posible pegar en profundidad, pero sí que podemos irnos líneas más allá. Y es que cada escenario está compuesto de un número variable de líneas de profundidad por las que nosotros y nuestros enemigos nos podemos mover libremente. Para pegar a un enemigo o que este nos lo haga, tendremos que estar en la misma. Dependiendo del personaje al que manejemos, tendremos ataques cuerpo a cuerpo o a distancia. Con Solange por ejemplo, tenemos un montón de golpes que nos permite encadenar largos combos, detener ataques enemigos o lanzarlos por los aires. El uso de los diferentes tipos de ataque varía según nuestra estrategia en la partida, ya que podemos buscar quitarnos de encima a los enemigos para ir a por otros objetivos más importantes o bien tenerlos cerca y asediarlos con golpes hasta matarlos.