X
FICHA TÉCNICA
Desarrollo: Ubisoft Paris
Producción: Ubisoft
Distribución: Ubisoft
Precio: 59,99 €
Jugadores: 1-4
Formato: Blu-ray
Textos: Español
Voces: Español
Online: Sí
ANÁLISIS

Análisis de Just Dance 2018 para Xbox One

Sara Borondo ·
Menús sencillos y jugabilidad simplificada marcan este año el camino hacia la fama, que ahora no olvida a los más pequeños.
Versión Xbox One. También disponible en PlayStation 4, Xbox 360, PlayStation 3, Nintendo Switch, Wii U y Wii.

Sacar durante ocho años una entrega anual de un videojuego es agotador, como bien saben los productores de algunas de las grandes sagas de la última década. Just Dance lleva saliendo desde 2009 y siempre logra ocupar puestos altos en las listas de ventas anuales. Aquel primer año el juego salió para Wii con cuatro pelucas para dejar claro su carácter fiestero y se alzó como el juego sorpresa de las navidades; tres millones de personas lo compraron y en España -pese a salir a la venta en noviembre- se convirtió en el quinto juego de Ubisoft más vendido aquel año.

Desde entonces no se ha apeado de la lista de los 20 más vendidos cada año y se ha mantenido fiel a Wii. Pocos juegos se permiten tal cantidad de versiones: por segundo año consecutivo el juego sale en las tres plataformas de sobremesa de Nintendo además de en PS4, PS3, Xbox One y Xbox 360. Además, llega con novedades bastante importantes que habrá que ver cómo acogen los aficionados.

Hay una buena cantidad dedesbloqueables que conseguirás con el sudor de tus bailes.

Interfaces sencillas y sencillez en los modos de juego

Just Dance siempre ha tenido como objetivo principal la diversión en las reuniones sociales, llegar y empezar a pasarlo bien con los amigos, cuantos más, mejor. Pero también ha tenido una vertiente más orientada a aprender pasos de baile y cierta sensación de progresión que, por ejemplo, el año pasado se plasmó en una especie de modo historia. La edición de 2017 llegaba a ser demasiado compleja con modos que tenían ligeras variaciones y opciones diseminadas por el menú sin estar conectadas entre sí.

Tras cada tema decides si inviertes los puntos de mojo en bolas con desbloqueables o si los guardas.

Este año Ubisoft Paris ha optado por todo lo contrario: interfaces lo más sencillas posible y limitación extrema en los modos de juego. Con esto ha conseguido que sea mucho más fácil manejarse por el juego y las mismas opciones sirvan para practicar como bailarín en tu casa o para pasar un rato con los amigos. Just Dance 2018 recoge algunas opciones acertadas del juego del año pasado y recompensa a quienes lo tuvieran ya que recupera el nivel de jugador que tuviéramos en la dancer card del año pasado y lo usa como punto de partida para el juego actual.

Entre esas opciones que se mantienen-y, en este caso, se potencian- están los puntos mojo. Cuando bailas una canción, subes de nivel o cumples alguno de los tres objetivos diarios consigues puntos mojo que después puedes introducir en una máquina dispensadora de bolas que contienen distintos desbloqueables: pegatinas de fondo, avatares, nuevas canciones, coreografías especiales… Inicialmente hay una buena cantidad de canciones para elegir, así que no molesta ir sacando bolas para conseguir más opciones y sí es un buen incentivo.

El modo Kids es un acierto en los temas y cómo se presentan

Respondiendo a ese interés de simplificar la navegación por el juego y que esté todo claro, en el menú principal sólo puedes acceder a la dance card y a los tres modos: Kids, Just Dance y World Dance Floor. El primero, la novedad más importante, está dedicado a los niños. Es verdad que en los juegos anteriores los niños podían bailar casi cualquier tema, pero no todos eran indicados para los más pequeños mientras que ahora los padres pueden tranquilamente dejarles jugar en este modo sabiendo que está todo pensado para niños de entre 3 y 6 años.

El tema de Vaiana no es tan popular como el Let it Go, pero gustará a los más pequeños.

Ubisoft se lo ha tomado tan en serio que han participado en el desarrollo una experta en coreografías infantiles y una artista conceptual para niños que han preparado bailes pensados para las capacidades psicomotoras de los críos más pequeños. Los escenarios presentan mundos llenos defantasía y con motivos infantiles, los avatares están relacionados con el tema de la canción, y las estrellas se consiguen más fácilmente para animar a los niños, con lo que los críos se sienten más motivados y entienden sin problemas cómo se juega. Este modo tiene ocho temas infantiles, que incluyen "How far I'll go" de la película de Disney "Vaiana", "Itsy Bitsy Teenie Weenie" de The Sunlight Shakers o la versión de "Footloose" de Top Culture.

En el modo Just Dance se aglomeran todas las opciones del juego: puedes elegir sólo temas latinos, coreografías fáciles y divertidas, establecer tu propia lista de temas, Dance Lab… En el juego de este año hay unas 45 canciones nuevas, entre ellas "24K Magic" de Bruno Mars, "Bubble Pop" de Hyuna o "John Wayne" de Lady Gaga. Y no faltan temas a los que el estudio les ha dado un toque de humor, como la versión de la obertura de "Carmen" de Bizet. Sí nos ha dado la sensación de que hay menos temas antiguos que otros años, y la mayoría son versiones, aunque el hecho de que incluya "Another One bites the Dust" de Queen compensa.

Coreografías alternativas para algunas canciones

De algunos de estos temas hay, como hemos dicho, varias coreografías. Por ejemplo, del omnipresente "Despacito" de Luis Fonsy & Daddy Yankee tiene la versión normal y otra extrema, e incluso hay alguna rareza como el baile alternativo de "Chantaje" de Shakira FT. Maluma en el metro con los bailarines sentados.

El móvil detecta sin problemas los movimientos de varios jugadores.

Este año también se incluye la opción de bailar para gastar calorías, pero se incluye dentro del modo Just Dance. Puedes activar el conteo de calorías cuando quieras e ir eligiendo temas, o usar una lista pensada para trabajar bien el corazón. Está bien integrado dentro del modo, y no se pierde claridad a la hora de moverse por el juego ni te sientes perdido en ningún momento

En World Dance Floor está el juego online, en el que primero competimos contra otros jugadores de forma simultánea para conseguir los mejores puestos en un torneo de ocho canciones y después todos juntos se enfrentan a un jefe final al que hay que derrotar, claro, consiguiendo estrellas con el baile. Es una fórmula sencilla y algo rara para un juego musical, pero lo cierto es que funciona bien y que ha estaba en la serie.

Para los niños hay otra puntuación y los 'Yay' o 'Ahh' sustituyen a las indicaciones de los adultos.

En PS4, que es la versión que hemos probado, hay tres formas de controlar Just Dance 2018: con el teléfono móvil (para hasta seis jugadores), con la cámara de la consola -que tiene los problemas habituales de detección con el dispositivo, no hemos mejorado en estos años- o con mandos Move (en estos dos últimos casos, para hasta cuatro jugadores). Hemos probado los tres y el más divertido y sencillo es el de los teléfonos móviles, aunque requiere descargarse la app Just Dance Controller, pero depués es muy cómodo moverse por el juego sin tener que usar el mando. Ubisoft acertó hace unos años cuando optó por usar los móviles para el juego, ya que todo el mundo lleva uno y es un sistema tan fiable como requiere una reunión social.

El multijugador online te permite saber en qué puesto estás durante la canción, pero no la puntuación de cadauno hasta el final del tema.

Fiel al estilo visual de la serie

Just Dance 2018 es fiel al estilo visual de la serie; con vídeos de bailarines reales a los que se aplican varios efectos y escenarios dibujados con motivos coloristas,más llamativo que bueno. En las canciones para niños están especialmente cuidados, con algunos elementos que parecen interactuar con los bailarines.

Entre los bailarines no podía faltar el famoso oso panda.

Los temas elegidos este año son variados y hay éxitos incuestionables que debían estar pero da la sensación de que el catálogo cojea un poco en temas clásicos y versiones originales, teniendo en cuenta que se trata de la serie de baile más exitosa de estos años. Además, al no tener casi modos de juego se apoya demasiado en Unlimited, el catálogo de todas las canciones que han salido en el juego los últimos años. Cierto es que al comprar el juego dispones de tres meses gratis, pero luego hay que pagar suscripción y tiene ya demasiado peso.

El año pasado Just Dance renovó su liderazgo entre los juegos musicales ocupando el puesto 14 en la lsita de los más vendidos en todas las plataformas, y lo hizo en Wii, una consola que tiene ya más de diez años y con la que nadie más cuenta. La serie está entrando en un periodo decisivo en el que hay que ver si la versión de Switch, con contenido especial, consigue tomar el relevo y mantiene a los bailarines de neón en las listas de más vendidos o si estamos llegando al final de una etapa.

Hemos realizado este análisis en su versión de PS4 con un código proporcionado por Ubisoft.

NOTA

7.5
Gráficos
Duración
Sonido
Un jugador
Jugabilidad
Multijugador

Puntos positivos

El nuevo modo Kids.
La interfaz es más fácil de manejar.

Puntos negativos

Confía demasiado en Unlimited.
Faltan versiones originales.

En resumen

La simplificación del menú incita a la diversión directa y el modo Kids es una gran idea, pero se echan en falta más modos.